Nuestra admiración por los 4.400 voluntarios de la vacuna del coronavirus | RED/ACCIÓN

Nuestra admiración por los 4.400 voluntarios de la vacuna del coronavirus

En esta Argentina que a veces nos enoja y nos hace sentir que no hay soluciones definitivas, ellos y ellas fueron a entregarse por los otros. Y había muchas más personas que se inscribieron para hacer el ensayo.

¡Hola! En esta Argentina que a veces nos enoja y nos hace sentir que no hay soluciones definitivas, ellos y ellas fueron a entregarse por los otros. Y hay muchas otras personas que se inscribieron para hacer el ensayo y no quedaron.


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Ensayo. 4.400 es un número enorme y más si se habla de personas. 4.400 son por lo menos 30 cuadras de una fila de personas y es el número de una Argentina que está dando una batalla, luchando contra una pandemia. 4.400 son los voluntarios que fueron a poner el cuerpo por 44 millones de nosotros para hacer el ensayo de la vacuna, ahora mismo, en el Hospital Militar.

Los que recibieron la primera dosis van a recibir la segunda y hay experiencias de lo más variadas: nos imaginamos el miedo de llenar un formulario muy grande que dice que la responsabilidad es propia; nos imaginamos que se tiene una mezcla de sentimientos: la familia, los seres queridos y uno mismo en nombre de la ciencia, con la posibilidad de evitar más muertes; no es una donación ni pagar nada, sino ponerle el cuerpo a una sustancia nueva y distinta.

Ilustraciones: Pablo Domorse

¿Qué puede pasar en el cuerpo de un voluntario que se expone? Seguramente, a la mayoría le irá bien y es posible que sea una experiencia más. Pero al ser tantos, uno o varios pueden tener una reacción anafiláctica fuerte, y a alguno que puede tener una patología que no conoce podría ocurrirle algo.

No es que fueron 3 o 4 personas, sino 4.400 de nuestra comunidad, que viven entre nosotros. A la mayoría no le significó mucho, otros tuvieron una extraña sensación, a algunos les dio fiebre o un cansancio profundo. A los que les apareció eso, se replantearon: ¿había que hacerlo?

En esta Argentina que a veces nos enoja y nos hace sentir que no hay soluciones definitivas, 4.400 fueron a entregarse por los otros. Y había muchos más que se inscribieron para hacer el ensayo. Cuando esté terminado, se hablará de cuestiones técnicas. Pero hay allí 4.400 vidas humanas que se exponen por todos nosotros a algo que no saben bien qué es. Cuando pasen los años, muchos de nosotros seguiremos existiendo gracias a esas personas.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Intervención: Pablo Domrose. Fotos: Seamos Uno

Hito solidario. #SeamosUno, la campaña de ayuda social, alcanzó el objetivo de armar un millón de cajas para entregar alimentos y elementos de higiene a más de 4 millones de personas en situación de vulnerabilidad.

La campaña nació en un chat entre un empresario y un sacerdote, y creció hasta involucrar a más de 30 empresas, diversas instituciones religiosas y muchas organizaciones civiles. Cada caja contiene 15 kilos de alimentos y elementos de higiene. Por el contenido, su costo ronda los $ 3.000. Sin embargo, la organización logró bajar ese valor a $ 1.000 con compras directas y por volumen, y con una serie de subsidios de empresas proveedoras en cuestiones logísticas y otros costos de estructura.

3

Un matrimonio récord. Los ecuatorianos Julio Mora, de 110 años, y Waldramina Quinteros, de 104, ambos profesores jubilados que viven en Quito, recibieron la certificación por parte de Guinness de ser la pareja de casados más longeva del mundo. Su edad combinada: 215 años. A inicios de año uno de los nietos sugirió que sus abuelos podrían estar entre las parejas más longevas, tras lo cual envió todos los documentos que le solicitaban hasta recibir la certificación.

Se casaron el 7 de febrero de 1941. Son padres de cinco hijos, uno de ellos fallecido, y tienen 11 nietos, 21 bisnietos y nueve tataranietos. Guinness dijo en su sitio oficial que esta pareja es un recordatorio para “heredar a nuestras generaciones, el ejemplo de ser dignos para seguir adelante”.

¡Viva el amor!

4

TikTok verde. Buena noticia: hay un número creciente de usuarios de TikTok que discuten los beneficios de impulsar la biodiversidad en espacios verdes y jardines en un contexto de sonidos virales. “Lo veo como plantar semillas, y espero que eso germine y esa persona quiera aprender más”, dice Phil the Fixer, un influencer. Los hashtags "musgo", "biodiversidad" y "biodiversidad nativa" (en inglés) tienen 84,3 millones, 12,6 millones y casi 800.000 visualizaciones respectivamente en TikTok.

Los TikToks de biodiversidad más vistos se burlan de los monocultivos de césped, elogian las cualidades del musgo, brindan explicaciones, apoyan las prácticas indígenas y advierten sobre la extinción masiva. También ha surgido en la aplicación una subcultura conocida como "hierba TikTok", que ha acumulado casi 380 millones de visitas. Su comunidad interactúa con contenido sobre especies vegetales.

5

Tenis sin límites. “Gustavo y yo hablamos de tenis hoy. Los jugadores de tenis en silla de ruedas son una real inspiración para mí. Es increíble cómo se las arreglan para ejecutar sus tiros mientras tienen todo el tiempo una mano en la rueda. @gustifernandez4 fue muy amable al responder todas mis preguntas y al darme detalles del esfuerzo herculeano que hace dentro de la cancha”, escribió en Twitter Novak Djokovic, el número 1 del mundo, que durante un break de su entrenamiento en el US Open charló con el tenista argentino Gustavo Fernández, el número 2 de tenis en silla de ruedas.

Fernández tiene 26 años y cinco títulos Grand Slam con dos Roland Garros (2016 y 2019), dos Australia Open (2017 y 2019) y un Wimbledon (2019). Además, fue finalista en otras seis ocasiones.

6

Visto en las redes sociales…

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés? La nueva experiencia en el sitio de RED/ACCIÓN busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Cuídate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters

EN PROFUNDIDAD