Prevención | RED/ACCIÓN

Prevención

Prevención

Qué podemos hacer para protegernos.

Compartí la guía
Para disminuir el riesgo de contraer COVID-19, podés hacer lo siguiente:
  • Distanciamiento social: no salgas de tu casa excepto para actividades absolutamente esenciales, como comprar comida o medicamentos.
  • Mantené la higiene de las manos: lavalas regularmente con agua y jabón o con alcohol en gel. 
  • Al toser y estornudar, cubrite con pañuelos descartables o hacelo en el pliegue del codo.
  • Limpiá periódicamente las superficies y los objetos que usás con frecuencia.
  • Ventilá los ambientes.
Fuente: Ministerio de Salud de la Nación
Seguí este paso a paso para que el jabón cubra todas las partes de tu mano (podés ver el detalle en este video o esta imagen):
  1. Ponete suficiente jabón
  2. Frotá la palma de tus manos
  3. Poné una palma sobre el dorso de la otra e intercalá con los dedos
  4. Enfrentá las palmas e intercalá los dedos 
  5. Ahora la yema de los dedos
  6. Frotá los pulgares con la palma
  7. Juntá tus dedos y rotalos sobre la palma
  8. Enjuagate con agua
  9. Cerrá la canilla con papel (si estás en un baño público)
Fuente: Organización Mundial de la Salud
Tenés que hacer la cuarentena obligatoria de 14 días en cualquiera de los dos casos. Lo ideal es que puedas hacerla en una habitación con baño privado o de uso exclusivo, pero si esto no es posible, tenés que guardar distancia para evitar el contacto con las otras personas con quienes vivas. Además además, tenés que usar barbijo.

Acá podés encontrar la guía para saber cómo hacer la cuarentena o cómo convivir con alguien en cuarentena. 

Fuente: RED/ACCION con información de El País
El lavado de manos ayuda a prevenir enfermedades como el COVID-19, la diarrea, gastroenteritis, enfermedades respiratorias, gripe y conjuntivitis. ¿Cómo? El jabón tiene una "naturaleza dual". Una de sus moléculas atrae el agua, pero repele la grasa. La otra atrae la grasa, pero repele el agua. La molécula del jabón amigable a la grasa se pega a la grasa del virus y así logra separarlo en partes. Esto tarda en hacer efecto, por eso se recomienda que el lavado de manos dure 20 segundos. Por último, el agua enjuaga todas las partículas del virus separadas de tus manos y las deja limpias. Mirá el proceso en esta infografía

  Fuente: RED/ACCIÓN con información de Vox
Es probable que muchas personas en el mundo tengamos en algún momento el virus. Pero la velocidad de los contagios es clave. Si todos nos enfermamos de repente, el sistema de salud corre el riesgo de colapsar, porque no hay suficientes recursos para atender a tantos pacientes al mismo tiempo. La mejor manera de frenar la propagación, o contribuir a “aplanar la curva”, es que todos (sanos, enfermos, jóvenes, adultos) limitemos el contacto social tanto como sea posible. En este video podés ver más.

Fuente: RED/ACCIÓN con información de The Economist
Seguí estos tips para bajar las posibilidades de contagiarte (de todos modos, aunque disminuye el riesgo, recordá que es imposible hacer una desinfección total):
  • No toques nada cuando llegues
  • Sacate los zapatos en la entrada
  • Sacate la ropa y ponela en una bolsa para lavar
  • Dejá la mochila, cartera y llaves en una caja
  • Desinfectá lo que hayas traído de afuera
  • Duchate o lavate bien todas las zonas expuestas
  • Limpiá el celular y los anteojos
  • Desinfectá las patas de tu mascota
Fuente: RED/ACCIÓN con información de Grupo especial de operaciones de salvamento de Bolivia
Cuando llegás con las compras o te traen un pedido a tu casa, seguí estos pasos:
  1. Lavá los envases plásticos y metálicos con agua y jabón antes de guardarlos.
  2. Desinfectá los envases de cartón rociándolos con una mezcla de 70% alcohol y 30% agua.
  3. Lavate las manos y desinfectá las mesadas y otras superficies.
  4. Tratá de sacar todo el empaque secundario y reciclá lo que puedas

    Fuente: RED/ACCIÓN
Sí, para circular por la calle, entrar a comercios o usar el transporte público.

En la ciudad de Buenos Aires el uso de tapabocas o de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón son obligatorios para circular y permanecer en el espacio público.

Los cobertores de tela para la cara no se deben colocar en niños pequeños menores de 2 años, en cualquier persona que tenga problemas para respirar o que esté incapacitado para sacarse el cobertor sin ayuda.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación y Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Vas a necesitar tela (preferentemente sábanas de algodón), aguja, hilo y elásticos.
  1. Cortá al menos dos rectángulos de 25x16 cm y coselos como si fueran una sola pieza.
  2. Doblá los lados largos 1 cm y los anchos 1,5 cm. Hacé el dobladillo.
  3. Pasá dos elásticos por los dobladillos más anchos usando una aguja. También pueden ser gomitas para el pelo, banditas elásticas o tiras de tela.
  4. Girá los elásticos para que el nudo quede adentro y cosé las puntas.
Acá podés encontrar el paso a paso visual, recomendaciones a la hora de usarlo, mejores telas para fabricarlo y cómo limpiarlo.

Fuente: Centro para el Control de Enfermedades de EEUU | Universidad de Cambridge
 
Encontrá algunas opciones de empresas con impacto a quienes le podés comprar tapabocas en la sección Cómo ayudar.
El celular es uno de los objetos más sucios y encima lo estamos tocando todo el tiempo. Ante esta pandemia, es necesario desinfectarlo con frecuencia. Para eso:
  • Apagá tu celular y desconectalo.
  • Usá una mezcla de partes iguales de agua y alcohol isopropílico (se evapora más rápido que el etílico y lo conseguís en farmacias o tiendas online).
  • Humedecé un paño de gamuza.
  • Tené cuidado con la cámara y el parlante.
Fuente: RED/ACCIÓN con información de Facultad de Bioquímica y Ciencias biológicas | Universidad Nacional del Litoral
La Organización Mundial de la Salud reconoce 29 que se encuentran en etapa de evaluación clínica. Además de 138 que están en una etapa anterior, de evaluación preclínica. Acá podés encontrar en qué estado está cada una de ellas.

Fuente: Organización Mundial de la Salud 
Con la vacuna se inyecta una versión del virus débil o muerto. En el cuerpo, los glóbulos blancos empiezan a producir anticuerpos que atacan al virus como si fueran una amenaza real. Los glóbulos blancos tienen “células de memoria” que vuelven a generar los anticuerpos necesarios para atacar al virus en caso de contagiarnos.

Las vacunas pueden llegar a tardar hasta 10 años porque, una vez que los laboratorios las desarrollan, tienen que pasar por diferentes etapas de testeo para probar su efectividad.

Podés ver una guía visual acá.  

Fuente: OMS | CDC | USA Today

Esta es una guía colaborativa

Seguí leyendo la guía

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ??