Femicidios: ¿cómo parar con la violencia de género? | RED/ACCIÓN

La pregunta que nos hacemos y la responsabilidad de nosotros, los varones

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

¿Cómo evitar el próximo femicidio? Además: el trabajo para ayudar a 6 millones de personas sin baño.

La pregunta que nos hacemos y la responsabilidad de nosotros, los varones

Intervención: Tamara Goldenberg.

¡Hola! Los femicidios no cesan y esto nos llena de impotencia. Por eso, necesitamos reflexionar sobre la cuestión y analizar cómo evitarlos, aunque por ahora no vislumbremos con claridad las soluciones.


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Tamara Goldenberg.

Con muchísimo temor y pudor, con vergüenza, quisiera reflexionar sobre la pregunta que tal vez nos hacemos muchos. En estos momentos tan complejos, cuando se producen, uno tras otro, crímenes contra las mujeres, todo el tiempo, pienso: ¿en qué momento se va a producir el próximo? ¿Cómo podemos evitarlo?

Cuesta preguntárselo, porque no queremos que ocurra. Pero hay una estadística implacable y catastrófica que tiene que ver con personas, vidas humanas, familias. Sabemos que va a haber otra muerte, nos preguntamos dónde, a quién, si será joven, si será una mamá.

Hay una sensación de resignación: todos nos echamos alguna culpa y repartimos las responsabilidades. A veces pensamos que es por el barrio, el trabajo. La región donde vive, la situación familiar. Siempre buscamos una razón o excusa que explique o justifique lo injustificable de esa violencia. Pero ha habido asesinatos a mujeres en todas las circunstancias, en todas partes. No tenemos respuestas. Solo muchas intuiciones, propuestas.

Lo que sí sabemos es que el varón juega un rol clave. Hay una reflexión que no estamos haciendo los varones. Hay un cambio, una transformación que tenemos que hacer y aún no se produce. Hay una evidente responsabilidad en el universo masculino que tarda en llegar.

En síntesis, tenemos que seguir preguntándonos, como comunidad y como país: ¿cómo evitar este próximo crimen?

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Especialmente en momentos de tanta angustia acumulada, es importante parar la pelota para reflexionar sobre aglunos números. Esos que durante tantos meses nos llenaron de miedo y tristeza. Pero que hoy nos dejan ver algo de esperanza.

La semana pasada fue la sexta en la que, de manera consecutiva, bajaron los casos de COVID-19 en el mundo. Además, también en la última semana, la Organización Mundial de la Salud informó que se redujeron un 20% las muertes.

Por supuesto, esto no es motivo para cantar victoria: necesitamos que las vacunas lleguen a todos. Pero en este frente también hay buenas noticias a las cuales aferrarse: las vacunas ya están llegando a los países más rezagados. Por ejemplo, Ghana comenzará a vacunar esta semana con la llegada de las vacunas de COVAX, el programa de Naciones Unidas para países con menos recursos económicos.

Todavía falta, pero hay esperanza.

3

Intervención: Pablo Domrose

Lo creímos siempre, y más aún con esta pandemia: nos necesitamos unos a otros. Necesitamos no estar solos. No son solo frases románticas. Y esto lo entendieron en Japón. El país asiático creó un Ministerio de la Soledad, con el fin de ayudar y dar contención a aquellas personas que se sienten solas.

La soledad tiene muchas facetas. Una es el suicidio, del que hablamos en una edición reciente de OXÍGENO y que en Japón aumentó por primera vez en once años en el 2020. La pandemia, no es novedad, también es un riesgo para nuestro bienestar mental. Por eso, hay que aplaudir que un Estado lo tenga en cuenta.

Y recordemos que, con o sin ministerio, siempre podemos mandar un mensaje, hacer un llamado o buscar de otras formas que nuestros seres queridos se sientan menos solos.

4

Cuatro preguntas a Matías Nicolini, cofundador de Módulo Sanitario [Por David Flier]. Esta ONG trabaja desde 2015 construyendo baños y brindando talleres de higiene, para mejorar la complicada situación sanitaria del país: 6 millones de personas en Argentina no tienen baño en su casa.

Creo que a muchos debe sorprenderles el dato, ¿no?
—Cuando lo decís, la mayoría se sorprende. Nadie se pregunta cómo es el baño del otro. A mí me chocó cuando corroboré el dato luego de conocer a unas pocas familias de barrios vulnerables. Solía visitarlas en el marco de un voluntariado y cuando volvía a mi casa me llamaba la atención lo fácil que era para mí ducharme y lavarme las manos.

—¿Y por qué nos cuesta tanto darnos cuenta de las carencias que hay a nuestro alrededor?
—Muchas veces no tomamos conciencia de lo que le pasa al otro porque no ponemos el cuerpo. Lo que le pasa a nuestros voluntarios (tenemos unos 1.000 cada año) es que el hecho de estar en la casa de una familia con un contexto distinto, te ubica: olés, palpás, gustás, tocás eso. Te das cuenta de tu posibilidad maravillosa de tener agua caliente a tres pasos de tu cama. Una cosa es pasar por la autopista y mirar desde lejos esta realidad y otra cosa es ir, tocar y estar. Y estaría bueno lograr horizontalizar esto desde ambos lados: ¿cómo les mostramos a las familias que se puede vivir de mejor forma con una canilla de agua caliente? Son personas en una enorme desventaja (sin red de agua, sin calles asfaltadas, en contextos de pobreza e inseguridad) y necesitan que se les aporte una mirada global que les amplíe el horizonte.

—¿Cómo los afectó la pandemia?
—Vivimos dos situaciones. Por un lado, muchos voluntarios no pudieron ir a los barrios y se desmotivaron. Pero a la vez, hubo muchos voluntarios nuevos. Nosotros sacamos una campaña de donación de kits de productos de higiene, y muchos que no nos conocían se sumaron, porque todos sentíamos que ayudar a otros a prevenir contagios también era ayudarnos a nosotros. Por otra parte, sentí desesperación de las familias de contextos vulnerables: en un contexto en que lavarse las manos era fundamental, ellas corrían con mucha desventaja.

¿Cómo se logra mantener la iniciativa de ayudar a largo plazo?
—Cuando palpaste una realidad tan dura y te ubicás, decís: “Ya no puedo pasar esto por alto”. Y la pandemia movilizó a muchos voluntarios. Las personas tenemos que estar renovando el espíritu, esa es la raíz de por qué hacemos lo que hacemos. Si no, esa llama se apaga. Si no te involucrás, a los pocos meses te olvidás del tema y te enfocás en tus propios problemas, en nuestro mundo chiquitito.

5

Ilustración: Denise Belluzzo.

Quería recomendarte dos contenidos de la última semana de RED/ACCIÓN.

Uno de ellos nos muestra un ejemplo de escucha, de trabajo empático que dio frutos notables. Hace un año, los medios del país contaban de la muerte por desnutrición de niños wichi en Salta. Gran parte de los problemas de esta comunidad tenía que ver con el acceso a agua potable. La Cruz Roja se instaló allí y logró aumentar ocho veces el acceso a este bien tan básico. Y lo hizo sin obras costosísimas, sino con recursos sencillos: un campamento, voluntarios, filtros y plantas potabilizadoras. Pero, sobre todo, atendiendo a las necesidades de la comunidad: conociendo sus horarios, su vida nómade, sus lenguas. Un ejemplo del que podés aprender y emocionarte con esta nota de Florencia Tuchin.

El otro contenido tiene que ver con lo que pasó ayer: fue el Día Internacional de las Enfermedades Poco Frecuentes. Esas enfermedades que rara vez oímos nombrar, que afectan a pocas personas, pero que, en total, las padecen 3,5 millones de argentinos y argentinas.

Esa enorme cantidad de gente sufre incomprensión, diagnósticos errados y la dificultad de encontrar profesionales que sepan exactamente cómo funciona su enfermedad. Conocer esta realidad también es una manera de ser más empáticos, de interesarnos por lo que pasa a nuestro alrededor (y ver que es mucho más frecuente de lo que se piensa). Por eso, te invito a leer esta nota.

6

Antes de despedirnos, te dejo una invitación. En los próximos días, Stella Bin, editora de la newsletter REAPRENDER, va a entrevistar a la subsecretaria de Gestión Educativa y Calidad de la Nación. Y, como es costumbre en RED/ACCIÓN, queremos que escucharte: ¿qué quisieras preguntarle a la funcionaria?

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés?  El nuevo sitio busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters