Leyes ambientales: cómo votó cada partido político

Elecciones legislativas: ¿cómo votaron los partidos políticos las principales leyes ambientales?

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Te contamos qué postura tuvieron los principales bloques en la cámara de Diputados y de Senadores cuando se aprobaron la Ley de Bosques, Ley de Glaciares, Ley de Cambio Climático y Ley de Educación Ambiental.

Elecciones legislativas: ¿cómo votaron los partidos políticos las principales leyes ambientales?

2021 es un año de elecciones para la Argentina. Más precisamente, los ciudadanos y ciudadanas deben elegir legisladores que los representen en el Congreso. Por eso, es interesante hacer un recorrido sobre cómo los distintos espacios políticos votaron cuatro de las principales leyes ambientales vigentes al momento.

Conforme a los datos disponibles por el Congreso, así votó cada espacio político en cada una de las normativa que buscan aportar al cuidado del ambiente:

  • Ley de Bosques. Sancionada en noviembre de 2007 tras un intenso debate, esta normativa establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de los bosques nativos, y de los servicios ambientales que éstos brindan a la sociedad. En el Senado, hubo votación en particular por artículos y, como se realizaron modificaciones, pasó a Diputados. 53 senadores estuvieron presentes y 19 ausentes. De los presentes, hubo negativa de dos legisladores de la Unión Cívica Radical al artículo sobre el fondo nacional y seis abstenciones al artículo 2 del capítulo 1 sobre la definición de bosques.

    En Diputados, hubo 136 legisladores presentes, de los cuales 132 votaron afirmativamente y tres -del Frente para la Victoria- se abstuvieron. De los 121 diputados ausentes en la votación, predominaron el 39% correspondiente al Frente para la Victoria y el 29% correspondiente a la Unión Cívica Radical.

    La ley de Bosques es un fiel reflejo de que con la sanción de una normativa no basta, sino que se debe garantizar su plena implementación. Conforme el análisis de la Fundación Vida Silvestre, desde su implementación en 2009, la Ley de Bosques nunca pudo contar con su presupuesto completo, y recibió mucho menos del 10% del presupuesto que les correspondería en todo ese período. Y ello ocurrió sin importar el partido político de turno en el gobierno. Desde el actual ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible han expresado la necesidad de modificar la ley, algo que la sociedad civil mira con ojos críticos.
  • Ley de Glaciares. En septiembre de 2010 se sancionó la ley que establece los presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial con el objeto de preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano y para otras actividades. De los 212 diputados presentes, 115 votaron afirmativamente, 95 dieron voto negativo y hubo una abstención -del Peronismo Federal-. De los 95 votos negativos, 64 correspondieron a legisladores del Frente para la Victoria, 7 para Propuesta Republicana, 3 para la Unión Cívica Radical, entre otros particulares.

    En el Senado, el proyecto recibió 33 votos afirmativos, 35 negativos, 1 abstención y 3 ausencias. Sí, hubo más votos negativos que afirmativos que, analizando su mayoría, 13 de ellos fueron de legisladores de la Unión Cívica Radical y 8 del Frente para la Victoria.
  • Ley de Cambio ClimáticoEn diciembre de 2019 se sancionó la ley que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para garantizar acciones, instrumentos y estrategias adecuadas de adaptación y mitigación al cambio climático en el territorio argentino. Ello se produjo después de una fuerte presión de la sociedad civil, especialmente del naciente movimiento climático juvenil.

    En el Senado, el proyecto no recibió negativas, pero sí contó en su votación con 84 ausencias. En Diputados, la votación no tuvo respuesta negativa, sí 8 abstenciones (3 del Frente para la Victoria, 2 de la Coalición Cívica, 1 del PRO, 1 de la Unión Cívica Radical y 1 de Federal Unidos por una Nueva Argentina). Hubo 84 diputados ausentes.
  • Ley de Educación Ambiental IntegralY aún más cerca, este año se sancionó la ley que busca consolidar la educación ambiental en el ámbito formal, no formal e informal. Mientras espera su reglamentación, veamos si algún legislador argentino votó negativamente a que haya educación ambiental en el país. Bueno sí, en Diputados hubo siete votos negativos: seis del PRO y uno de la Unión Cívica Radical. En el Senado, la ley se aprobó por unanimidad.

Las leyes que se esperan (y necesitan)

Veamos cuáles son las leyes que más están en la opinión pública -o en el reclamo de la sociedad civil- y en la urgencia de un avance en el Congreso.

  • Ley de humedales. Una de las normativas sobre la que venimos conversando reiteradamente desde hace, mínimo, un año. La ley buscaría inventariar la cantidad y condición de los humedales en territorio argentino para, a partir de ello, determinar las condiciones de actividades productivas y protección conforme cada caso. Al momento, un proyecto de ley fue aprobado en la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados, pero viene totalmente suspendido en su avance hacia las otras comisiones antes de llegar al recinto. La presión de ciertos grupos productivos se hace sentir. Si no se vota en la cámara baja antes de fin de año, perdería estado parlamentario
Foto: Rubén Quintana / Fundación Humedales
  • Ley de envases. Una normativa que buscaría dar un marco a la gestión de envases cuando termina su vida útil para que tenga una posibilidad de reutilización y/o correcta disposición. Hay distintos proyectos presentados, pero aún no se han trabajado en comisiones.
  • Ley de delito ambiental. Buscaría establecer una modificación en el Código Penal para que se incluya la figura de delito ambiental. Hay proyectos presentados a la espera de ser trabajados en comisiones de Diputados.
  • Ley de evaluación de impacto ambiental. Su propósito es prevenir daños ambientales a partir de un estudio previo sobre el impacto ambiental de proyectos públicos o privados. Al igual que el caso anterior, hay que esperar el trabajo de proyectos en las comisiones.

Esta entrevista fue publicada originalmente en Planeta, la newsletter sobre ecología que escribe Tais Gadea Lara. Podés suscribirte en este link.