Trabajar 4 días a la semana: ¿realidad o utopía? | RED/ACCIÓN

Trabajar 4 días a la semana: ¿realidad o utopía?

La pandemia impuso la homeoffice. Esto nos hace repensar las formas de trabajo y nos acerca a esquemas más flexibles.

¡Hola! Como te anticipé la semana pasada, en esta edición vamos a hablar de una tendencia que comienza a debatirse: trabajar solo cuatro días a la semana para ganar en productividad.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

La pandemia impuso la modalidad homeoffice para todas aquellas empresas para las que fuera prescindible el trabajo presencial. Esto nos hace repensar las formas de trabajo y nos acerca a esquemas más flexibles.

  • En 1926, el fabricante de autos Henry Ford propuso a sus empleados que descansaran sábado y domingo. Él suponía que el descanso durante el fin de semana los haría más productivos, reduciendo el ausentismo y mejorando la eficiencia.  En una nota de la BBC señalan que, para esa misma época, el economista John Keynes indicó que eventualmente la sociedad evolucionaría hacia una semana laboral de solo 15 horas, considerando la velocidad de los avances tecnológicos. Casi un siglo después, esa predicción aún está lejos de cumplirse. Si bien la mayoría trabaja 40 horas semanales, algunas empresas están probando como funciona reducir la carga horaria a 32 horas.
  • Con el objetivo de generar más valor en menos tiempo, desde el 1 de diciembre Unilever comenzó una prueba piloto en Nueva Zelanda para poner en práctica la semana laboral de cuatro días. “A partir de esta experiencia, se espera poder analizar los resultados y los aprendizajes a lo largo del camino para en un futuro aplicarlo a una escala más amplia”, señalan desde la compañía. En ese mercado, la empresa cuenta con 81 empleados. La iniciativa aplica a todo el equipo de Unilever Nueva Zelanda y no genera ninguna modificación sobre sus salarios. "Si descubrimos que todos estamos trabajando el mismo número de horas que antes, pero en cuatro días, entonces habremos perdido la oportunidad que se nos presenta con esta prueba”, dijo Nick Bangs, director de Unilever Nueva Zelanda.
  • Sobre esta tendencia, estuvimos conversando esta semana en Twitter y en Linkedin. En la red social profesional hice una encuesta, donde votaron más de 440 personas y más del 60% señaló que les parece una buena idea trabajar cuatro días a la semana.
  • Por Twitter llegaron algunas opiniones interesantes para compartir. @AlitaGaba comentó: “Hace cinco años que trabajo por mi cuenta. En 2018 empecé una actividad los viernes desde el mediodía. Esa actividad se canceló con el tiempo, pero no volví a habilitar la tarde del viernes para trabajar a menos que fuera algo muy importante”. Nathalia Restrepo dijo: “Soy más productiva por objetivos. Cuando empecé a trabajar así me di cuenta de la cantidad de tiempos muertos en la oficina”. Y Leticia Solano mencionó: “En una organización lo aplicamos hace años. Viernes en casa”.
  • Paulina Focaia, directora de consultoría en Recursos Humanos de Whalecom considera que desde el punto de vista de la organización, esta tendencia requeriría repensar o agilizar prácticas y procesos, acomodar estructuras, redefinir el alcance de algunos roles y responsabilidades, reorganizar equipos y renegociar convenios colectivos (si pensamos en trabajadores dentro de convenio), para asegurar que el negocio pueda seguir funcionando con los estándares definidos. Desde el enfoque de los colaboradores, Focaia señala que ellos verían la flexibilidad, autonomía y el tiempo libre como atributos valorados. Podría tener un impacto positivo, favoreciendo la atracción y el compromiso, y generando un diferencial en la propuesta de valor de la organización, lo cual a su vez fortalecería la marca empleadora. 
  • “No me lo imagino como algo general y/o transversal para toda una organización, ni como única modalidad. La implementación de esta tendencia implica gestionar complejidades, pero es posible. De hecho, varias empresas ya tienen el llamado "viernes corto" como parte de su propuesta de valor”, dice Focaia.

2

Tres preguntas a Alejandro Melamed, director de Humanize Consulting y experto en recursos humanos.

  • ¿Cuál consideras que puede ser el impacto de una semana laboral de cuatro días?
    El impacto sería positivo porque habría mas foco, mas concentración, más atención, menor pérdida de tiempo y más productividad. Me parece que puede ser una excelentísima iniciativa. En ciertos rubros, ciertas industrias, con cierto perfil de profesionales habría que empezar a probar y después expandirlo. De una sola vez, tratar de implementar en todo el mercado es más complejo, Hay que pensar en grande, probar en chiquito y expandir rápidamente.
  • ¿Se necesitarían nuevas legislaciones?
    Hay que cambiar el modelo mental. Es decir, trabajar en función de objetivos en lugar de trabajar por tiempo. Hay que dejar de calentar la silla para cumplir con la burocracia. La legislación debería acompañar el proceso para no actuar como freno a estas iniciativas de flexibilidad, cambio, innovación y agilidad.
  • ¿Qué tipo de rubros son más proclives a estos cambios?
    Sobre todo, los que tienen que ver con tecnología, diseño y economía de conocimiento. De todas formas, creo que en cualquier industria se podría empezar a probar.

3

Existen más de 1000 millones de mujeres que no tienen acceso a una cuenta bancaria ni a educación financiera. Según el Banco Mundial, solo el 51% de las mujeres tiene una cuenta en el banco, el 12% ahorra y el 20% dispone de crédito. Los datos se desprenden de esta nota de Laura Mafud en El Cronista.

  • Como respuesta a esta situación, Mujer Financiera, empresa líder en educación e inclusión financiera, presentó Felicity, la primer red social de finanzas exclusiva para mujeres.La plataforma cuenta con información sobre números, una comunidad propia y la herramienta PFM (manejo de finanzas personales), entre otras opciones para obtener información personalizada según el tipo de perfil de las usuarias.

4

Aguas Danone recibió la recertificación como Empresa B. Las empresas B, son aquellas organizaciones que se comprometen desde su modelo de negocio a resolver problemas a través de las mejores prácticas sociales y ambientales. En el caso particular de Aguas Danone, los auditores destacaron las mejoras de los programas de beneficios para los colaboradores, referidos a la cultura organizacional, la capacitación, la formación y el desarrollo personal, como como así también en la implementación de programas de salud, seguridad y medio ambiente de los entornos laborales.

5

Segundas oportunidades. El viernes 18 de diciembre fui a la inauguración de la Escuela de Gastronomía Creer en la Unidad Penitenciaria N°54, de Florencio Varela. Allí, también funcionará el primer restaurante íntegramente atendido por personas presas dentro de un penal. Los invito a conocer la iniciativa en esta nota.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

La seguimos el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters