Buscar hasta encontrar: la noticia que esperanza a cientos de familias | RED/ACCIÓN

Buscar hasta encontrar: la noticia que esperanza a cientos de familias

Una noticia que llena de esperanza y 3 preguntas a la directora de FADETEA.

¡Hola! Quisiera reflexionar sobre lo que significa para quienes buscan a personas perdidas que una joven haya sido encontrada luego de 10 años.


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Denise Belluzzo.

Es posible que esta historia sea única por mucho tiempo: meses, años. Una chiquita de 14 años se “pierde” en la provincia de Mendoza. Empieza una búsqueda por todo el país. Había algunas pistas, pasan los días, semanas, meses años y no se la encuentra. Hasta que aparece una década después. Debe ser de las mejores noticias de los últimos tiempos.

La noticia es tan desconcertante y maravillosa que nadie sabe bien cómo reaccionar. No sabemos bien qué decir. No cabe la palabra milagro, pero cabe: es un milagro.

Después vienen las conjeturas, debates sobre lo que le pasó. Pero nosotros —desde Red Solidaria, acompañando a Missing Children— hemos buscado en los últimos 26 años posiblemente a más de 5.000 personas y nunca luego de 10 años encontramos una menor de edad.

Hoy se buscan en nuestro país a 67 menores de edad y 420 personas adultas. Y esta noticia de la que hablamos es esperanzadora para centenares de familias: puede que alguien, luego de 10 años, esté bien. Hay muchas cosas para analizar sobre esta historia, sus entornos, su vida. Pero importan tan poco… Que esto sea un canto a la esperanza, real, verdadera. Que muchas familias sepan que, luego de buscar y buscar, es posible que la persona perdida vuelva a casa. Y se la pueda volver a abrazar.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Hay más historias esperanzadoras para comenzar el año. Una de ellas es la de Gustavo y Mailén, padre e hija. Gustavo sufría, como tantos argentinos, los efectos de la crisis económica que generó la pandemia. Iba de changa en changa, pero la plata no le alcanzaba.

Comenzó a cortar pasto, pero le costaba conseguir clientes. Pese a eso, se convirtió en un ejemplo: siempre estuvo dispuesto a ayudar a quienes estaban peor que él. “Por más pobre que uno sea, siempre se puede dar algo, como una palabra de aliento, un abrazo o una cortada de pasto, como fue en mi caso”, dijo al recordar el trabajo que hizo sin cobrar a un adulto mayor.

La recompensa llegó de la mano de su hija.

“Escuché hablar a mi papá y a mi mamá y decían que tenían que juntar 500 pesos para comprarle una desmalezadora a nafta que vendía un vecino y se me ocurrió hacer un dibujo para promocionar el trabajo de mi papá, como se hace con esos panfletos que se reparten en la calle”, contó Mailén en una nota de Infobae. El dibujo de Mailén, publicado por su padre en redes, se volvió viral: Gustavo recibió contactos de todo el país. Hoy está “desbordado de trabajo”. Su corazón también está desbordado del amor de su hija.

Gustavo y su familia viven en Gregorio Laferrere. Si estás por la zona, podés encargarle un corte de pasto 😉.

3

Tres preguntas Marisol Amaya [Por David Flier]. Es directora de la fundación FADETEA, de Córdoba, que asesora legalmente y ayuda a familiares de personas con trastorno del espectro autista. La organización hoy trabaja en distintos proyectos de ley que buscan inclusión. Uno de ellos —presentado en el Concejo Deliberante de la provincia— apunta a que se haga más inclusiva la comunicación mediante la colocación de pictogramas en espacios públicos o privados de interés sociocultural, cajeros, escuelas, bibliotecas y comercios, entre otros. Marisol también es mamá de Francisco, diagnosticado con un trastorno del espectro autista.

—¿Qué aprendiste a partir de tu experiencia con Francisco y la de otros papás y mamás de chicos y chicas con autismo?
—De la experiencia con Fran aprendimos que la desinformación llena de miedos absurdos y estos nos paralizan. Por ello nos enfocamos en capacitarnos y llenarnos de gente muy profesional. Fue todo un despertar cuando descubrimos todas las alternativas que existen y los logros que Francisco comenzó a tener. De las familias que cuidamos aprendimos a ser muy pacientes, porque en su mayoría los padres y madres están con esos miedos arraigados o, aun peor, son mal aconsejados. También nos asombró que muchos papás y mamás no tuvieran un compromiso real para con las exigencias que conlleva un niño o niña con autismo. Es algo doloroso, pero luchamos para generar ese cambio de conciencia.

—¿Por qué se hace tan difícil incluir?
—Para la sociedad la palabra “inclusión” es relativamente nueva, por lo tanto, aún cuesta trabajo dar a entender su verdadero significado. Para muchos incluir es aceptar y la aceptación es buena, pero no alcanza: yo puedo aceptarte como persona, pero no significa que deba compartir. Esto es muy significativo si uno se detiene a pensarlo, ya que por lo general la inclusión no solo existe en las minorías con capacidades diferentes, la oportunidad para incluir existe en el día a día y en cada esquina: desde un niño pidiendo en la calle hasta un adulto muy mayor formando fila en los bancos por horas.

—¿Hay algo que te de esperanza en este contexto?
—Nos esperanzan los niños y niñas. Que tienen más sabiduría de lo que nos permitimos aceptar. Veo más igualdad e inclusión entre la niñez que en adultos dedicados a empresas inclusivas. Los chicos bien concientizados y con una base educacional firme son el futuro que todos deseamos.

4

Foto: Lola Gomez / The Dallas Morning News.

La Linda Tutt High School es una secundaria ubicada en Sanger, una pequeña localidad de Texas. Muchas de las familias que asisten a esa escuela son de bajos recursos y, como en todo el mundo, la pandemia aumenta sus problemas.

Conscientes de esta situación, en la escuela abrieron un pequeño supermercado. Pero uno muy particular: ahí no se compra con dinero, sino con buenas acciones.

¿Cómo es eso? Las familias de la escuela pueden comprar sus alimentos y algunos artículos de limpieza mediante cupones, los cuales obtienen al realizar tareas como recolección y reciclaje de residuos. Una forma de ayudar a quienes lo necesitan y también de dar un mensaje a los jóvenes: el de la importancia de hacer cosas por los demás.

5

Foto: Mirá Futuro.

En situaciones difíciles, trabajar en conjunto ayuda a encontrar oportunidades. Lo saben muy bien en el paraje rural San Juan, al norte de la provincia de Santa Fe. Allí viven 10 familias que unieron sus saberes para generarse empleo.

Ellas formaron la cooperativa Atemporal y se dedican a confeccionar lentes de sol hechos en forma artesanal y de madera. La cooperativa también lanzó la campaña “Mirá Futuro”, en busca de apoyo financiero para la primera tanda: quienes quieran participar, podrán pagar con descuento y cuotas sin interés.

Y, sobre todo, podrán dar una mano en la creación de 10 puestos de trabajo. Para personas que quieren poner en valor el saber tradicional de la región y de las escuelas técnicas rurales de la zona.

6

No te olvides que en enero, en RED/ACCIÓN promovemos la gratitud para quienes nos cuidan.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés?  El nuevo sitio busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters