"Que alguien me explique lo que está pasando", una crónica sobre cómo nos ayudan a hacer un mejor periodismo | RED/ACCIÓN

"Que alguien me explique lo que está pasando", una crónica sobre cómo nos ayudan a hacer un mejor periodismo

Nuestra editora de participación cuenta con detalles y ejemplos concretos, cómo ustedes, la comunidad de miembros y lectores de RED/ACCIÓN, nos ayudaron a que nos convirtiéramos en un medio informativo más útil y relevante durante la pandemia.

El equipo de RED/ACCIÓN durante la reunión virtual de todas las mañanas.

Si es cierto que un medio de comunicación intenta reflejar lo que pasa a nuestro alrededor, entonces nunca debería dejar de conversar con quienes te ven, escuchan y leen. Por eso, y porque estamos convencidos de que el periodismo no sólo sirve para contar el mundo, sino también para cambiarlo, es que estamos teniendo esta conversación. 

Un aviso: el texto que sigue no es una nota con todo el rigor periodístico, es una conversación, una licencia que me puedo tomar por ser la editora de participación de RED/ACCIÓN. ?

Sólo los medios de Buenos Aires publican más de 1000 notas por día en sus sitios web. ¿Cuánto contenido llegaste a leer, ver o escuchar? ¿Cuánto de ese contenido te ayudó a entender mejor lo que pasa en el mundo y te orientó sobre cómo podés hacer frente a las injusticias?

En esta nota, te queremos mostrar cómo se construye con cada uno de ustedes y cada uno de nosotros este periodismo humano que decimos hacer y que cumple dos años.

RED/ACCION tiene newsletters temáticas. Esto quiere decir que todas las semanas cada autor se conecta con su audiencia según su especialidad: tecnología, ambiente, literatura, educación, economía y varias más. ¿Y qué escriben? Escriben un diálogo, entre sus suscriptores y él o ella.

Es una conversación construida cada semana, porque quien nos lee, vos, estás cerca, cerca para contarnos tu experiencia, para hacernos saber que hay un tema que debería ser tratado, para acercar una inquietud.

Cuando esta pandemia nos sorprendió, nunca imaginamos que nuestras vidas se verían tan afectadas. Y sin embargo, nos ayuda (mucho) poder seguir relacionándonos, no perder contacto a pesar del distanciamiento social.

Cuando el tema del momento es un virus que se dispersa rápidamente, que no podés ver y que la ciencia todavía no sabe todo lo que necesita saber de él, pensamos en esto que seguramente a ustedes también se les ocurrió: “por favor que alguien me explique lo que hay que saber”.

Esa mega duda nos llevó a armar una guía para vivir en estos tiempos tan extraordinarios. Dimos el puntapié inicial con las preguntas que surgieron entre nosotros, para después abrir juego y armarla entre todos. Porque es una guía colaborativa. 

Ese ejercicio la hace mucho más rica: a vos se te ocurrió o se te va ocurrir algo que a mí no. Y así, todos los días agregamos respuesta a las preguntas más recurrentes. Cada una de las preguntas que nos llegan es la muestra de que alguien pensó que la respuesta a esa pregunta “tal vez le sirve a alguien más”.

"¿Cuánto tiempo tardan en aparecer los síntomas?", fue la pregunta que nos envió Marcela, miembro de RED/ACCION y que ya incorporamos a la guía. ¿No es una pregunta que también se hacían ustedes? Consulten la guía y si falta algo, nos avisan y lo agregamos.

Todos los aspectos de nuestra vida se vieron trastocados, nuestros miedos a flor de piel, como nos contó Fran al pensar en sus hijos:


Todo esto nos pone a prueba. A Fran y a todos. Por eso queremos saber cómo están, qué sienten, qué podemos hacer para acompañarnos en un escenario impensado. Porque como dijo Ana Paula, miembro de RED/ACCIÓN, cuando uno comparte experiencias, recibe comentarios de otros lectores y puede empatizar con lo que lee, se siente en comunidad.

Todo parece dado vuelta, pero no todo está de cabeza. Cuando Javier Sinay, uno de los periodistas que hacen RED/ACCION, quiso escribir sobre El amor en los tiempos del coronavirus se encontró con historias como estas:

Una semana antes de que la pandemia de coronavirus provocara la cuarentena obligatoria en la Argentina, Natalia conoció a Daniel en un bar. Esa misma noche se besaron, y estuvo bastante bien. Después, él, de ojos verdes y rulos negros, la invitó a salir, pero ella lo postergó un poco porque estaba yendo y viniendo con otra persona.

Llegó el decreto de encierro y llegaron las llamadas telefónicas. Y Natalia se dio cuenta de que ese chico le gustaba y se arrepintió por haber retrasado la cita. Así que hablaron un par de veces y decidieron concretarla… pero por videollamada de WhatsApp.

No les cuento el final, tendrán que leer la nota. ?

Pero volvamos a las newsletters. Reaprender es nuestra cita semanal para hablar de educación, y de repente el tema del momento: cambió la relación con la tarea de nuestros hijos, de ellos con la escuela, de la escuela con nosotros también. Y cambió el rol del docente. 

De repente, estamos todos en un proceso de reconversión. Como un GPS, intentamos recalcular, pero sin tener todos los recursos ni todos los conocimientos. Ahora ya sabemos qué es Zoom, y los que tenemos hijos en edad escolar escuchamos al menos hablar de Google Classrooms. Siempre estuvieron, pero nunca los necesitamos tanto. ¿El desafío? Adaptarse también a esta modalidad y darnos cuenta de los privilegios que nos rodean. 

Un especialista en educación comparte con uno de nuestros periodistas un video de Francesco Tonucci (pensador, psicopedagogo y dibujante italiano). Stella Bin, autora de Reaprender se los muestra a docentes y con sus aportes diseñamos estas imagenes con 8 ideas para hacer de la casa un taller de aprendizaje. Tan sólo otro ejemplo de cómo es posible un mejor periodismo, cuando quien lo lee se involucra y ayuda a cocrear. Esta es una invitación siempre abierta.

Hacé click en la imagen si querés ver las 8 ideas para convertir la casa del estudiante en un taller de aprendizaje. Ilustraciones: Denise Belluzzo

Axel Marazzi escribe Futuro, nuestra newsletter sobre tecnología. Cómo él dice, “esa gran aliada es un recurso casi imprescindible en estos días”. Pero también se fueron por la borda las horas de pantalla “programada” para los más chicos; algunos nos vemos obligados a compartir una computadora entre varios. Axel quiso saber: ¿cómo conviven con la tecnología? ¿Se amigaron? ¿Se sienten frustrados con algo en particular?

Pero como nuestra vida no es compartimentada, Axel también preguntó sobre las vivencias, aprendizajes y cosas que todavía no pudimos resolver en esta cuarentena.

Por mail, una lectora nos compartió su experiencia: “La cuarentena pone mucho estrés en estar todo el tiempo juntos. No tener espacios personales ni sociales por fuera de la familia es raro”.

Desde Uruguay, Florencia necesitó compartir su reflexión respecto de usar servicios de delivery como Rappi o Pedidos Ya: “Por un lado, entiendo que precariza el trabajo, muchas veces realizado por inmigrantes, sin demasiadas garantías. Por otro lado, dejar de utilizarlo no le brinda a esta persona un nuevo trabajo no precario, por lo que hasta podría pensarse que mejor poco que nada”. 

Creo que, como Florencia, todos descubrimos situaciones a las cuales no les prestamos demasiada atención.

También para muchos de nosotros los primeros días nos encontramos queriendo aprovechar el tiempo todo lo posible, hacer algo que nos haga sentir útiles. Y sin embargo, también algunos nos empezamos a hacer preguntar sobre este tema:

Otros nos contaron que les costaba concentrarse, hasta para leer un libro. Así se sentía Pablo, nuestro ilustrador, que por supuesto lo expresó con una ilustración:

Esos fueron algunos de los disparadores para organizar un Instagram Live junto a un psicólogo que nos ayudara a reflexionar sobre algunas de las inquietudes de muchos de nosotros sobre la cuarentena. La primera charla con el Miguel Espeche quedó grabada, para tenerla siempre a mano. 

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Estrategias para frenar la ansiedad y el stress durante la cuarentena

Como ven, para nosotros tiene mucho sentido escucharlos, porque entonces el periodismo que podemos hacer tiene mayor relevancia, tiene otro punto de partida. No es un periodista pensando en soledad un tema sobre el que escribir.

Nuestro periodismo es, por el contrario, un periodista (o varios) escribiendo sobre lo que hace falta escribir, hablando de lo que hace falta hablar. ¿Y cómo sabe que es lo que necesitás? Antes, prestó atención a lo que te estaba pasando, a los que nos está pasando. Antes, te escuchó, te pidió una opinión, te preguntó qué te está pasando.

Pero además, nuestro periodismo tiene un ingrediente más: periodismo de soluciones. Este enfoque tiene que ver con hablar de los problemas, claro, pero haciendo foco en las iniciativas que intentan abordar el problema para solucionarlo. 

¿Para qué? Para saber que la expresión “qué barbaridad” que nos suele salir rápidamente ante una injusticia, es tan sólo el primer paso de un contenido periodístico que pone el foco en quién, cómo, cuándo y dónde trabajan aquellas personas que intentan desarmar el problema.

¿Para qué? Para que sepas que no todo está perdido, para que sepas que, como vos, mucha gente cree que cambiar el mundo es posible, y está trabajando para ello, algo que también es una invitación a sumarse. 

Nadie cambia el mundo solo. Por eso lo contamos, porque también el periodismo tiene algo qué hacer aquí.

¿Qué pasa cuando en la newsletter Oxígeno, Juan Carr resalta un gesto de generosidad? El eco es interminable. Comenzamos a ver a nuestro alrededor los buenos gestos de nuestros vecinos, que siempre son más que aquellos pocos negativos amplificados en algunos medios de comunicación.

Otra lectora de nuestra comunidad, nos mandó una foto y nos escribió para hablar de este tema: "La confusión generalizada, el miedo y/o la incertidumbre no deberían justificar ni siquiera sugerencias de exclusión. Esta foto (la que aparece más abajo) es lo contrario: manifiesta el querer ayudar, el ponerse a disposición, la voluntad de servir, sin importar el riesgo. Me parece importante difundirla, para que quede claro que en estos raros tiempos de aislamiento y confinamiento, no todos interpretan esa falta de interacción obligada como un acto de individualismo egoísta".

Maru lo dijo mejor que nadie y esta es la foto a la que nos hizo llegar:

Sr/a vecino: Soy Mariano del 3 C. Soy médico. Si necesita ayuda no dude en llamar a mi puerta. Trataré de ayudar a la brevedad.
Atte.-

“Como todos, tengo días mejores y días peores, pero el balance por ahora es bueno. Y cuando tengo días malos, pienso que al otro día va a ser bueno y voy a estar mejor. Que esto que estamos viviendo sin duda nos va a sacar mejores. Sin duda va a mostrarnos lo fuerte y resilientes que somos”, nos escribió Guadalupe, miembro de RED/ACCION

Estamos de acuerdo con Guadalupe, que le envió un mail a Lucía Wei He, autora de Chillax, nuestra newsletter con lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires. 

Como ven, cada autor de las newsletters o periodista de RED/ACCION charla de muchas más cosas que la temática sobre la que escribe, porque como a todos, nos pasan muchas cosas, tenemos muchos intereses y siempre hay algo que nos conecta.

Sigue Guadalupe: “Tuve bastante miedo a la soledad en cuarentena. Debo decir que por ahora la vengo llevando mucho mejor de lo que pensé”.

Si no es ahora que tenemos que estar más cerca, ¿cuándo?

También quisimos saber qué extrañan más y se los preguntamos:

Y nos contaste: los amigos, la familia, salir a caminar. Por eso queremos seguir acompañándote y que puedas acompañar a otros.

“Estos días me han ayudado a tomar perspectiva de muchas cosas, y también a valorar los afectos cada día más, valorar tener un trabajo que me guste, tener familia y amigas de oro que siempre están. Lo importante de un beso o un abrazo real. También agradecer a internet o las redes, que en un punto se demonizan pero que por estos días nos ayudan a ‘estar’ con nuestros afectos más cerca”, agrega Guadalupe.

Nuestra newsletter sobre libros y autores, Sie7e Párrafos, pidió sugerencias de lecturas recomendadas. Casi lo mismo que pasó en nuestros grupos de WhatsApp: ¿qué series recomiendan? ¿Y películas? Y aquí, para que la conversación que todas las semanas tiene Flor Ure con sus lectores sea más rica, incorporamos también las sugerencias que nos fueron llegando:

Ya ves que hay varias formas de acompañarnos, pero en esta circunstancia extraordinaria, el “entre nosotros”, es mucho más amplio. Lo inusual de esta pandemia es que nos da la oportunidad de ampliar lo que es nuestro, lo que conocemos. 

En esa guía colaborativa que mencioné antes incorporamos maneras de ayudar. Porque no todos estamos en las mismas circunstancias: más de un tercio de los argentinos viven en situación de pobreza.

Entonces, recopilamos información sobre alianzas de organizaciones de la sociedad civil que pusieron su foco en llegar con ayuda a quienes no tienen las condiciones mínimas para poder vivir una cuarentena en su casa. Porque están en situación de calle, porque no tienen acceso a agua potable, porque no tienen garantizado su ingreso diario.

Otra forma de ayudar que está a nuestro alcance son las #ComprasFuturas, donde hoy podés comprarle a un negocio para que nos espere con las puertas abiertas cuando esto termine. Comprar hoy para después fue algo de lo que hicieron nuestros lectores:

Más que nunca en estos momentos Otra Economía es necesaria. Por eso, así llamamos a la newsletter que edita Florencia Tuchin todos los martes. La propuesta es hablar de una economía circular, inclusiva y de triple impacto, que hoy es más necesaria que nunca. 

Otro de los aspectos de nuestra vida, también impostergable, es el de la acción climática en medio de esta pandemia. Muchos de nosotros vimos esas fotos, algunas falsas, de la fauna avanzando sobre las ciudades. 

Todos estos miércoles, Tais Gadea Lara estuvo contándonos lo que el coronavirus evidencia para la acción ante el cambio climático en Planeta, otra de nuestras newsletters. Porque todo nuestro contenido es abierto, gracias a que una comunidad de miembros banca este proyecto y a la que por supuesto, nos encantaría que te sumaras.

Encontramos muchas maneras de acompañarte, de escucharte, de estar atentos a lo que necesitás. No dudamos de que el beneficio es mutuo: este periodismo sin dudas se enriquece con tu participación.

Conocé más sobre nuestro periodismo participativo

EN PROFUNDIDAD