Una guía para tu sistema inmunológico | RED/ACCIÓN

Una guía para tu sistema inmunológico

El trabajo del sistema inmunológico es mantenernos sanos en medio de el entorno complejo y desafiante en el que vivimos.

Ilustración: Super Freak/The New York Times

Vivimos en un mar de organismos. Bacterias, virus, parásitos y otras formas de vida grandes y pequeñas pavimentan nuestro entorno, cubren nuestra piel, comparten nuestro intestino. La mayoría de ellos no nos hacen daño. El trabajo del sistema inmunológico es mantenernos sanos en medio de este entorno complejo y desafiante.

Es un error común pensar que el sistema inmunológico entra en guerra con todo organismo extraño. Eso conduciría a tierra quemada, a un invierno nuclear. En cambio, el trabajo del sistema inmunológico es hacer un balance, monitorear, evaluar y juzgar amenazas potenciales. Idealmente, el sistema inmunológico encontraría una existencia cooperativa con los muchos microbios con los que compartimos nuestros cuerpos y el planeta. Pero si un invasor es considerado una amenaza, el sistema inmunológico tiene un trabajo muy específico: destruir la amenaza haciendo el menor daño colateral posible. Esta respuesta del sistema inmunológico se llama "inflamación".

La inflamación puede ser un asunto violento, causando un derramamiento de células y moléculas venenosas y letales destinadas a eliminar un patógeno del cuerpo. El punto de infección puede parecerse a la escena de un accidente automovilístico. Los actores en el sistema inmunológico se apresuran a evaluar el problema, atacarlo, limpiar el área y reconstruir tejido nuevo.

Para uno, la inflamación puede sentirse como una congestión nasal, dolor de garganta, dolor de barriga, fiebre, fatiga o dolor de cabeza. Sí, los síntomas de una respuesta inmune se sienten mal, pero se debe sufrir un poco para mantener saludable el resto de su cuerpo a largo plazo. La clave es evitar que tu sistema inmunológico tenga un bajo rendimiento o se salga de control. El sistema inmunológico, a menudo visto como un defensor despiadado, busca un estado estable, no un estado policial.

Yo comparo el sistema inmunológico con una combinación ferozmente delicada entre un policía y una bailarina de ballet. De hecho, muchas moléculas en este complejo sistema están diseñadas para enviar una señal de que debe retirarse, pausar un ataque y renunciar. Sin estas moléculas, el estado de inflamación que ayuda a destruir las amenazas podría desperdiciar su cuerpo.

“Necesitas inflamación para protegerte de los invasores. Necesitas policías”, dice el Dr. Charles Dinarello, quien descubrió la molécula que causa la fiebre. "Pero si la policía es demasiado astuta, puede causar daños a personas inocentes".

En el día a día, honrar el equilibrio bien afinado del sistema inmunológico es esencial para sentirse saludable y vivir bien.

© 2019 The New York Times

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

En primera persona

Foto: Rodrigo Mendoza. Intervención: Pablo Domrose

Claudia Boeri: “Trabajar en equipo permite tener mayor impacto”

La presidenta de la Región Sur de SAP cree que al talento hay que sumarle la práctica, y es una defensora acérrima de la visualización de los escenarios y las jugadas futuras para aprovechar las oportunidades.

Urbanizar barrios es ser parte del mundo

Más allá de las consideraciones éticas personales - algunos ven en los proyectos de urbanización un supuesto premio a “usurpadores” -, las soluciones propuestas para estos espacios en Argentina se inscriben en un largo proceso evolutivo de la manera de concebirlos. Lo que está fuera de discusión es que el proceso tiene que ser política de Estado.