Has buscado transición energética - RED/ACCIÓN

Por qué, aunque contamina menos que el carbón, el gas natural dificulta la transición energética que necesita América Latina

En la región se hace un uso cada vez más elevado de este combustible, del cual Argentina posee enormes recursos no convencionales, especialmente en el área de Vaca Muerta. Aunque distintos gobiernos señalan que contamina menos que el carbón y lo consideran una transición hacia energías más limpias, especialistas alertan sobre los riesgos que conlleva y urgen apostar a las energías eólica y solar.

América Latina ante el desafío de la transición energética: cómo es el mapa de las energías renovables en Argentina y la región

Para reducir las emisiones, urge desarrollar las energías renovables no convencionales, como la solar, la eólica y la geotérmica (no así la hidroeléctrica,, que es menos sustentable). Este mapa interactivo localiza todas las plantas en funcionamiento o proyectadas en 24 países. Chile cuenta con el 25% del total, seguido de Brasil (21%), México (14%) y Argentina (9%), aunque nuestro país tiene una distribución más equilibrada entre las distintas fuentes. Más de tres cuartas partes de los emprendimientos son propiedad de empresas privadas.

Viladecans: cómo es el modelo de transición hacia la energía verde que incluye participación ciudadana y una moneda local

La ciudad catalana fue una de las tres elegidas, junto con París y Gotemburgo, por la Unión Europea para financiar proyectos locales innovadores de transición energética. Allí, se creó Vilawatt, un operador local de energías renovables gestionado por el ayuntamiento, una asociación de empresas y comercios y una organización de ciudadanos. El modelo apunta a instalar paneles solares en todos los edificios y premiar el ahorro de consumo con una moneda local que los usuarios pueden gastar en los 400 comercios adheridos al programa.

Una transición justa después de la pandemia

Del mismo modo que el cambio climático desenfrenado causará graves daños a la economía y a sus trabajadores, no solo al exacerbar los desastres naturales y contribuir a las pandemias, también lo hará el fracaso para mejorar la gestión del capital humano y salvaguardar el bienestar de los trabajadores. Es por eso que tanto la acción climática como la protección social deben integrarse en las estrategias de recuperación de COVID-19.

Cómo pueden las mujeres impulsar la transición verde

El cambio a la energía sostenible brinda a las sociedades la oportunidad de abordar la discriminación sistémica de género. Afortunadamente, los gobiernos, las empresas, las universidades y las ONG reconocen cada vez más la necesidad de hacer que la transición verde sea más diversa e inclusiva.

Cómo financiar la transición verde

Cambiar los modelos de financiamiento de energía de los bancos, o desarrollar préstamos vinculados a la sostenibilidad y bonos verdes, simplemente no será suficiente para facilitar la transición a una economía más sostenible. Un nuevo enfoque que sea efectivo y escalable debe tener plenamente en cuenta las expectativas de los inversores.

El cambio climático y la retórica de la industria energética

Las empresas del sector están haciendo todo lo posible por aumentar la producción y las ganancias antes de que el mundo adopte una economía descarbonizada. Y hasta ahora se salió con la suya, porque logró convencer a los gobiernos de varias falsedades. Los gobiernos que dicen estar comprometidos con el acuerdo de París deben elaborar un plan firme para la discontinuación de los combustibles fósiles, en vez de seguir apoyando la expansión del sector.

¿Puede la nueva "marea rosa" de América Latina volverse verde y poner a las políticas climáticas en el centro de la gestión?

Boric prometió en Chile un "desarrollo compatible con el medioambiente". El expresidente brasileño Lula lidera las encuestas para las elecciones de octubre y jura que combatirá la deforestación de la Amazonia. Y en Colombia, el veterano izquierdista Petro, favorito para las elecciones de mayo, afirma que detendrá la exploración petrolera e invertirá en la transición energética. Así crecen las expectativas de que un giro hacia una política más progresista impulse la agenda climática de la región, pero hay escepticismo sobre las opiniones desarrollistas más arraigadas.