100 ediciones de PLANETA con una Argentina en llamas | RED/ACCIÓN

100 ediciones de PLANETA con una Argentina en llamas

Respondemos a las inquietudes de lectores sobre los incendios que afectan a varias provincias. Además, un repaso por la historia de esta newsletter y dos recomendaciones de documentales.

Bienvenido a la edición especial número 100 de esta newsletter y a la sexta que, en poco más de un año, dedicamos a la problemática de incendios. En este caso, con la mirada puesta en territorio argentino.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Foto: Daniel Cáceres

"Dragón de fuego". Fue el título que recorrió las redes sobre esta fotografía de una vegetación quemándose, tomada por el fotoperiodista cordobés Daniel Cáceres el 23 de septiembre en Las Jarillas, Córdoba. "Veníamos de una seguidilla de incendios a lo largo de la autopista y daba miedo por el calor que generaban las llamas. Había un intenso viento cambiante con ráfagas que provocaban que las llamas subieran muy alto y el viento mismo las trasladaba hacia el otro lado de la ruta", recuerda.

"Al entrar al auto, veo la imagen y me sorprende de tal manera que en ese mismo momento la subimos a redes con el título 'dragón de fuego' para simplificar en una imagen el desastre que estaba ocurriendo en todas las sierras cordobesas".

Las imágenes como la de Cáceres impactaron a los lectores que compartieron sus inquietudes. Aquí intento dar respuestas a la mayoría.

  • ¿Cómo está la situación? Ayer eran cinco las provincias con focos activos de incendio (Córdoba, San Luis, Tucumán, Salta, La Rioja) según el reporte del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF). En las islas del Delta del Paraná el fuego estaba extinguido.
  • ¿Por qué o para qué se incendia? El interrogante más repetido. Tomo tres casos con la voz de personas desde el lugar para responderlo.

    Córdoba. "La situación es desoladora. Están los bomberos contra el fuego. En Córdoba todos los años se dan incendios en la época seca, la mayoría por intervención humana: el del avance inmobiliario es el que más hectáreas toma. Se largaron a encender y se descontroló muy rápido con la sequía. Otros intencionales se inician en basurales a cielo abierto, senderos de circuitos de motocicletas y quema de podas en predios mineros. Cuando son incendios naturales (como un rayo de tormenta) es otro el daño", relata Luciana Peirone, bióloga investigadora en ecología desde Colonia Caroya, Córdoba.

    Islas del Delta del Paraná (Santa Fe - Entre Ríos). "En los primeros meses del año había focos chicos y se excusaba que eran por fogatas mal apagadas o colillas que se tiraban. Desde fines de abril, la situación se intensificó y era claro que eran producidos por los propios propietarios de los campos. No diría ganaderos porque no todos los ganaderos hacen estas cosas. Diría que la intención de los que queman, grandes terratenientes, fue limpiar la biomasa seca para extender la superficie donde hacer ganadería. Los focos eran siempre en los mismos lugares", explica el naturalista César Massi desde Bigand, Santa Fe.

    Jujuy. "Los incendios hoy están controlados. En el caso de la Quebrada, fueron porque, como sus propiedades dan al margen del Río Grande, quemaron cortaderales y arbustos para avanzar con zona de cultivo sobre la costanera del río. Hemos denunciado esta situación. Hubo incendios también en pastizales fuera de la cuenca, donde productores prendieron fuego y no se dieron cuenta de que la invasión del viento hizo que quemara pastizales de otros productores", cuenta Félix Pérez, secretario de Coordinación de Agencia de Desarrollo del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción del gobierno de Jujuy.
  • ¿Cuánto depende de las condiciones climáticas? "Sin las condiciones climáticas favorables, es impensado que haya una magnitud de incendios como los que estamos viendo", explica la científica climática Inés Camilloni, haciendo referencia a la prolongada sequía que atraviesan las provincias.

    Camilloni participó de un informe de proyecciones climáticas de 2018, donde se estimaba que, por el cambio climático, en las regiones centro, litoral y pampa húmeda las sequías serían cada vez más frecuentes y prolongadas.

    "No se puede despegar totalmente del proceso de cambio climático porque las proyecciones muestran que son zonas vulnerables a que ocurran incendios". Para ella, la situación más notoria es el noreste: "Es la región argentina donde más aumentó la variabilidad: pasan de exceso de lluvia -generando inundaciones- a déficit y ello puede ocurrir de un año a otro".

