Tres imágenes de un 2020 lleno de entrega y compromiso | RED/ACCIÓN

Tres imágenes de un 2020 lleno de entrega y compromiso

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

3 imágenes de la generosidad en 2020 y 4 preguntas a Manuel Lozano.

Tres imágenes de un 2020 lleno de entrega y compromiso

¡Hola! Antes de que el año termine, vamos a ilustrar la inmensa generosidad que vivimos estos meses como país.


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Para tratar de dimensionar lo que significó la entrega, el compromiso de estos meses y días de pandemia, repasemos tres datos que son más que datos.

Primero: imaginemos una cola de 4,5 millones de personas (imposible de concebir), con un metro de separación: iría desde San Miguel de Tucumán a Ushuaia (Tierra del Fuego). Esta es la cantidad mínima de personas que ayudaron a atender a 1,6 millones de personas a quienes se les diagnosticó COVID-19 en Argentina. Familiares, amigos, personal de salud. Entrega, pasión, compromiso, desde Tucumán a Ushuaia.

Segundo: Cáritas, Scouts de Argentina y los comedores comunitarios son tres lugares que siempre tienen ese aire de entrega y que en estos meses dijeron presente. Cáritas calcula que al menos 30.000 de ellos ayudaron. Los Scouts abrieron un voluntariado especial para ayudar en salud, alimentación y transporte en la pandemia. Es posible que alrededor de un 90% de los 75.000 scouts del país trabajaran como voluntarios. Se cree que entre 8.000 y 11.000 personas colaboraron en este tiempo en comedores comunitarios y merenderos, lugares maravillosos y complejos. Hay ahí más de 100.000 personas dando de sí.

Tercero: en la Argentina hay al menos un 1,1 millón de docentes. Casi toda esa cantidad de personas hizo magia con la tecnología. Inventó modos increíbles a través del Zoom para que el contenido les llegara a millones de chicos y chicas.

Es conmovedor que tengamos esa capacidad de dar, de entregar. Una Argentina que, en este 2020 que se va, abrazó, miró, pensó en el otro. Es muy duro el momento pero estamos ante una comunidad maravillosa.

2

Cuando se trata de ayudar, hay una sola camiseta. Eso lo entendieron bien las dirigencias de Boca y de River: los dos grandes clubes de fútbol se unieron a una campaña de Cáritas, Scouts de Argentina y Red Solidaria, el último sábado.

En las sedes de ambos clubes y en otros 35 puntos de la Ciudad de Buenos Aires se recibieron leche, pañales y alimentos no perecederos para, en el marco de la Navidad, ayudar a quienes lo necesitan.

Que se reúnan los grandes de la solidaridad (Caritas y los Scouts) y los grandes del fútbol (River y Boca) dando una señal muy fuerte de estar juntos, es muy bueno. ¡Y que sea en estos tiempos complejos, e intentando dar una mano a los más postergados, es maravilloso!

3

Que Boca y River se sumaran a una movida solidaria no es el único gesto que oxigena del mundo del fútbol. Otra noble iniciativa de la que se supo en estos días es la de Emiliano Vecchio, capitán de Rosario Central. Pese a que el jugador intenta mantenerlo en secreto, el diario La Capital, de Rosario, confirmó que destina parte de su salario para repartirlo entre los más jóvenes. Un acto generoso que habla de un líder no solo deportivo, sino humano.

4

Cuatro preguntas a Manuel Lozano, de la Fundación SÍ [Por David Flier]. La fundación realiza distintas campañas que buscan generar inclusión social. Una de ellas es la de las residencias universitarias.

—¿En qué consiste el proyecto?
—Estas residencias, ubicadas en distintas ciudades del país, están destinadas a los jóvenes de las zonas rurales del interior de Argentina para que puedan continuar sus estudios. Son gratuitas y allí tienen cubierto el hospedaje, la comida, los pasajes y todo el material de estudio.

—Gracias a las donaciones, no solo el proyecto se sostiene, sino que crece. ¿Tiene un significado especial que ocurra en una pandemia que evidenció las disparidades en el acceso a la educación y a la vez en un contexto de crisis económica?
—Claro que sí. En este contexto tener la posibilidad de abrir 4 nuevas residencias es una alegría enorme. Cuando comenzó la pandemia nos pusimos como objetivo lograr sostener las 13 casas que ya tenemos funcionando, y llegar a diciembre habiéndolo logrado y pudiendo abrir 4 más nos llena de agradecimiento hacia la comunidad que nos sigue acompañando y se sigue comprometiendo. En un mes ya serán 17 las residencias de Fundación SÍ y 530 estudiantes viviendo en ellas. 

—¿Por qué es importante este proyecto incluso en tiempos de emergencia sanitaria? ¿Qué impacto social y personal genera que los chicos puedan ir a las residencias?
—Esta oportunidad implica la posibilidad de reescribir la historia, de salir adelante, de adquirir herramientas y quebrar el círculo de la pobreza para siempre. Por primera vez estos jóvenes tienen la posibilidad de elegir, algo completamente impensado para ellos. Cada uno puede investigar y elegir la carrera universitaria o terciaria que quiera, en base a lo que les gusta, a su vocación. Pero esta oportunidad no solo impacta en ellos y en sus familias, sino también en sus comunidades, ya que en muchos casos son los primeros profesionales de sus comunidades. A su vez son referentes para los jóvenes que están en el secundario, transformándose en claras señales de esperanza y generando así un contagio positivo. “Si él pudo, yo también puedo”.

—¿Qué aprendieron del proyecto y de los estudiantes en estos ocho años?
—Uff, de todo. Todos hemos aprendido con este proyecto.  Cuando comenzamos creíamos que con las casas el problema de la distancia estaba resuelto. Luego nos encontramos con que el nivel académico era tan malo que aun teniendo las casas la posibilidad de avanzar en la universidad era muy compleja y tuvimos que sumar apoyo académico y tutores. Ahí el proyecto comenzó a mejorar y luego tuvimos que sumar la pata emocional, para que no sufrieran la distancia, el alejamiento de la familia, y que la historia que cada uno traía no afectara su vida académica, y sumamos los voluntarios acompañantes y el equipo de psicólogos.

Acá podés colaborar con el proyecto Digo SÍ.

5

Hace unos días se hizo pública una iniciativa para aplaudir: jóvenes con discapacidad posaron recreando legendarias tapas de discos. Lo hicieron para la confección de un calendario de rock a beneficio de dos organizaciones de la sociedad civil: fundación Lazos y taller protegido de fabricación de pastas Ceres.

Entre los discos recreados están "Almendra" y "Soda Stereo", de las bandas homónimas; "La Grasa de las Capitales", de Serú Girán; "Vida", de Sui Géneris; "Tras la medianera", de Viudas e Hijas de Roque Enroll.

“El arte es el único lugar donde el ser humano puede ser libre, cualquiera sea su condición. La inclusión y la convivencia son responsabilidad de todos los que conformamos esta sociedad", dijeron desde la organización.

Podés comprar el calendario desde las cuentas de Facebook de Ceres y de Lazos.

6

Intervención Denise Belluzzo

Hablando de arte y de inclusión, la semana pasada publicamos una nota de Cristian Calavia que reflexiona sobre la mirada que tiene el cine sobre las enfermedades, y por qué es necesario que la gran pantalla empiece a retratar estas situaciones de una forma más real y menos sensacionalista. Te invito a leerla y compartirla.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés?  El nuevo sitio busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

¡Que tengas un muy feliz final de año!

Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters