REDACCION | RED/ACCIÓN
REDACCION | 21 de febrero de 2019

Nathalia Restrepo / Directora Audiovisual y Redes

Me mudé veintitrés veces de casa. Un día las conté para ganar una apuesta, y gané. Veintitrés parecen muchas veces, en el caso de las mudanzas, pero no he sentido que sean tantas. Hace seis años me fui de Colombia y aún no sé cuando quiero regresar o si lo haré. Buenos Aires me adoptó generosa, y yo a ella.

De adolescente trabajé en una ONG con comunidades vulnerables. Estuve peleada con la música y la lectura. A los 18 años leí El desbarrancadero de Fernando Vallejo y me reconcilié con el mundo. Por eso no creo cuando me dicen que la gente “no quiere leer” o saber. Sé que solo hace falta el texto correcto en el momento justo.

Me gustan las buenas historias y siempre estoy pensando cómo podría contarlas en video. Voy al cine y tomo fotos mentales para mi yo documentalista del futuro. Me gusta la gente que es capaz de entender otras realidades, aunque estén muy lejos de las suyas. La ciencia descubrió que conocemos el mundo a través de la emoción y el contexto. El desafío del periodismo es llegarle a la gente por esos canales, bajar las barreras, brindarle herramientas a la gente para que piense su realidad y pueda transformarla. Entre todos podemos más. Me inspira la gente que no se rinde, que prueba que todo es posible.

Edité un libro de medicina. Hice un mediometraje. Abrí un canal de YouTube. Entrevisté para TKM, Infobae y Aj+. Entrevistando aprendí a escuchar.

Creo en el poder sanador y unificador de la comida compartida. Soy una verdadera crossover. Me bailo un bolero, un vallenato, un tango, un reggaetón o una cumbia con la misma alegría. Me gusta pensar que estoy hecha un poco del huracán Vallejo, de la sensibilidad de Juan Villoro, del poder reivindicador de Svetlana Alexievich y de algunas canciones de Sabina y Vicente García. Adopté muchos padres y madres. Adopté a Herzog, a Bolaño, a Lila Downs, y a unos cuantos más que me alumbran la vida.

Alguien siempre me dice que el mundo está todo mal porque es más fácil destruir que construir. No le temo a la dificultad. Yo me apunto para construir.

REDACCION | 31 de diciembre de 2018

Doce historias que amamos contar en 2018

En nuestros primeros ocho meses de vida publicamos unas 750 piezas periodísticas originales, y contamos más de 350 historias de personas y organizaciones que están enfrentando nuestros más urgentes desafíos sociales.

Fundamos RED/ACCIÓN con el sueño de hacer un periodismo humano, abierto a la participación, con propósito e impacto. Y recorremos este camino con enorme agradecimiento a nuestra creciente comunidad, integrada por miembros, lectores, colaboradores y sponsors. A todos ellos, nuestro profundo agradecimiento.

Aquí, la lista de 12 historias que amamos contar en 2018.

REDACCION | 19 de diciembre de 2018

Las cuatro mujeres que están cambiando la realidad

“Yo laburo desde muy piba. Tuve más de 25 laburos. A los 15 me dijeron que iban a prescindir de mi trabajo. Yo entendí que me estaban dando más trabajo, que estaban muy contentos conmigo. Al día siguiente volví a ir y me explicaron que me habían despedido. Sentí tanta vergüenza de no haber entendido, me sentí tan disminuida que decidí estudiar”.

La que lo cuenta es Mayra Arena, una de las cuatro invitadas al encuentro de RED/ACCIÓN en el que, entrevistadas por Juan Carr, contaron su día a día ante un auditorio lleno de jóvenes estudiantes de la Universidad Di Tella. Las otras tres oradoras fueron Catalina Hornos, Elena Santa Cruz y Mariela Fumarola. 

“Mucha gente todavía no se da cuenta de que no tiene un mérito que el otro no para poder estudiar. Me llevó mucho tiempo dejar de lado esa bronca y superar el resentimiento”, completó Mayra, que se hizo conocida desde su conmovedora charla TED: Qué tienen los pobres en la cabeza.

Cata Hornos por su parte contó sobre la dificultad de cambiar la realidad argentina. “Mi compromiso no es con la desnutrición, la desnutrición como idea no existe, lo que existen son las personas desnutridas. Mi compromiso es con ellos, con esas personas”, dijo.

Contó cómo nació y creció Haciendo Camino, la fundación con la que pelea contra la desnutrición y el abandono desde hace 12 años. “El bien se hace bien o no es bien”, dijo sobre el final.

“Si en la Ciudad de Buenos Aires hay mil personas en situación de calle, Mariela Fumarola conoce a las mil”, la presentó Juan. Su mirada de la realidad es contundente: “Hay gente que no ve el sufrimiento del otro porque lo que ves te genera un compromiso. Si viste algo no podés hacerte el que no lo viste. De algún modo, si seguís de largo sos cómplice”, dijo.

Cada semana ella sale a recorrer la ciudad junto con los voluntarios de Caminos Solidario. Sobre el final de su exposición dejó una conclusión aún más fuerte: “La mayoría de la gente a la que le sobra no conoce a los que les falta”.

“Yo no entro ni salgo fácil de ningún lugar. Que sonría es otra cosa”, contó la maestra y titiritera Elena Santa Cruz sobre su labor como voluntaria. Entre otras cosas, visita periódicamente gente en la cárcel solamente para que tengan alguien con quien hablar. “Cuando me preguntan qué encuentro dentro de una cárcel respondo: gente. Gente que se equivocó”, contó.

Ese gesto, el de buscar el encuentro por el encuentro, es de las cosas más transformadoras que existe. “Decirle a una persona que uno tenía ganas de verla significa mucho para ellos. Una conversación puede revelarle algo a una persona, un minuto puede significar una vida”.

Sobre el final del evento, la misma Elena hizo una presentación con sus títeres. No solo provocó el aplauso y algunas lágrimas por la emoción de sus palabras, sino que más de uno se fue con esta idea en la cabeza. “Todos somos absolutamente frágiles. Si les da miedo ir a un lugar, vayan igual, con miedo pero vayan. Y si pueden, háganlo sonriendo”.

REDACCION | 13 de diciembre de 2018

Foto: Adepa

RED/ACCIÓN premiada por ADEPA por su periodismo social

Stella Bin, periodista y editora general de RED/ACCIÓN, fue premiada hoy por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) por su nota “Cómo luchan contra la tentación del suicidio los jóvenes de Fiambalá“.

La nota consiguió el segundo puesto en la categoría de Solidaridad Social de los premios Adepa al periodismo 2018. Las otras periodistas premiadas en la misma categoría fueron Silvia Stang por su nota “Para qué se usa el dinero: llega la inversión con impacto social” y María Ayuso por su nota “Romper el molde: profesionales que eligen ayudar por sobre el éxito personal“, ambas del diario La Nación. 

