A cinco años del Acuerdo de París en cambio climático: avances y desafíos | RED/ACCIÓN

A cinco años del Acuerdo de París en cambio climático: avances y desafíos

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Llegar al Acuerdo de París parecía casi imposible, en estos cinco años vimos avances, pero no los suficientes.

A cinco años del Acuerdo de París en cambio climático: avances y desafíos

Una edición especial en vísperas del quinto aniversario de un acuerdo cuyo consenso fue histórico, pero cuya implementación será la que verdaderamente definirá si haremos historia ante el principal desafío de este siglo.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Denise Belluzzo

¿Estás recibiendo Planeta más tarde? ¿La esperabas ayer a las 5 de la tarde? ¿Luego a las 6? ¿A las 7? ¿Llegó finalmente hoy? Bueno, ¡bienvenidos a una conferencia climática! Donde las negociaciones se extienden, los intereses se ponen en juego, las tazas de (feo) café aumentan, el cansancio se torna insoportable y el evento central -el famoso plenario- cambia de horario permanentemente en los días finales cuando la cosa se pone más áspera.

Esto fue lo que vivimos hace 5 años en la capital francesa. Y recordarlo, debo ya anticiparte, me genera una emoción que intentaré expresar con las siguientes palabras para que comprendamos juntos por qué el Acuerdo de París fue histórico y por qué hoy su aniversario debe ser la oportunidad de acelerar su correcta y ambiciosa implementación.

  • Lo que nadie podía creer, lo que todos deseaban alcanzar. El fantasma de Copenhague fue una sombra en cada cumbre climática después de su realización en 2009, pero principalmente en París en 2015. ¿Podía repetirse el fracaso de no llegar a un acuerdo global para hacer frente al cambio climático?

    En su primera conferencia de prensa como secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas en Cambio Climático (CMNUCC), Christiana Figueres recibió una pregunta: ¿creería que alguna vez sería posible un acuerdo global? Su respuesta fue contundente: "No en mi vida". En su más reciente libro, The Future We Choose, recuerda aquella anécdota y explica que para llegar al Acuerdo de París fue necesario modificar esa postura. "Mi mayor desafío fue hacer que todos crean que un acuerdo era posible", expresa.

    El sábado 12 de diciembre de 2015 yo me encontraba en la COP21 (Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático) escribiendo en una sala de prensa arrebatada de colegas de distintos países. Mientras, mi mirada se centraba en los televisores, en aquello que ocurría en el plenario. Cuando el presidente de la COP21 Laurent Fabious dijo que no había ninguna oposición y movió el martillo verde, hubo aplausos, abrazos, gritos, sonrisas en la sala. Hubo consenso. Los países llegaron a consenso sobre un acuerdo global para hacer frente al cambio climático.

    Yo me quedé con una imagen: la de una colega mucho más grande en edad que yo que seguramente venía cubriendo varias conferencias, llorando mientras escribía su artículo, llorando de alegría.

    Hace 5 años el Acuerdo de París fue eso. Hace 5 años el Acuerdo de París fue posible.

2

¿Por qué el Acuerdo de París fue histórico? Son varios los argumentos que responden a esta pregunta.

Fue un acuerdo global. A diferencia del Protocolo de Kioto en el que sólo los países industrializados deben reducir sus emisiones con metas específicas, el Acuerdo de París fue consensuado tanto por países desarrollados como en desarrollo, tanto por los más emisores históricamente como por los que hoy resultan más perjudicados.

Establece objetivos de límite de calentamiento. Los países consensuaron que impulsarían políticas nacionales para limitar el aumento de la temperatura de la superficie de la Tierra por debajo de los 2°C, con esfuerzos a 1,5°C. Este segundo objetivo, luego sugerido y demostrado por la ciencia como el escenario menos dramático, fue un logro en la conferencia por parte de los países insulares -dramáticamente afectados por el aumento del nivel del mar y la intensidad de eventos climáticos-.

Mitigación y adaptación. En los años anteriores al acuerdo, los objetivos estuvieron más centrados en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), es decir, en la mitigación. Con el Acuerdo, se incluye dar impulso a la adaptación a los efectos del cambio climático que ya estamos sufriendo.

Es un acuerdo jurídicamente vinculante. Aunque, como la propia CMNUCC describe, es un "híbrido". El acuerdo en general lo es, pero algunas de sus partes contenido no lo son, y lo pueden ser a nivel nacional en los Estados.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

Foto: UN Climate Change

5 años después del Acuerdo de París: ¿se avanzó algo? Lejos de lo que se pueda creer, la respuesta es positiva. Como muchos dijeron al celebrar en 2015: "Bueno, ahora ¡a trabajar!". Técnicamente, se avanzó en su reglamentación, es decir, en cómo implementar todas esas bellas palabras del acuerdo, a excepción del artículo 6 sobre mecanismos de mercado y no mercado (necesitaría toda una edición de Planeta para explicarles por qué hay tanto conflicto detrás de este artículo que se espera reglamentar en la COP26).

El avance actual que se esperaba este 2020 en la pre-pandemia era que los países cumplieran con la segunda ronda de presentación de sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDCs), es decir, de sus planes de acción climática que vayan en línea con el objetivo general de calentamiento. Esta nueva presentación debe ser mejor que la anterior. En el evento oficial que se celebrará este sábado 12, organizado por Reino Unido, Francia y Naciones Unidas, se aguarda que haya algunos anuncios al respecto.

  • "El Acuerdo de París ha creado un marco nuevo de cooperación: todos los países tienen que hacer algo. Y hoy se ve lo positivo de esto con China siendo más ambicioso que lo que hubiéramos pensado. El acuerdo ha cambiado el discurso general sobre cambio climático, está más en la agenda, en las campañas políticas", reconoce Anna Pérez Català, investigadora climática en España, participante de las conferencias desde el 2014.
  • Sandra Guzmán, coordinadora del Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC), coincide con Pérez Català: "Sí creo que hay un antes y un después del Acuerdo. Todas las partes son signatarias y todas ellas se comprometen a su cumplimiento. Además, estableció una meta cuantificable (los 2°C) y cómo todas las partes deben alcanzarla". Guzmán destaca el aporte del Acuerdo en llevar a la mesa la necesidad de modificar los flujos de financiamiento es pos de la acción climática.
  • "El Acuerdo de París dio un impulso a la transición energética. Hoy la energía solar es la manera de producir energía más económica en el mundo. De la mano del acuerdo, vino toda una información científica cada vez más accesible que contribuyó a esta nueva generación de jóvenes que se moviliza", explica Enrique Maurtua Konstantinidis, asesor senior sobre cambio climático de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) que ha participado ya en 13 conferencias climáticas (siempre digo que es una de las personas con más COPs de experiencia).

4

Foto: UN Climate Change

5 años del Acuerdo de París: ¿cómo seguimos? En pocas palabras, con acción real, no discursiva; con acción ambiciosa; con acción urgente. Y esto tiene un por qué. El reporte Emissions Gap del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) publicado hoy nos da el panorama actual: el mundo se dirige a un aumento de temperatura superior a 3°C este siglo. Es decir, estamos yendo al doble del objetivo del Acuerdo de París de 1,5°C.

  • "Desde que se firmó el Acuerdo de París las emisiones de GEIs continúan aumentando exponencialmente, lo que hace cada vez más difícil llegar al límite de 1,5°C. Si además sumamos que las NDCs de la mayoría de los países no van en línea a lo que se demanda desde la comunidad científica, organizaciones y toda una generación joven que ve su futuro en peligro", opina Bruno Giambelluca, Climate Campaigner de Greenpeace Argentina. "Necesitamos que se invierta, de forma urgente, en energías limpias, como la eólica y solar, y abandonar los combustibles fósiles, así como también frenar la destrucción de los bosques nativos de nuestro país".
  • "Los desafíos siguen siendo los mismos: la velocidad con la que ocurren las cosas. Hay varias industrias muy a la defensiva poniendo más trabas para que, sobre todo, la transición energética no sea más rápida. Pero me gusta pensar que ya se ven acorralados y sino veamos que toda la industria automotriz ya se está despidiendo del combustible fósil", opina Maurtua Konstantinidis. "En la medida en que no estén disponibles los fondos financieros de los países desarrollados a los países en desarrollo, no vamos a poder traccionar".
  • "El desafío más grande que tenemos es que las NDCs presentadas al momento no son suficientes para alcanzar el escenario de 2°C, incluso nos llevan a un escenario cerca de 3°C o 4°C", aporta Guzmán. "El otro desafío grande es aceptar que lo que estamos viviendo con la pandemia es un estado casi común que vamos a estar observando los próximos años. Si bien los gobiernos son los que están sentados en la mesa de negociación, la solución no está sólo en sus manos. La atención a la acción climática tiene que darse desde una transformación del sector privado y financiero, de mayor participación de otros actores".
  • "Como cada año, nos sigue faltando ambición en la acción climática. Hoy lo que está marcando la aguja es que no se trata sólo de reducir emisiones sino también de hacerlo con un objetivo claro a largo plazo: la neutralidad en carbono a 2050", agrega Pérez Català. "Si tenemos que estar en 0 para 2050, ¿qué tenemos que hacer antes para alcanzar ese objetivo?".

5

En agenda: celebrando el 5to aniversario. Como anticipaba, la Cumbre de Ambición Climática 2020 (Climate Ambition Summit 2020) será el evento oficial internacional donde se esperan anuncios de compromisos climáticos de algunos países. Se realizará este sábado 12 de forma online desde las 11 (hora argentina) y se podrá seguir en vivo aquí.

  • Eventos locales. "Ambición Climática. Mantener vivo el espíritu de París" es el nombre del evento nacional organizado por la Embajada de Francia en Argentina que buscará visibilizar la importancia de mantener la ambición de la acción climática con la participación de distintos actores. Para ir agendando: se celebrará de forma online el jueves 17 de diciembre de 10 a 12 hs. El próximo miércoles te cuento más detalles.

    Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente organiza el Festival 1.5, con foco en las soluciones ante el cambio climático en América Latina y el Caribe. Se llevará a cabo hoy, jueves 10, de 12 a 13.30 (hora argentina). Lo podés seguir en vivo aquí.

    Spoiler: estaré moderando en ambos eventos locales 🙂

6

Ser sustentables: e involucrarse en la acción climática. No es la primera vez que lo digo en la newsletter y más que atribuirlo a acciones cotidianas, hoy me gustaría enfocar en otra cosa: acérquense a la ciencia climática, den una mirada a los reportes, vean sus publicaciones en redes.

Es la base de todo lo que tenemos que hacer y exigir hacer a nuestros representantes. Es lo que sigue impulsado a los jóvenes a hacer sentir su voz.

Aprovecho para agradecerte por ser parte de PLANETA. Al leer, participar y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de (re)construir un planeta mejor. Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro Co-Responsable y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no sólo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. 

Hoy no me despido con una foto sino con un video que creo sí fue la "foto" final que todos recordamos en la memoria de aquel 12 de diciembre. Lo veo aún hoy y se me pone la piel de gallina. La veo a Christiana que finalmente sí en su vida vio y logró que un acuerdo global fuera posible... Y a todas esas delegaciones que buscaron el fin común por sobre los intereses particulares.

Llegar al Acuerdo de París parecía casi imposible, en estos cinco años vimos avances, pero no los suficientes. Sólo si implementamos el Acuerdo con acción, ambición y urgencia, podremos hacer historia.

Hasta el próximo miércoles, en horario habitual 🙂

Tais