2

Córdoba | Foto: Daniel Cáceres

Más interrogantes. Y, también, más específicos sobre esta problemática.

  • ¿El 95% de los incendios son intencionales? El 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, según el SNMF. Esas intervenciones humanas abarcan desde preparación de áreas de pastoreo con fuego hasta dejar fogatas o colillas de cigarrillo mal apagadas.
  • ¿Quiénes pagan por el desastre? "Hay intereses inmobiliarios y prácticas productivas que tienen que modificarse. Las quemas están relacionadas con actividades económicas de privados que externalizan los costos ambientales y que depredan nuestros bienes naturales. Además, impactan en pérdidas materiales y hasta de vidas humanas. Estos beneficios que capitalizan unos pocos generan costos para toda la sociedad, que debe asumir la reconstrucción de las infraestructuras, los bienes y debe lamentar las vidas que se pierden por los incendios", responde Rodrigo Rodriguez Tornquist, secretario de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación del ministerio nacional de Ambiente.
  • ¿Se contabilizarán las emisiones de CO2 que se liberan tras los incendios? "No se ha realizado estimación de emisiones de CO2 liberadas ya que aún continúan algunos focos activos. Se está trabajando en el diseño de metodologías para poder contar con esta información de manera ágil", explica el secretario y agrega: "Los incendios están íntimamente relacionados a los desmontes, que alteran el ciclo hidrológico y disminuyen las precipitaciones. Estas situaciones son signos de agotamiento de un modelo de desarrollo que merece ser repensado".
  • ¿Nombres de empresarios o grupos detrás de los incendios? Lo obvio sería que si se conocen los nombres exactos de los responsables detrás de incendios intencionales, la Justicia tome cartas en el asunto. Pero la realidad a veces no coincide con lo obvio. Comparto dos artículos: uno en A24 con algunos propietarios investigados por la situación en el Delta y otro en El Cohete a la Luna que visibiliza los intereses de ciertos sectores en contra de una Ley de Humedales.
  • ¿Por qué los grandes medios no cubren los incendios? Como periodista, me atrevería a decir que no hay ausencia total de cobertura, sino limitada a la espectacularidad o el drama y lo que escasea son las explicaciones de las causas detrás.

    Con ello coincide la colega Laura Rocha, presidenta de Periodistas por el Planeta: "Ocurre algo parecido a lo que sucede con la crisis climática: aunque se pueden ver diariamente coberturas sobre el alcance de las llamas o incluso los reportes diarios, no es frecuente que se aborde el tema con la complejidad y urgencia que amerita. Se abordan de manera independiente y no como un tema urgente y preocupante".

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

¿Qué pasa con las leyes ante los incendios? Varias preguntas giraron en torno a la ya sancionada ley de bosques, y al reciente proyecto presentado por un grupo de senadores que busca modificar la actual Ley de Manejo del Fuego a fin de prohibir a 30 y 60 años cambios en el uso de las superficies afectadas por incendios. Es decir, evitar la especulación financiera/inmobiliaria para quemar y usar las tierras luego para nuevos proyectos. Pero, ¿no contamos con ninguna ley para lograr el mismo objetivo?

  • Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), reconoce la importancia de nuevas iniciativas, pero advierte: "Ya existen normas y mecanismos previstos en la normativa vigente, como es el caso de la Ley 26.815 de Manejo del Fuego que obliga a abordar la recomposición y reparación del daño producido en los territorios, o el de la Ley 26.331 de protección de bosques nativos, instrumentos que llevan tiempo sin aplicarse".
  • Frente a herramientas que ya tenemos, pero que no se implementan como corresponde, es clave profundizar en los niveles de responsabilidad. Al respecto, Nápoli agrega: "No es lo mismo estar entre quienes encienden fuegos con la intención de ganar terreno para actividades productivas, que quienes no lo hacen e igualmente sufren las consecuencias sobre los propios campos. Para hacer la distinción que corresponde es necesario contar con delitos penales que tipifiquen claramente estas conductas y que, además, incluyan la figura de delitos a los bienes ambientales".
  • Rodriguez Tornquist cuenta que desde el ministerio nacional apoyan el reciente proyecto de prohibición de quema, pero enfatizan que "la justicia tiene que dejar de mirar para otro lado y condenar a los culpables". Además, advierte: "Esta sequía histórica no será la última. La evidencia científica sobre el cambio climático nos muestra que estas situaciones se sucederán con mayor frecuencia e intensidad y por ello estamos trabajando articuladamente en el marco del Gabinete Nacional de Cambio Climático".

4

¡100 ediciones de PLANETA! Que iniciaron bajo el nombre de SER SUSTENTABLES con el propósito de concientizar y promover a la acción, y que naturalmente crecieron a PLANETA siguiendo el mismo objetivo, pero con el cambio climático como protagonista. No me alcanzaría este apartado ni una edición entera para ser un resumen, pero aquí va un intento.

  • Un planetario de temas. Plásticos, políticas ambientales, incendios, residuos, alimentación, energía, género, naturaleza, ciudades, incendios... Fueron múltiples los temas interconectados que profundizamos en estas 100 ediciones con la crisis climática y ecológica como eje transversal. Ello siempre tuvo dos perspectivas: de lo global a lo local y a la inversa; y con la propuesta de acción, individual y colectiva, ante cada problemática.
  • Un planetario de voces. Dimos voz a activistas, referentes y representantes. Analizamos reportes científicos y acuerdos. Cubrimos las negociaciones climáticas de la COP24 en Polonia y de la COP25 en España. Cubrimos la transición energética en Berlín y la semana climática en Nueva York. Cubrimos el G20 en suelo argentino y adaptamos toda la cobertura global en tiempos de pandemia.
  • Tres ediciones que tuvieron un significado especial para mí. La de los incendios en Australia porque requirió un montón de análisis previo para responder a dudas de lectores (como esta edición de hoy). La del análisis de cierre de la COP25 porque fue mi última cobertura en exterior prepandemia y porque ¡¿sabes lo difícil que es sintetizar dos semanas de negociaciones climáticas?! Y la de la revolución llamada Greta cuando la activista cruzó el océano, porque es una joven que impulsó una movilización que definió el 2019 y porque, también, en esa edición me despedí de Queen.
  • PLANETA la escribo yo, pero es un nosotros. Estas 100 ediciones han contado con la maravillosa edición de Chani Guyot, Stella Bin, Joaquín Sánchez Mariño y actualmente Javier Sinay, que me esperaron en los cierres, que respetaron mis cambios de horarios desde otros países, y que me acompañaron cuando la vida personal era incluso más compleja que la que aquí a veces me toca relatar. Ese nosotros te incluye a vos, del otro lado, leyendo, preguntando, participando, pero sobre todo queriendo hacer algo para cuidar al planeta.

5

Fotos 1, 2 y 3: David Attenborough: una vida en nuestro planeta. Gentileza Netflix | Fotos 4, 5 y 6: Coronavirus: alerta ambiental. Gentileza National Geographic

En agenda: dos documentales que invitan a la reflexión. El primero lo anticipé el miércoles pasado: David Attenborough: una vida en nuestro planeta. No es un documental biográfico sobre el naturalista y divulgador británico de 94 años, sino que muestra cómo hemos modificado el planeta a lo largo de la vida de apenas una persona que habita en él. Lo más destacado: es un llamado a la acción concreta. ¡Vale la pena verlo! Está disponible en Netflix.

  • Coronavirus: alerta ambiental. Es el nombre del segundo documental que recomiendo. En él, científicos, activistas y conservacionistas (como la querida Jane Goodall) analizan la actual pandemia y su conexión con la salud ambiental y animal. Es otro llamado a la acción para que esta crisis que estamos atravesando sea una lección aprendida y no un error a repetir. Se estrenará en National Geographic el próximo domingo 11 a las 22.

6

Ser sustentables: y ¿cómo ayudar ante los incendios? Son varias las personas que recopilaron información sobre cómo ayudar a través de donaciones monetarias o de materiales necesarios, para bomberos, vecinos u organizaciones. En Insostenible.net la iniciativa Artículo 41 comenzó a visibilizar algunas e invita a sumar otras. En tiempos de fake news, recomiendo antes llamar y consultar para asegurarte que la donación llegue a destino.

Hay dos cosas que me gustaría decir en el cierre de esta edición número 100 tan especial. En primer lugar, GRACIAS por estar del otro lado leyendo, acompañando, participando e involucrándote con estas temáticas. En segundo lugar, PLANETA es posible porque hay un medio digital detrás que comprende que el cambio climático es LA historia que tenemos que contar.

Por eso, además de recibir esta newsletter, podés sumarte como miembro Co-Responsable o invitar a otro a hacerlo, y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no sólo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. 

¡Por 100 ediciones más!
Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

EN PROFUNDIDAD