Leé la nota premiada de RED/ACCIÓN

A continuación, la lista con todos los ganadores:

Categoría Libertad de Prensa

Categoría Solidaridad Social

Categoría Periodismo Político

Categoría Derechos Humanos

Categoría Ecología y Medio Ambiente

Categoría Caricaturas e Ilustraciones

  • 1º Premio: Pablo Fernando Chumbita (La Voz del Interior, Córdoba) – Trabajo

Categoría Fotografía

  • 1º Premio: Pablo Daniel Cuarterolo (Perfil, Buenos Aires) – Trabajo
  • 2º Premio: Daniel Jayo (La Nación, Buenos Aires) – Trabajo
  • Mención Especial: Mauro Alfieri (La Nación, Buenos Aires) – Trabajo
  • Mención Especial: Marcelo Martínez (Angular, Buenos Aires – Trabajo

Categoría Información General y Espectáculos

Categoría Educación

Categoría Cultura e Historia

Categoría Economía

Categoría Deportes

Categoría Periodismo Científico

Categoría Infografías

Categoría Periodismo Judicial

Categoría Periodismo de Investigación

Categoría Cobertura Multimedia

Categoría Innovación en Medios Digitales

Categoría Periodismo Universitario

  • 1º Premio: Mateo Tedesco, Francisco Domínguez, Sebastián Petre, Alejandro Lizarazu y Juan Lundahl (Universidad Católica Argentina, Buenos Aires) – Las redes de Caffaro
  • 2º Premio: Camila Ruíz y Sol Agustina Zaino (Universidad Argentina de la Empresa, Buenos Aires) – Viviendo con el enemigo

Categoría Niñez y Adolescencia

REDACCION | 10 de diciembre de 2018

10 historias para reflexionar en el Día Internacional de los Derechos Humanos

En RED/ACCIÓN tenemos el compromiso de contar historias que exponen distintos desafíos sociales, económicos y políticos. En muchas de ellas nos encontramos con que hay situaciones en las que se infringen los derechos de las comunidades más vulnerables. Pero también nos interesa contar las historias de las personas, organizaciones e instituciones que están trabajando día a día para mejorar la situación de estas personas.

Hoy, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, te invitamos a conocer estas diez historias de RED/ACCIÓN, que nos invitan a reflexionar sobre los derechos de distintas comunidades de nuestro país y qué podemos hacer para mejorar su realidad.

Defensor del Niño: La deuda del Congreso con los 14 millones de chicos argentinos

El 28 de septiembre de 2005, con el fin de asegurar el cumpliento de los derechos de los niños, el Congreso Nacional sancionó una ley creando la figura del defensor de los derechos de las niñas, niños y adolescentes. La legislación establecía que el defensor debería ser designado dentro de los 90 días de sancionada la ley. Hoy, a 13 años de esa fecha, Argentina todavía no tiene un defensor del niño. Por qué es importante que se designe uno y cuáles son los próximos pasos. Por Lucía Wei He.

Leé la nota

Para buscar agua, usan carros, bicicletas, caballos y hasta burros. | Foto: Paula Juárez

En Argentina, unas 450 mil familias dedican hasta seis horas diarias para buscar agua

El 22% de las viviendas del país no tienen red de agua potable en su casa: 3 millones de 13,8 millones de hogares. Además 448.211 de esas viviendas tienen necesidades básicas insatisfechas: son familias pobres, viven hacinados, no tienen baños o los chicos no van a la escuela. Por qué es importante visibilizar estos datos y qué soluciones se proponen. Por Javier Drovetto.

Leé la nota

La Visita de las Cinco: un nuevo modo de construcción de memoria en la ex ESMA

En los últimos dos años, las visitas guiadas por el edificio del Casino de Oficiales de la antigua ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) se volvieron un evento en el que sobrevivientes, analistas e invitados especiales se unieron al público y también a un cronista para descender juntos a un infierno argentino y muy real. Aunque en realidad, se trata de un ascenso: el principal espacio recorrido son los altillos. Ahora, el libro La Visita de las Cinco, de descarga gratuita, recopila la experiencia. Por Javier Sinay.

Leé la nota

Por Ley, en la Argentina las mujeres aún no pueden hacer los mismos trabajos que los hombres

Servir alcohol, realizar tareas subterráneas y trabajar de noche son algunos de los oficios que las mujeres tienen prohibidos por ley. La normativa fue reglamentada en 1924 y sigue vigente. Por Joaquín Sánchez Mariño.

Leé la nota

La búsqueda de Sofía Herrera: una conversación entre María Elena Delgado y Juan Carr

Sofía Herrera desapareció en 2008, cuando tenía 5 años. Diez años después, su paradero todavía es desconocido. En conversación con RED/ACCIÓN, su madre, María Elena Delgado, cuenta cómo imagina que es la vida de su hija hoy y por qué es importante que sigamos buscándola. Por Lucía Wei He y Nathalia Restrepo.

Mirá el video

Chau manicomios: cómo Río Negro se convirtió en un modelo mundial con su programa de salud mental

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 4 personas en el mundo padece de algún tipo de trastorno mental. Dentro de esta población, dos tercios no reciben ningún tipo de atención. Cómo un movimiento liderado por médicos, psicólogos, y otros profesionales cambió el paradigma de la salud mental en Río Negro. Y con ello, la vida de miles de personas. Por Lucía Wei He.

Leé la nota

El largo viaje de los venezolanos hacia la Argentina

Se estima que en nuestro país viven cerca de 70 mil venezolanos. En lo que va del año ya se otorgaron 4.000 radicaciones temporarias y permanentes. Muchos llegan por tierra, en travesías en ómnibus que duran entre 11 y 15 días. Paran en las fronteras y en las grandes ciudades, y llegan agotados pero con los sueños intactos. Por Javier Sinay.

Leé la nota

Sólo el 21% de los detenidos en las cárceles argentinas recibe capacitación laboral 

Ocurre pese a que la mayoría de los presos no tiene oficio ni estudio. Esa situación favorece la reincidencia. Desde los servicios penitenciarios reconocen la necesidad de ampliar la oferta de cursos y aclaran que el 40% de los internos trabaja en prisión y eso ayuda a su formación. Por Javier Drovetto.

Leé la nota

Dormir entre cartones: qué sienten y cómo sobreviven las personas que viven en la calle

David tiene 5 años y vive con Patricia, su mamá, en el mismo barrio en el que nació Maradona: Villa Fiorito. Es el primero en su familia que no vivió en la calle. Antes, Patricia pasó muchos años sin casa. No es un mal de pocos: según los datos oficiales del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, en Buenos Aires hay 1091 personas en situación de calle. Sin embargo, un censo alternativo presentado por el Ministerio Público de la Defensa indica que son 4.394. Cuáles son sus historias. Por Joaquín Sánchez Mariño.

Leé la nota

La importancia de hacer visible el lado invisible de la pobreza

Es la única forma de diseñar buenas políticas públicas para combatir la desigualdad y la exclusión. El Semáforo de la Pobreza es una iniciativa que está mostrando buenos resultados en lograr una mejor definición del fenómeno. Permite a las propias familias medir su nivel de pobreza e identificar estrategias personalizadas para solucionar carencias específicas. Por Iván Weissman.

Leé la nota

REDACCION | 10 de diciembre de 2018

CHILLAX: la nueva newsletter de RED/ACCIÓN para disfrutar tu tiempo libre

En RED/ACCIÓN creemos que algunos de los momentos más valiosos ocurren cuando estamos desconectados: compartiendo una copa de vino y una buena comida con amigos, descubriendo una nueva parte de la ciudad con tu pareja, o visitando esa nueva muestra de arte de la que todos están hablando.

Es por eso que, aunque estamos en tus momentos de conexión para ayudarte a entender la actualidad y contarte historias que te van a hacer pensar, también te queremos acompañar a encontrar experiencias nuevas para disfrutar de los momentos en los que necesitás desconectarte.

Te invitamos a sumarte a CHILLAX, nuestra nueva newsletter para ayudarte a disfrutar de la mejor manera tu tiempo libre. Todos los jueves, te vamos a estar mandando las mejores recomendaciones de eventos que no te podes perder el fin de semana, lugares originales y diferentes para ir a comer y tomar, y lo último del mundo de la música y las películas. ¿Te sumas?

Recibí CHILLAX

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todas las newsletters

REDACCION | 7 de diciembre de 2018

El futuro de las organizaciones: cómo vamos a trabajar en 2030

Cerca de 50 personas se reunieron el miércoles 5 de diciembre en la Fundación Telefónica. El evento fue organizado por RED/ACCIÓN, como parte de una serie de encuentros en los que invitamos a nuestra comunidad a reflexionar sobre distintos temas.

Los invitados a exponer en esta ocasión fueron Lorenzo Preve (de IAE), Fernando Zerboni (de UdeSa) y Andrés Hatum (de la Universidad Di Tella). Moderados por Sonia Jalfin, discutieron sobre los desafíos de las empresas del futuro. Según ellos, los talentos ya no pertenecerán a una sola organización, los líderes deberán ser más colaborativos, y los organigramas perderán sentido paulatinamente.

Además de discutir la idea del management moderno (“las empresas cambiaron mucho, el management muy poco”, dijeron), propusieron “volar en pedazos” los viejos conceptos de liderazgo, jerarquías y planeamiento.

De izq, a der. Lorenzo Preve, Fernando Zerboni y Sonia Jalfin

Estas fueron algunas de las ideas más interesantes y provocadoras de los oradores:

Fernando Zerboni

  • Empresas muy grandes de la Argentina, estilo unicornio, hoy no hacen presupuesto. Hacen planeamiento flexible. Eso es parte del pensamiento complejo.
  • La autonomía de la gente hoy requiere que haya otro tipo de líderes.
  • Es muy complicado pensar campañas de marketing para el siguiente año. ¿Cómo planificás? Tenés que tener en cuenta qué red social va a ser la más relevante por ejemplo, pero eso no lo sabés, entonces no podés definirlo desde antes. Es muy complejo.

Lorenzo Preve

  • Las empresas cambiaron muchísimo, pero el management cambió poco.
  • Deberíamos romper en pedazos el organigrama.
  • Hay que replantear el planeamiento. Cualquier valor futuro no es un número, es una distribución de probabilidades. Siempre piden que tiremos un número, pero un número es un momento en esa distribución. Así que el planeamiento es otras de las cosas que habría que romper en pedazos.
  • Las nuevas generaciones tienen una capacidad innata de resolver problemas, mientras que nuestra generación tenía una capacidad innata de obedecer. Creo que los chicos que están entrando hoy al mercado laboral tienen la capacidad de resolver problemas. La inteligencia artificial puede llegar a resolverlos también, pero siempre te va a necesitar a vos ahí.
  • Yo creo que las fronteras no existen más. Hoy alguien te hace un trabajo desde Finlandia, comprás un libro en Amazon y pagás impuestos en otro país, lo mismo con Uber… Entonces, el tema fronterizo regulatorio se va a resquebrajar cada vez más y vas a poder contratar especialistas de todo el mundo por el tiempo que quieras.

Andrés Hatum

  • Veo una dicotomía en los espacios de trabajo. Algunos hablan de un escenario donde cada uno labura aislado en su casa, y a su vez están creciendo los espacios de co-working. Así que no sabemos.
  • Veo que las teorías de management no sirven más. Es Caca Management. Seguir enseñando Porter realmente es una falta de respeto.
  • Si tuviera que pensar en el liderazgo del futuro, imagino jefes mucho más colaborativos, insertados en el centro de la pirámide. Y los anti líderes necesariamente van a caer.

Si querés ver el video completo, hacé click acá

REDACCION | 6 de noviembre de 2018

Tristán Rodríguez Loredo / Editor senior

Mi primera nota la escribí cuando tenía 12 años como una tarea escolar. Una entrevista a mi abuelo que había sido testigo de la “Pelea del siglo” en la que Jack Dempsey derrotó a Miguel Ángel Firpo quien, sin embargo, lo había podido sacar del ring. Gran reportaje que se ganó la admiración de mis compañeros y la reprobación de mi profesor: no había obedecido la consigna. Allí empecé a aprender que el periodismo no es sólo inspiración sino trabajo y método. La pasión es condición necesaria pero no suficiente para lograr lo que todos buscamos cuando abrazamos este oficio: contar historias que conmuevan, que expliquen, que revelen. En fin, que podamos convertir en algo útil nuestra natural deformación profesional de la curiosidad sin fin.

Estudié Economía y Sociología, coma una forma de comprender mejor el mundo. Y desde que tengo memoria, compartí la aventura del aprendizaje, como estudiante primero y como profesor en colegios secundarios y la universidad, luego. Y el periodismo, al que llegué de casualidad para no irme nunca, me dio la posibilidad de encausar ese ímpetu por entender, explicar, compartir con otros lo que sentía y pensaba.

Nací en Mar del Plata, me crie en Buenos Aires y en Gualeguaychú otro espacio vital. Caminante de la vida, con Marcela y nuestros cuatro hijos, hicimos la riquísima experiencia de vivir en España con la buena excusa del estudio. Hincha de Boca y del San Isidro Club; asador semiprofesional, soy un agradecido de haber nacido en esta tierra plena de contrastes y oportunidades, un auténtico laboratorio social que nos invita cada día a poner manos a la obra.

REDACCION | 4 de julio de 2018

MONO #2, la revista desplegable de RED/ACCIÓN: la infografía total de Messi, la escritura a mano y Esther Wojcicki

Este mes, MONO, la publicación desplegable de papel para los miembros de RED/ACCIÓN, trae cinco notas con lo mejor de nuestro periodismo.

En la doble página en tamaño Sábana, una infografía total de Leo Messi: sus 613 goles y sus hazañas. Y además, un retrato en el que el periodista y editor español Juan Cruz examina a un 10 tremendo y único que gambetea, avanza, piensa en contra de la velocidad y gestiona la jugada con los ojos cerrados. Messi no es de este mundo y ni siquiera es del mundo del fútbol, y mono propone una pausa para pensarlo.

MONO no es una revista ni un diario; es otra cosa. El truco está en una hoja que se pliega tres veces y que adquiere tres formas diferentes, que son tres muestras de lo que el periodismo puede ofrecer en papel: Sábana, Tabloide y Revista.

En nuestra doble página de Tabloide, el filósofo Santiago Kovadloff plantea algunas reflexiones en torno al fin del hábito (¿o deberíamos decir “el arte”?) de escribir a mano. Frente al avance de los teclados touch, ¿caerán en desuso la tinta y el papel? Las plumas se están volviendo elementos cada vez más infrecuentes, lo mismo que la letra plasmada por la mano, que dice algo único acerca del sujeto: tensiones, sensualidad de movimientos, propensión a la armonía (o al caos), impulsos y psiquismo. Lo mejor: no sólo presentamos aquí las reflexiones del filósofo, sino también, de puño y letra, las páginas originales en las que escribió y corrigió su texto.

Chani Guyot, el director de RED/ACCIÓN, sigue la pista de Kovadloff y en su columna cuenta cómo hace el escritor norteamericano Paul Auster para escribir novelas como 4 3 2 1. Es que él también escribe a mano. Y eso, en todo caso, es dejar una huella. Nosotros esperamos que nuestro camino de periodismo con propósito e impacto también la deje.

MONO tiene una entrevista en su doble página de tamaño Revista con Esther Wojcicki, la “matriarca” de Silicon Valley. “Tenemos que usar a nuestros hijos a usar sus teléfonos para aprender”, nos dijo.

MONO es una publicación en papel para los miembros de RED/ACCIÓN: átomos, no bits. Active aquí su membresía. Lea MONO, dese un gusto.

MONO2
REDACCION | 23 de mayo de 2018

Las tres muertes de mi padre

saltoEdited

Nuevo podcast:
Las tres muertes de mi padre

“El Comando Madrid de ETA mató a mi padre en un atentado en 1993. Durante 20 años no hice nada por saber la verdad. Ahora, y tras una larguísima investigación, sé que hay mucho más de lo que me contaron. Esta es la historia”

Por Pablo Romero – Producción de Cuonda

24 de mayo de 2018








Ocurrió en Madrid. El 21 de junio de 1993, a las 8:15 horas, estalló un Opel Corsa cargado con 40 kilos de explosivos al pasar una furgoneta del Ejército del Aire, también conocido como Fuerza Aérea Española. En el atentado murieron los siete hombres que iban en ella.

Uno de esos hombre era el teniente coronel Juan Romero Álvarez , padre del periodista español Pablo Romero.

Entonces, Pablo tenía 17 años. Fue el último de su familia en ver a su padre vivo y el último en enterarse de su asesinato.

El periodista pasó cinco años investigando la muerte de su padre. Y su búsqueda por la verdad hizo que la Audiencia Nacional abriera una nueva instrucción judicial.

Ahora relató la historia de su padre en cinco episodios en formato podcast, bajo el título Las tres muertes de mi padre, publicado por Cuonda.

RED/ACCIÓN es uno de los hasta ahora tres medios del mundo seleccionados por Cuonda para compartir la publicación de esta historia. Los otros dos son Público, de España, y El Pitazo, de Venezuela.


El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

100 MUJERES

5

Noé Ruiz

“Hay mucho egocentrismo en la dirigencia sindical”

Por Agustina López


VER NOTA

GPS PM

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibe nuestro resumen editorial
todas las tardes

LO+VISTO

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: [email protected]

Lab | 17 de abril de 2018

Presentamos el LAB de RED/ACCIÓN

El Laboratorio de Experimentación Periodística será el puente entre RED/ACCIÓN y los estudiantes avanzados de periodismo de Argentina. Un espacio para la exploración de múltiples expresiones narrativas.

El Laboratorio de Experimentación Periodística se propone tender un puente, ser un nexo entre el medio y los estudiantes avanzados de facultades e institutos de periodismo y comunicación de Argentina. Crecer en red, ser un nexo, recorrer distintos lugares del país, con el espíritu de reconocernos en experiencias innovadoras. Creemos que la tecnología posibilita la exploración en múltiples expresiones narrativas por ello este espacio propone vincular a los estudiantes con el desarrollo de un nuevo medio de comunicación destacando un perfil polivalente. Se precisan catalizadores plenos de talento que interpreten los medios como vehículos de desarrollo e inclusión.

Todos los conocimientos y prácticas promovidas por el laboratorio están complementados con contenidos humanísticos, culturales y artísticos, que enriquecen la formación ampliando su universo creativo y humano.

Dentro de los objetivos generales, la capacitación apunta a generar competencias y criterios para la producción de proyectos de comunicación orientados a una narrativa convergente. También es fundamental que los estudiantes desarrollen una conciencia crítica respecto de la realidad y entorno a la concepción de los productos de difusión masiva. Vamos a explorar estéticas y narrativas. Crearemos piezas periodísticas asumiendo un riesgo creativo: no replicar los esquemas preestablecidos por la industria de los medios.

El Laboratorio es un espacio de encuentro. Daremos un salto que es una búsqueda y un encuentro. Narrar es narrarnos. Es, ni más ni menos, un gesto sensible, noble y humano.

Si querés mantenerte al tanto de la actividad del Laboratorio o sugerir alguna propuesta, escribinos a [email protected]

REDACCION | 17 de abril de 2018

Presentación RED/ACCIÓN

PortadaPresentación

Nace un nuevo medio en la Argentina

Nace un nuevo medio en la Argentina

En un evento con más de 200 personas, RED/ACCIÓN celebró su lanzamiento. Entre amigos y colegas, se presentó la propuesta. Para cerrar la fiesta cantó Richard Coleman.

por Joaquín Sánchez Mariño

17 de de abril de 2018






“Un viaje de mil millas comienza con el primer paso”, dijo Chani Guyot citando a Lao Tse cerca de las ocho de la noche, apenas segundos después de que RED/ACCIÓN estuviera online por primera vez. Fue ante las más de doscientas personas que estuvieron presentes el domingo en nuestro evento lanzamiento. Sucedió en el piso 8 del edificio WeWork Libertador 1000 de Vicente López, donde también funciona la redacción.

Desde las siete de la tarde fueron llegando los invitados. Personalidades del periodismo, la política, el mundo empresarial y la cultura nos acompañaron en un evento en el que además de la web se presentó el primer ejemplar de MONO, la revista impresa para miembros, y hubo música a cargo de Richard Coleman. El reconocido guitarrista se destacó con sus versiones de Lago en el cielo (de Cerati) y Héroes (de David Bowie), y con su nuevo tema Días futuros, cuyo video acaba de presentar y cuenta con la colaboración de Andrés Calamaro.

Richard Coleman en la presentación de RED/ACCIÓN
Richard Coleman en la presentación de RED/ACCIÓN

El primero en hablar fue Juan Carr, uno de los fundadores del proyecto, que describió la realidad argentina a través de una serie de datos: “Mañana, 18 millones de personas van a ir a trabajar honestamente. 12 millones van a ir al jardín de infantes, al primario o al secundario. 2 millones van a ir a la universidad. Y 8 millones de pobres esperan, sin violencia, una oportunidad. Son mundos invisibles que están ahí. Verlos es parte de tener una mirada distinta”, dijo. Y después remató: “Hoy, domingo 15 de abril de 2018, nace un nuevo medio en la Argentina”.

Después, Chani hizo un recorrido por fechas fundamentales para este proyecto: domingo 1 de mayo, nació Mundo Invisible, la organización que fundó junto a Juan Carr. Martes 15 de agosto de 2017, día en que un grupo de soñadores reveló la vocación (y la decisión) de fundar un nuevo medio. Jueves 16 de noviembre de 2017, fecha en la que se realizó el primer desayuno para escuchar y debatir ideas. Domingo 15 de abril de 2018: cuando ese sueño vio la luz. Además, explicó la propuesta periodística RED/ACCIÓN y agradeció la compañía y el apoyo de todos los presentes.

Chani Guyot y Juan Carr fueron los anfitriones de la noche
Chani Guyot y Juan Carr fueron los anfitriones de la noche

Entre los presentes estuvieron los periodistas Diego Iglesias, Adriana Amado, Juan Miceli, José del Rio, Pablo Sirvén, Luciana Mantero; el Secretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa; el Director de Argentina 2030, Iván Petrella, y la Gerente de Alianzas Estratégicas de Medios de Facebook, Julieta Shama, entre otros.

Muchos de ellos entraron por primera vez al sitio desde sus celulares, otros empezaron a seguir al medio en las redes y hasta se hicieron miembros. RED/ACCIÓN se propone ser una comunidad de comunidades, un medio con propósito que busca replantear el rol del periodismo en el siglo XXI. Es un viaje largo, y así lo destacó Chani con la última fecha que mencionó en su presentación: sábado 9 de enero de 2021. “Será ese el día en que se cumplan los primeros mil días. ¡Hacia allí vamos!”.

Otras historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


activá tu membresía

SERIES RED/ACCIÓN | 100 MUJERES

1

Ana Lía Otaño

“Estudié medicina para cambiar el mundo”

Por Mercedes Funes


VER NOTA

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibe nuestro resumen editorial
todas las mañanas


ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves
26 de abril
18:30

Inscripción: [email protected]

REDACCION | 16 de abril de 2018

Presentación serie de Bilal

PortadaPresentacionBilal

Una escritora argentina y su búsqueda incansable de un esclavo mauritano

Una escritora argentina y su búsqueda incansable tras las huellas de un esclavo mauritano

Mori Ponsowy viajó miles de kilómetros para buscar la historia de Bilal y contarlo por entregas en RED/ACCIÓN.

por Joaquín Sánchez Mariño

17 de abril de 2018






Tras las huellas de Bilal es la historia de un esclavo mauritano, más de veinte refugiados y una escritora argentina que viaja a Italia para buscarlos.

Nacida en Buenos Aires, criada en Perú y formada en Venezuela, Mori Ponsowy conoció la historia de Bilal por un amigo italiano y psiquiatra que trabaja con refugiados. Fue en diciembre del 2017. Solo sabía su nombre y su edad, pero no tenía ningún dato de contacto. A través de internet, lo buscó por todas partes. Hasta que un día dio con él.

“Yo pensaba que en el siglo XXI no existía la esclavitud. Pensaba que era algo que había desaparecido, un cosa horrenda de otro tiempo. Y un día de pronto me llega esta historia, la de un hombre mauritano que fue esclavo durante más de 20 años, y me obsesioné”, cuenta.

Se compró un pasaje a Italia y salió a buscarlo. En el camino recorrió cuatro ciudades (Roma, Nápoles, Palermo, Lampedusa), entrevistó a más de cuarenta personas y atravesó miles de kilómetros.

“La mayoría de los refugiados que entrevisté pasaron por Libia, fueron obligados a hacer trabajos forzados allí por dos años, y luego los dejaban seguir camino. Son todos jóvenes. El promedio de edad es de 23 años, y es tremendo. Mi hijo cumple 23 años este mes y estos chicos a la misma edad ya pasaron por cosas tremendas”, dice. Su historia la va contar, de una entrega por día, en las páginas de RED/ACCIÓN.

¿Cómo encontraste a Bilal?
No fue tan fácil. Cuando lo encontré, él no quería contar su historia. Me desesperé. Tenía toda mi energía puesta en ese viaje y en esta aventura y él no quería hablar.

¿Qué hiciste?
Decidí viajar igual a buscar historias de refugiados en general, yendo a ver qué me encontraba. Me fui en febrero y he entrevistado a más de 40 personas. Estuve casi un mes en Italia.

¿Por qué buscabas refugiados?
No es tanto los refugiados sino más bien el tema de tener que partir de la propia tierra para buscar una nueva vida. Eso de empezar de cero es algo que todos llevamos en la sangre, porque todos venimos de otras geografías, y nuestros ancestros también. Me conmueve mucho que el continente donde apareció la raza humana, África, sea también el continente de dónde más gente se va hoy en día.

Cuando era chica, su abuela le decía que se parecía a una mora. “Pero no a la fruta, sino a los moros de España”, le aclaraban sin que ella entendiera del todo. Día tras día empezaron a decirle Morita, tanto que la anécdota barrió con su nombre verdadero (que lo tiene escrito en su documento pero guarda en secreto). Hoy es Mori Ponsowy, fórmula con la que firmó sus tres novelas, sus dos poemarios y sus libros de entrevistas, y con la que firmará también este crónica en entregas.

¿Encontraste algún esclavo?
No, pero a pesar de toda la gente con la que hablé, siempre seguí buscando Bilal.

¿Hay alguna esperanza en todo esto? ¿Algo que celebrar?
La esperanza para todos ellos llegar a Italia, que es donde están a salvo. Las historias que cuento son terribles, pero son todas historias de personas que sobrevivieron, que están vivas. Hay muchas personas que murieron en el camino y nunca voy a poder contar sus historias. Todos las personas con las que hablé coincidían en que el desierto del Sahara está plagado de cadáveres.

¿Qué hay de vos en esta historia?
Yo no me siento de ninguna parte. Crecí en una casa de argentinos en Venezuela. A pesar de que hablo con acento venezolano, nunca me sentí venezolana. Pensaba que era argentina, y cuando vine acá resultó que tampoco era argentina del todo. Por eso me conmueve esto de no tener raíz, tener que empezar todo otra vez. Pero claro, no se puede ni comparar. Somos tan afortunados algunos de nosotros y estamos tan desconectados de lo que pasa en el mundo, que contar esta historia me pareció una obligación.

Otras historias

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


activá tu membresía

SERIES RED/ACCIÓN | 100 MUJERES

1

Ana Lía Otaño

“Estudié medicina para cambiar el mundo”

Por Mercedes Funes


VER NOTA

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibe nuestro resumen editorial
todas las mañanas


ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves
26 de abril
18:30

Inscripción: [email protected]

REDACCION | 15 de abril de 2018

Javier Drovetto / Editor y cronista

No sé por qué soy periodista, pero en la secundaria devoraba Página 12 y con amigos hacíamos radio en una FM de Escobar en la que gozábamos contar que el Intendente, un ex comisario ahora condenado por delitos de lesa humanidad, había prohibido que las parejas se besaran en las plazas.

Las redacciones fueron mi principal escuela. Crecí en una de las más grandes del país, la de Clarín, donde aprendí el oficio y conocí a varias de las personas más importantes de mi vida. No estoy orgulloso de todo lo que escribí, pero siempre lo hice con honestidad. Publicar me hace feliz. Y desde 1999, es la forma en la que me gano la vida. Me defino como cronista y trabajador de prensa.

Colaboré en La Nación, Brando, Anfibia, Pymes y Caras y Caretas. Fui redactor de secciones como ciudad, política, policiales, sociedad y deportes. Tuve que escribir sobre redes de cloacas, elecciones de concejales, robos a bancos, polos gastronómicos y partidos de vóley. Hace un tiempo, pude concentrarme en lo que más me gusta: contar historias de vida que ayuden a reflexionar sobre el amor, la solidaridad, la muerte, las injusticias y el mundo que le dejaremos a las próximas generaciones.

Me apasiona el fútbol más que la lectura. Juego cada vez que me lo permite el tornillo de titanio que sostiene los ligamentos de mi rodilla izquierda. Perdí la esperanza de ser futbolista profesional, pero tengo la esperanza de escribir más de un libro.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Agustina Campos / Manager General

Con mente inquieta, desde chica recorro caminos para encontrar lo que me gusta y disfruto. Esa búsqueda para mí es un gran desafío. Soy ansiosa, sensible y considero que tengo sentido común. Me emocionan las cosas simples, como que un problema se desvanezca con la sonrisa de alguna de mis hijas.

Disfruto de trabajar en equipo, escuchar a las personas que me rodean y aprender. Trabajé en distintas empresas y tuve mis propios emprendimientos. Experiencias que me mejoraron como persona y como profesional.

Estoy casada con un hombre al que elegí por la libertad con la que desafía todos los días a la vida y que me ha hecho más libre y felíz. Soy mamá de tres niñas increíbles que me hacen siempre volver a las cosas importantes.

Me encanta estar con amigos y en familia, fanática del río que descubrí hace unos años. En el río puedo estar pocas horas y sentir que fueron semanas. Dejar que la mirada se pierda en ese horizonte de agua, me conecta con mi esencia.

En RED/ACCIÓN mi visión de las cosas se enriquece, se amplía. Siento que no sólo deseo u observo los cambios, sino que soy parte activa de ellos.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Maxi De Rito / Responsable de productos digitales

Nací en el ‘94. Estudié periodismo pero no me defino por mi profesión. Me molesta que me digan que soy periodista. Me gusta la gestión de productos digitales, hacer que las cosas funcionen, se vean bien y tengan sentido. Me gusta innovar para solucionar problemas.

Soy crítico y cuestionador, sobre todo de mí mismo. Autoexigente. Inconformista. Perfeccionista. Pero muy impuntual y con mala memoria. Creo en la fuerza del equipo. Creo en la importancia del error. Creo en nunca dejar de hacer. Creo en la búsqueda de ser mejor, pero no en la de ser el mejor. Creo que demasiada gente piensa que trabajar es hacer algo que no le gusta.

Amante de los amigos, la familia e Independiente.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Chani Guyot / CEO y Director

Mi mentor fue Louis Silverstein, el primer director de arte de The New York Times, que me enseñó que el periodismo y el diseño son compañeros de baile. Con él también aprendí el valor de la fidelidad y de la amistad sinceras. Había elegido ser periodista a los 16 años, cuando empecé a trabajar en el periódico escolar El Precursor. En ese momento, la vocación me tomó por las solapas y nunca más me soltó. Creo que hay historias (por oscuras o luminosas) que merecen ser contadas: compartirlas cultiva nuestra humanidad. El tiempo pasó y trabajé 21 años en La Nación, de Buenos Aires. Allí aprendí casi todo lo que sé de periodismo, y allí aún tengo amigos y amigas a los que extraño.

Si no fuese periodista sería músico: si hubiera estudiado y practicado lo suficiente, sería un decente pianista. Es más, creo que los textos tienen música. El domingo 25 de junio de 1961, Bill Evans y su trío tocaron en el Village Vanguard de Nueva York. Ahora, cuando escucho esa grabación, un sábado a la noche en mi casa, compartiendo con mi mujer y mis amigos una copa de vino y una buena conversación, experimento algo muy parecido a la felicidad. También me hacen feliz los libros, y los co-conspiradores con los que fui tropezándome en mi camino.

Me fascina la gente que con su mirada original descubre mundos que están ahí pero permanecen ocultos para nosotros, el común de los mortales. Llaman poderosamente mi atención las personas muy inteligentes y las personas muy compasivas. Las primeras por su capacidad para entender y explicar el mundo. Las segundas por su capacidad para abrazarlo.

Y estoy orgulloso de sostener mi búsqueda con la frente alta. En los últimos meses me repito la frase que me dijo un amigo: “vinimos para ser felices y hacer el bien. Que no nos distraigan”.

Yo intento no distraerme. Y a veces, lo logro.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Juan Carr / Director de Relaciones con la Comunidad

Desde mi adolescencia tengo una obsesión: llegar al hambre cero en nuestro país, en América Latina y en el mundo.

El movimiento scout me inculcó algo de esto, y también los Padres Pasionistas de origen irlandés. Con esta vocación, empecé como médico veterinario pensando en producir alimentos para los más postergados; continué con la educación (fui docente secundario y universitario) como herramienta para incluir a los que más necesitan; y ahora llegó la etapa de la comunicación como una manera de cumplir con aquello de: “queremos cambiar el mundo”. De cambiar, de transformar, de eso se trata cualquier emprendimiento que reúne sueños, periodismo y tecnología. Como éste.

En mi condición de hombre de mundo (que hasta estudia chino para poder globalizar la solidaridad), en mi condición de ciudadano, de hombre casado hace 30 años con María, padre de cinco hijos y abuelo de una nieta; entiendo que podemos aportar un periodismo más humano y comprometido. Más cívico. Un periodismo que incluya, que reúna, que genere encuentros. Intuyo que es un momento en el que hace falta un medio nuevo y renovado que permita un gran acuerdo. Que permita en serio, incluir a todos, realmente a Todos. En la Argentina y en todo nuestro mundo.

Si este proyecto comunicacional mueve a levantar la mirada, a mirar la realidad del otro, si mueve a alguien a transformar esa realidad, a dar una mano, a dignificar; si esta propuesta sirve para cambiar la realidad de una sola persona o para cambiar la realidad toda; ese será nuestro éxito.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Juan Melano / Director de Producto y Tecnología

Me gusta empujar los límites de la convergencia entre contenido, tecnología y diseño para explorar nuevas experiencias de comunicación. Genero productos periodísticos con una profunda raíz tecnológica y ayudo a convertirlos en empresas sustentables.

Descubrí con el tiempo que el arte de la comunicación no se logra con un título, sino con un trabajo constante de aprendizaje y apertura a los demás. Me gusta hacer preguntas incómodas, descifrar cómo funcionan las cosas y descubrir el mundo haciendo. Es así como sumé profesiones tan variadas como la de zapatero, escultor, actor, carpintero o navegante a mi ecléctico currículum académico.

Creo que el periodismo puede ayudar a una sociedad a alcanzar una mejor versión de sí misma y que una historia bien contada le puede cambiar la vida a una persona.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Stella Bin / Editora General

Mi infancia en el campo estuvo atravesada por el deseo de tener una enciclopedia y un planisferio para ver los lugares que soñaba conocer. Crecí en una casa sin libros a pesar de que la lectura estaba muy bien vista, donde el conocimiento de otros lugares era valorado aunque no viajáramos. Con el retorno a la democracia y el comienzo de la escuela secundaria descubrí mundos que el planisferio de papel no me hubiese podido mostrar nunca, mundos atravesados por la inequidad, por el sufrimiento de hombres, mujeres y niños invisibilizados. Y supe que no volvería al campo, que quería cambiar la realidad de esas personas y que el periodismo era la herramienta que usaría para lograrlo.

Me gradué en periodismo, viajé y me formé consciente de la opción que había hecho. Trabajé durante 24 años en el diario Clarín como periodista y editora de temas económicos, políticos y sociales. Formé parte del primer equipo de infografía del país y comencé a obsesionarme por la exactitud de los datos. Promoví y formé parte del equipo de datos del diario Clarín, entre 2014 y 2016. Desde 2017 coordino el Área de Capacitación e Investigaciones del Media Lab del Foro de Periodismo Argentino (FOPEA).

Me gustan los desafíos, el trabajo en equipo y que los datos estén atravesados por historias humanas que permitan hacer un periodismo con propósito. Soy editora en RED/ACCIÓN.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Joaquín Sánchez Mariño / Editor y cronista

Escribí en Gente, La Nación e Infobae. Publiqué una novela. Tuve un proyecto de crónicas de viajes y uno de poesía. En el 2015 fui bicicletero y me compré un auto del ‘98 al que mis amigos llamaban Grey Dolphin. Ya no lo tengo, pero todavía hablo de él.

Me gusta que el periodismo me haga pensar, y que me cuente historias menores que me importen sin saber por qué. Me gusta que el periodismo no se parezca siempre al periodismo.

Me gusta sobre todo la literatura. Me gustan los bosques, mucho. Me gusta viajar, pero no me gusta que la gente diga que le gusta viajar. Me gusta hacer cosas porque sí. Me gustaría tener perro, o que un perro me tenga a mí. No creo en el propósito como rector de todo, pero menos creo en un todo sin propósito. Me rige el apego absoluto, salvo en las cosas.

Me gusta pensar que la emoción de un logro, cualquiera sea, es algo todavía por venir.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Javier Sinay / Editor y cronista

Creo que el periodismo es un asunto humano. El desafío, en el medio de la vorágine cotidiana, es entender para qué uno es periodista –más allá de las gratificaciones personales– y qué va a darle uno, con su oficio periodístico, a la sociedad. Y si no a la sociedad, al menos al prójimo que toca en cada nota. Claro, también están el rigor, la curiosidad, la ética, el esfuerzo, el talento y la belleza estética de la escritura. Pero aquel primer desafío –el para qué– es el origen de todo.

Nací en la ciudad de Buenos Aires. Vengo de una familia en la que hay algunos periodistas, así que siempre tuve este oficio muy cerca. Lo primero para mí fue la lectura, la escritura y el gusto por la conversación. Después, las experiencias y el compromiso. Cubrí y escribí sobre la caída de una presidenta brasilera, unas Olimpíadas, la rutina de los menonitas en un pueblo argentino, varios asesinatos, una ceremonia chamánica en Siberia, el mejor show de Charly García, una boda en el Palacio Matrimonial de Ulaanbaatar, la llegada de los Rolling Stones a Cuba, la noche en la zona roja de Tokio y la vida alucinada y oscura de un antiguo jefe de la ESMA. El periodismo me ha dado la chance de conocer gente interesante, de entrar a lugares prohibidos y de vivir algunas aventuras; y con el paso de los años entendí que todo eso no estaría completo sin lo más importante: tomar la palabra pública, proponer una idea, participar de la discusión cultural, compartir lo que uno ve con el resto de la sociedad.

Si en una historia se juega una cuestión fuertemente humana con una resonancia global, tengan por seguro que me interesará.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Iván Weissman / Editor senior

Curioso. Economista y Cientista Político de profesión, pero periodista de oficio. Nacido en Estados Unidos, criado en Chile, pero el corazón me trajo a Argentina. Antes de enamorarme del periodismo pasé por la política y el mundo de las finanzas. También tuve un paso corto por el rugby profesional. Contar historias es lo mío.

Aprendí a ser periodista en la escuela anglosajona. Ahí donde la rigurosidad importa, el oficio es visto como un verdadero servicio público y donde hay un compromiso romántico con la idea de que el periodismo puede ayudar a cambiar el mundo. Un mundo que está cambiando a velocidad de la luz, que presenta grandes oportunidades para tener un mundo mejor, pero que para millones de personas genera angustia. Son cambios que dejan ganadores y perdedores. De los ganadores se habla mucho, de los perdedores poco. Y su historia hay que contarla.

Aprendí el oficio en NBC News en Nueva York, donde había que balancear la rigurosidad editorial con las presiones comerciales. Años después salté el Atlántico y aterricé en Londres con Bloomberg News. Ahí fui testigo de la energía que puede generar en un proyecto tener una cultura corporativa clara y contundente. Y aprendí a contar las historias detrás de los números. Se hacía periodismo de datos antes que existiera el formato. “Sigan la huella del dinero y siempre encontrarán una buena historia”, era el lema.

Mi última aventura antes de aterrizar en RED/ACCIÓN me llevó a Chile, donde me uní a un proyecto digital de nicho, pero ambicioso: El Mostrador. Ahí rompimos todas las reglas, pero en el camino forzamos a cambiar algunas.

REDACCION | 14 de abril de 2018

Lucia Wei He / Periodista multimedia

Producto de un mundo interconectado. Nacida en Mar del Plata, criada entre la cultura China y la Argentina. Mi curiosidad por el mundo me llevó a estudiar Economía Política Internacional en la Universidad de Georgetown en Washington, D.C.

Creo que el periodismo es una de las herramientas más poderosas para generar empatía y entendimiento hacia la realidad de otros. He reportado desde América Latina, Estados Unidos, Asia y África enfocándome en temas de derechos humanos, género, política y economía. Uso y combino palabras, datos, fotos, videos y radio para producir periodismo con impacto.

Amante de la comida. Adicta a la naturaleza.

REDACCION | 12 de abril de 2018

Presentación 100 Mujeres

En los últimos años hemos leído y visto el empoderamiento conseguido por las mujeres. Comenzamos a denunciar situaciones de discriminación, violencia y abuso, nos organizamos y logramos incidir en decisiones políticas y jurídicas. Cada vez somos más mujeres liderando organizaciones o acciones que modifican profundamente nuestras comunidades.

Ahora, ¿qué historias hay detrás de esas mujeres que con sus acciones mejoran a la sociedad y cuán profunda es su incidencia? Intentando responder, decidimos contar las historias de 100 mujeres desconocidas para la mayoría de la sociedad, con el fin de visibilizarlas y que sus historias puedan inspirar a otros.

Para producir la serie armamos un equipo con el que analizamos los temas a trabajar y cómo abordar los perfiles. El proceso tuvo sus idas y vueltas. Debatimos cómo hacerlo y hasta nos atrevimos a experimentar con la obra literaria de Gioconda Belli y su novela “El país de las mujeres”, donde imagina cómo sería el mundo si fuera gobernado por este género, cómo se tomarían las decisiones y qué problemáticas importarían.

Consideramos que las historias que conforman esta serie aportan una riqueza fundamental que necesitamos valorar e incorporar a la sociedad. Ellas nos revelarán maneras de ver el mundo y de accionar en consecuencia, que son novedosas por su enfoque, su creatividad, tesón y coraje.

La serie contará con cinco capítulos: Corajudas, Resilientes, Creativas, Transformadoras y 20 en sus 20. Cada uno de ellos reunirá a 20 mujeres que fueron atravesadas por experiencias en esos sentidos.

Para cada capítulo, daremos el puntapié inicial con las 10 primeras e invitamos a la comunidad a que postulen otras, entre las que, con criterio periodístico y editorial, seleccionaremos a las 10 restantes. Así, buscamos construir esta serie desde un periodismo con una mirada constructiva que escucha y habilita la participación de la comunidad en el proceso editorial.

REDACCION | 12 de abril de 2018

MONO, la revista desplegable de RED/ACCIÓN

Leer es un placer que no prescribe. Por eso RED/ACCIÓN presenta MONO, una revista desplegable con periodismo de altísima calidad que se distribuye entre sus miembros (¿Aún no es miembro? Active aquí su membresía). MONO llega en soporte de átomos y no de bytes: ¡es puro papel!

Se trata de una publicación mensual que se abre en una doble página tamaño revista, luego se despliega en otra en tamaño tabloide y finalmente, en una en tamaño Sábana. El formato de MONO está inspirado en dos publicaciones europeas: Le1, de Francia, y El Dobladillo, de España. ¿Cuál es el truco? Si usted pone este artefacto en movimiento, siempre crece. Y a medida que crece, se vuelve cada vez más bello.

MONO tiene cinco piezas periodísticas. Sí, apenas cinco. Se lee en un momento elegido, se disfruta a solas (o casi a solas) y se guarda al alcance de la mano. Es una invitación a la pausa, y la pausa comienza con una columna en la que Chani Guyot, el director de RED/ACCIÓN, explica por qué un medio digital nacido en 2018 apuesta por la lectura larga y profunda, con “un modelo que no incluye la publicidad tradicional en ningún formato” y que se sostiene con “miembros comprometidos que vibran con nuestro periodismo con propósito”.

MONO continúa con una entrevista con Niall Ferguson, uno de los críticos más lúcidos de la cultura de Silicon Valley, que le dice a la periodista Lucia Wei He: “Se suponía que las democracias se iban a beneficiar de la revolución digital; no las dictaduras”. Un pliego más, y la propuesta continúa con un cómic, obra de Julián Gorodischer y Diego Parés, acerca de la epopeya con la que Walter Bo y sus diez amigos camioneros trasladaron 300 toneladas de ropa y alimentos hasta Salta, para ayudar a quienes lo perdieron todo con las inundaciones.

Cuando MONO se despliega por completo aparece una crónica de 41.000 caracteres sobre la ciudad de Buenos Aires. Un paseo a través de todo lo que nos rodea (y que no vemos a simple vista): aves embajadoras, edificios misteriosos, tesoros arqueológicos y relojes retrasados. Y también un homenaje al recorrido que Gay Talese –maestro de periodistas– hizo famosamente por Nueva York en 1960. ¿Sabe qué? Cuando el director me propuso hacer esta crónica, acepté muy feliz, pero no me imaginé que me iba a convertir en un fan de Talese al punto de rastrear obsesivamente Nueva York: Una jornada de hallazgos casuales, el librito casi inhallable en el que ese caminante continuó con su paseo (si no lo encuentra, pídamelo).

En la última página, Juan Carr, uno de los creadores de RED/ACCIÓN, señala que aquí conviven la academia, los sueños y la tecnología. Así es. Active aquí su membresía y dese el gusto: MONO es suyo y sólo suyo.