Denise Belluzzo | RED/ACCIÓN

El barbijo, el gran objeto del 2020

Se convirtió, después de nueve meses de su irrupción, en un ícono cultural. Los hay de los diseños, materiales y precios más variados. Y también hay detractores del barbijo. Como sea, se ha vuelto parte de nuestra cotidianeidad: forma parte muchas anécdotas (como las de lectoras y lectoras de RED/ACCIÓN que contamos en esta crónica) y, para algunos su uso no morirá luego de la pandemia.