Qué hacer con una persona en situación de calle | RED/ACCIÓN

Un aviso que salva vidas: levantemos nuestra mirada ante las personas en situación de calle

Llega el frío y hay quienes corren un serio riesgo.

Un aviso que salva vidas: levantemos nuestra mirada ante las personas en situación de calle

Intervención: Centa.

¡Hola! Los días de frío ya llegaron a gran parte del país. Y con ellos, la urgencia que tenemos como comunidad de no ser indiferentes ante quienes no poseen un hogar en el cual buscar refugio.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Centa.

Situación de calle. Es una expresión tan humana como abstracta. Fría y cálida a la vez. Una que se usa para hablar de personas que desgraciadamente no están en un hogar, refugiados del frío. Es un fenómeno global, que pareciera innato de grandes centros urbanos. En nuestro país el número oscila, en los últimos 30 a 40 años, entre 1.000 y 2.000 personas en una ciudad como Buenos Aires y entre 200 y 400 en urbes como Rosario o Córdoba. Es muy difícil y duro salir de casa y ver en la entrada de un hospital o en una estación a personas tratando de tener menos frío, de no dormir a la intemperie, de cuidar sus pertenencias.

El impacto más duro y violento en nuestra comunidad se produce cuando alguien fallece en la calle y muchas veces esto es por hipotermia. Una muerte de alguien en la calle, además de ser una tragedia como cualquier muerte, es una tragedia porque se produce con un millón de nosotros alrededor. En la esquina de una casa alguien muere de frío en la calle. Es como un test que nos toma la vida como comunidad, y nos va mal.

Hace unos 15 años se producían 65 muertes, en promedio, en todo el país por frío. En los últimos años fallecen entre 2 y 10. En 15 años se ha reducido muchísimo: es una relativamente buena noticia. Muchas personas, organizaciones, Estados están evitando esas muertes. El éxito final, claro, será que no haya nadie en la calle. Mientras, hay que evitar esa tragedia.

Estas muertes en la calle ocurren entre las 20 y las 21, y entre las 5 y las 7: cuando la temperatura baja a 4 o 5 grados, incluso un organismo sano puede fallecer a la intemperie. Y en las ciudades hay bajadas y súbitas de temperatura, de 5 a 10 grados, y ahí viene la tragedia.

¿Qué podemos hacer? Ante todo, no ser indiferentes, levantar la mirada. Si vemos a alguien que padece frío o está a la intemperie, podemos tener miedos y temores porque no sabemos quién es. Pero podemos avisar que alguien está en esa situación. Muchas ciudades tienen números para esto, como el 108 de CABA. Lo importante es avisar: si esa noche le dan un lugar improvisado, le salvan la vida.

Lo que sigue es lo que uno quiere: dejarle un chocolate, comida, un termo descartable con una bebida caliente. Uno puede hacer lo que le gustaría comer o tomar a uno y dejarlo ahí. Hay quienes se acercan, quizás no solos, y preguntan qué necesita, dónde está. Hay de todo para hacer. También hay refugios o paradores en casi todos lados.

Ha llegado el frío a muchos lugares del país. Hay que llamar cuando la temperatura baja y vemos gente en la calle. Ese llamado —ese no ser indiferente— puede salvar una vida más en este complicado otoño-invierno 2021.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

A propósito, también hay organizaciones de la sociedad civil que trabajan sistemáticamente para ayudar a las personas en situación de calle. Varias se juntan en la campaña Frío Cero, una iniciativa de la Red Solidaria, que este año lanzó su edición número 11.

Se trata de visitar a quienes se encuentra en la calle y entregarles alimentos y abrigos, previamente envasados y clasificados respectivamente (como medidas sanitarias).

Para colaborar o tener más información de la campaña, se puede consultar por WhatsApp al 11-4915-9470.

3

Intervención: Denise Belluzzo.

Como decíamos recién, muchas ciudades cuentan con servicios estatales para asistir a las personas en situación de calle. La ciudad de Buenos Aires, la más grande del país, tiene un programa que se activa marcando en el teléfono el número 108.

Se trata de una asistencia que involucra a diferentes profesionales: desde choferes a supervisores, pasando por trabajadores sociales.

Podés conocer más sobre cómo trabaja este equipo en una nota que publicamos la semana pasada.

Además, acá abajo dejamos otros números de distintos lugares del país para llamar en caso de que veas una persona en situación de calle 👇🏻

4

Tres preguntas a Matías Barberi, voluntario de Ayuda Urbana. [Por David Flier]. Ayuda Urbana es una de las organizaciones que forman parte de la Campaña Frío Cero, que brindan alimento y abrigo a personas en situación de calle de la Capital Federal. En su caso, van a la Plaza de Mayo miércoles y domingo.

—La actividad viene de hace varios años. ¿Qué cambió al hacerla en plena pandemia?
—Antes quizás estábamos más tiempo hablando. Ahora, en general, se sientan más lejos a comer, no se puede hablar tanto. Y para nosotros no es algo menor, sino que es superimportante hablar. La comida es reimportante, claro, pero hay gente en la calle que en todo el día no habló con nadie, todo el mundo le pasó al lado y nadie lo registró. Eso te tira abajo. Nosotros queremos charlar con ellos, saber cómo se sienten y alentarlos espiritualmente también. La necesidad de las personas siempre es de hablar, de alguien que escuche.

—¿En algún momento de la pandemia cambiaron la dinámica?
—En momentos muy duros en lugar de convocar en la plaza íbamos en auto con los voluntarios a recorrer zonas cercanas a la plaza y dejarles comida. Ahí podíamos hablar un poquito. La gente nos decía que ya casi no pasaba nadie por ahí y eso les dificultaba pedir ayuda, que era algo que los preocupaba.

—¿Qué aprendiste en los años que llevás como voluntario?
—Aprendí a no juzgar más a nadie. Aprendí que nadie que esté ahí quiso estar ahí: adicción, abuso, violencia. Siempre algo hay que lo empujó a estar ahí. Nadie dice hoy me quiero ir a bañar a la calle. Todos quisieran dormir en otro lugar.

  • Si querés colaborar con Ayuda Urbana contactalos vía Instagram en @ayudaurbana.ba.

5

Para ir cerrando, una iniciativa superinteresante. Solemos hablar de la riqueza de experiencias y conocimientos que podemos encontrar en las historias de personas mayores.

Estas personas muchas veces son desoídas. Pero, en ocasiones, sus historias son difundidas. Este último es el caso de “VOCES MAYORES, Registro Federal de Historias y Saberes +60”. Esta iniciativa de la Fundación Navarro Viola y El Club de la Porota, convoca a personas de más de 60 años a contar "anécdotas, historias, memorias o lo que quieran".

¿Querés compartir alguna historia o conocés a una persona mayor que pueda enriquecernos con sus vivencias? Acá podés saber más de qué se trata.

6

Acordate que siempre estamos abiertos a consejos, opiniones o ideas para construir juntos OXÍGENO. Escribinos a [email protected] para colabora con tu mirada.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés?  El nuevo sitio busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters