Videos | RED/ACCIÓN

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Vos y yo vemos el salmón grillado, o mezclado en una ensalada directamente en nuestro plato. Pero detrás de este producto premium al que solo accede una pequeña parte de nosotros hay una industria con un impacto ambiental enorme para el lugar donde se desarrolla.

Nancy Fernández Marchesi, presidenta de la Asociación Manekenk, define a la salmonicultura como “una industria de alto impacto para producir grandes cantidades de salmónidos en el mar o en zonas de aguas tranquilas”.

Repasemos dos ejemplos recientes para dimensionar el impacto que genera esta actividad: 

“Las jaulas que están flotando en el mar a veces por eventos climatológicos o por falta de mantenimiento se rompen y hay fugas de miles de salmones”, dice David López Katz, de Sin azul no hay verde. Y agrega: “Esta es una especie introducida. No es del hemisferio sur, es del hemisferio norte. De la zona de Estados Unidos, Canadá, Alaska y Noruega. Genera un desequilibrio en el ecosistema. Y esto, sumado a lo dicho anteriormente, es irreversible".

Esta es solo una de las patas del problema, muchas ONGs también reclaman el tratamiento que se les da a estos peces. 

Para Fernández Marchesi, la salmonicultura genera una gran contaminación en el fondo submarino. Específicamente por los desechos que producen los animales, los restos de alimento, los antibióticos y los colorantes que se utilizan para su producción.

“Básicamente todas las especies se verían afectadas si se instalara la salmonicultura en el Canal de Beagle. Tanto la flora, como la fauna. Empezando por lobos marinos, aves y mamíferos como las ballenas”, afirma López Katz. 

Las voces en contra de la salmonicultura son muchas: desde ambientalistas de la patagonia argentina y chilena, hasta chefs internacionales como Germán Martitegui, Narda Lepes y Francis Mallman. 

En una charla con la radio Vorterix, Mallman aseguró que es “hora de que nosotros empecemos a cuidar nuestros recursos”. 

Por su parte, el chef de Ushuaia que fundó y lidera el restaurante Volver, Lino Adillón, dice: “En Argentina lo que se consigue de salmón es solamente lo que proviene de la salmonicultura. En el hemisferio norte, lo que se come son salmones salvajes. Es de ahí de dónde realmente son los salmones”. 

¿Qué alternativa tenemos si queremos dejar de comer salmón?

Una primera opción es seleccionar pescados del Mar Argentino como la merluza negra o austral, el besugo, el mero, la brótola o tantos otros.

“Muchísimo más sano es la trucha. La trucha de criadero, que se cría en Bariloche. No tiene la carga de antibióticos que tienen los salmones criados en Chile”, afirma Adillón. Y agrega: “Hay una gran cantidad de restaurantes en Buenos Aires que ya están sacando al salmón de su carta y está siendo reemplazado por esta trucha”.

Proyecto de acuicultura nacional

Hace pocas semanas y como muchas veces en los últimos años, activistas argentinos y chilenos se juntaron en el Canal de Beagle como una especie de unión simbólica en contra de esta actividad. 

El 12 de marzo de 2018, la corona noruega vino a Argentina para juntarse con el gobierno nacional, y firmar un acuerdo para el desarrollo de la actividad acuicultura en Tierra del Fuego.

Para el gobierno nacional estos proyectos con la corona noruega representaban una posibilidad de crecimiento económico. Y además, la posibilidad de desarrollar la producción sostenible de alimentos, con el fin de conservar nuestros recursos. 

“Este es un negocio para unos pocos. Para las empresas que lo producen y comercializan. Pero esto no genera un derrame en las comunidades, ya que desplaza a los productores locales y no genera empleo”, refutó el representante de Sin azul no hay verde.

___

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

¿Te pasó que en el último tiempo te costó concentrarte, te sentiste sin ánimo y con poca energía? Tranqui, en estos tiempos es algo normal. Lo que probablemente te esté pasando es algo que se llama languidez. 

Qué es la languidez

La languidez es una sensación de estancamiento y vacío que suele hacernos sentir desmotivados, sacarnos nuestra capacidad de concentración y hasta triplicar nuestra improductividad.

Cuando hablamos de salud mental, por lo general pensamos en los dos extremos. Por un lado la depresión y por el otro el bienestar total. Pero cuando nos sentimos en un punto medio, donde no estamos deprimidos ni tampoco funcionando a pleno, a esto le llamamos languidez.

En gran parte, esto se debe a la situación a la que la pandemia nos está forzando a vivir.

"Empezó a haber una especie de somnolencia en los movimientos, cierto apocamiento, que incluso que contrarrestaba con cierto susto que daba salir afuera", explica el psicólogo Miguel Espeche. "De pronto volver a tener todo el conglomerado de estímulos que estábamos acostumbrados queda de lado y uno se vuelve más pachorra o más lánguido en sus movimientos, sin apuros".

La importancia de reconocer la languidez

Una parte del problema es que muchas veces, cuando esto nos afecta negativamente, no notamos inmediatamente el descenso del placer o nuestra disminución de motivación. Somos indiferentes a esta indiferencia. 

Un estudio del diario de Salud Pública de Estados Unidos sugiere que si esta sensación se mantiene de forma constante por mucho tiempo, las personas se vuelven más propensas a padecer depresión y trastornos de ansiedad.

Pero para quienes no hayan sido golpeados de una forma tan crítica por la pandemia, esta sensación también puede tener ciertos aspectos positivos.

"Afecta la salud mental tanto positiva como negativamente", dice Espeche. "Para aquellos que estaban sobregirados, sobreestimulados, de pronto ver que las variables no tienen que ser tan intensas y que pueden estar más sosegados y tener aún nivel de eficacia en la vida, esto les abrió todo una perspectiva de un horizonte de la autopercepción y la percepción del mundo muy interesante".

Cómo lidiar con la languidez

Entender que nos sentimos de esta manera es el primer paso para abordar la languidez y cuidar nuestra salud mental.

Algunos expertos señalan que concentrarnos en pequeñas cosas, como dedicarle un tiempo cada día a proyectos que nos interesan, cumplir pequeños objetivos o tener conversaciones que nos sean significativas, pueden ayudar a redescubrir parte de la energía y entusiasmo perdidas.

"No es combatir este estado anímico o físico. Conocerlo sin asustarse, sobre todo cuando uno está muy de interiores y no está saliendo y no está haciendo cosas que de por si le generan un estado de mayor vitalización", dice Espeche. "Ahora si las condiciones son de encierro no hay que asustarse, todo va a pasar. Entonces, mucha gente se está dando cuenta que había mucho movimiento excesivo en su vida gracias a este estado de cosas".

___

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Una de las palabras claves cuando hablamos de vacunas es la eficacia. Estamos acostumbrados a escuchar que hay vacunas que son más eficaces que otras, pero ¿qué quiere decir esto? ¿Hay vacunas mejores y peores?

Las tres fases para medir la eficacia de las vacunas

La fase 1 clínica empieza en grupos reducidos, donde se busca saber si las vacunas tienen efectos adversos. En la fase 2, el grupo de personas es mayor y ya se puede empezar a medir de mejor manera la dosis y su seguridad. 

Pero la fase en la que se mide la eficacia de la que solemos hablar es la fase 3. 

En esta fase, para las vacunas para prevenir el COVID-19 se hace un estudio de doble ciego aleatorizado. Es decir, se toman dos grupos más grandes de personas, y a uno se le da la vacuna y al otro un placebo.

Ahí se mide después de cierto tiempo, cuántas personas se enfermaron. Por ejemplo, si 100 personas se enfermaron del grupo con placebo y ninguna en el grupo de vacunados, la efectividad es del 100%.

En el caso de la vacuna rusa Sputnik V, se hizo la prueba en un grupo de 19.866 personas. A las cuales a 4902 se les dio un placebo y al resto la vacuna. 21 días después de recibir la primera dosis, 62 personas del grupo que recibió el placebo se contagiaron del virus, mientras que solo 16 del grupo de vacunados. Esto dio como resultado una eficacia de casi el 92%.

La eficacia de la vacuna y su relación el país y el momento en el que se testeó

Sin embargo, un factor importante a la hora de medir la eficacia de la vacuna, es la situación epidemiológica en la que se encontraba el país en el momento en que se desarrolló la fase 3.

Por ejemplo, la fase de 3 la vacuna Covishield del Instituto Serum de India, fue realizada en dos países con situaciones diferentes: Reino Unido y Brasil, con resultados dispares en cada lugar.

"Un caso muy claro de esto es la vacuna de Oxford y AstraZeneca que se hizo en distintas poblaciones, incluso con algunos esquemas distintos y daba distintas eficacias", dice Florencia Bruggesser, médica epidemióloga de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE). "Iban desde el 70% hasta el 80 y pico por ciento. Incluso ese fue uno de los datos que hizo pensar en alargar el periodo entre la primera y la segunda dosis".

Otro ejemplo de esto es lo que pasó en Estados Unidos con las pruebas de las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

Las pruebas se hicieron en momentos en los que la cantidad de casos era muy diferentes. Por lo que también fue un motivo para que la eficacia entre ellas sea tan variable.

Mientras que la de Moderna y Pfizer se hicieron en un momento en el que había menos de 40 casos cada 100 mil habitantes, la de Johnson & Johnson se hizo en un momento en el que empezaron a circular nuevas variantes del virus y con un contagio de casi 80 casos cada 100 mil habitantes.

Las respuestas a tus preguntas sobre las vacunas

La eficacia para evitar la enfermedad leve, moderada o grave

Es por eso que cuando hablamos de eficacia, hay que hacer una diferencia clave: la eficacia para evitar la enfermedad leve o moderada, y la eficacia para evitar los cuadros graves, hospitalizaciones y muertes.

"En el segundo tipo, todas las vacunas tienen una eficacia que llega al 100%. Ninguno de los vacunados por ninguna de estas vacunas ha fallecido o ha tenido cuadros graves", dice Bruggesser. "Y eso es algo muy importante, si bien podemos tener la enfermedad, no vamos a requerir una internación grave o no vamos a morirnos por la enfermedad".

Más allá de esto, mientras avanza el proceso de vacunación, las medidas de cuidado personal siguen siendo muy importantes.

"Hay que seguir usando las otras medidas de prevención, que tienen que ver con la utilización de barbijo, el distanciamiento, el lavado de manos, la ventilación de los ambientes", dice Bruggesser. "Creo que en este momento, cuando hay escasez de vacunas para pensar la inmunidad de rebaño o inmunidad de grupo creo que tenemos que, hasta que eso ocurra seguir utilizando el resto de las medidas de prevención, eso es fundamental. Las vacunas solas no pueden hacer el trabajo en estas circunstancias".

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Los incendios y la deforestación están destruyendo nuestros bosques. Este problema se vuelve cada vez más preocupante a nivel global ya que afecta tanto al ambiente como a nosotros.

Cómo es la situación de los bosques en el mundo

Los bosques ocupan el 30,8% de la superficie terrestre mundial, alrededor de 4.060 millones de hectáreas. Y más de la mitad de los bosques se encuentran en tan solo 5 países: Rusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos y China.

En las últimas tres décadas, las regiones más afectadas por la deforestación fueron América del Sur y África por un amplio margen.

Más allá de que todos los años también hay expansión de los bosques tanto de forma natural como por la reforestación hecha de forma artificial, la cantidad de hectáreas deforestadas sigue siendo ampliamente mayor.

Por qué continúa la deforestación

Algunas de las principales causas de la deforestación son los desmontes para la expansión de la frontera agropecuaria y para la construcción de proyectos inmobiliarios.

Las herramientas más utilizadas para realizar la deforestación suelen ser a partir de la tala intensiva de árboles con máquinas y de la quema de bosques.

En el último tiempo, los incendios tomaron más notoriedad en Argentina por el descontrol del fuego en lugares como Córdoba y la Patagonia. Se estima que en Argentina en todo el año 2020 fueron afectadas por incendios casi 1.200.000 hectáreas.

Los bosques también se pueden incendiar por causas naturales, como la caída de rayos en tormentas eléctricas. Pero en Argentina se estima que el 95% de los incendios son causados por negligencia, como fuegos mal apagados o hechos con la intención de deforestar.

Juan Cabandié: “Hay que modificar la Ley de Bosques porque se podría decir que avala la deforestación”

El vínculo entre la deforestación y el ambiente

La pérdida de todos estos bosques impacta de forma directa en el ambiente.

Por ejemplo, tiene un notorio impacto sobre la fauna, que se puede ver en la destrucción de su hábitat, reduciendo la diversidad y más aún en el caso de que haya fuegos prolongados. El yaguareté o el ciervo de los pantanos están en peligro, en gran medida, por la pérdida de su hábitat.

Además, la desaparición de los bosques también provoca que las inundaciones se vuelvan más frecuentes y tiene un impacto directo en el calentamiento global.

A su vez, el cambio climático influye en que los incendios sean más severos a partir de la menor cantidad de precipitaciones, las sequías más prolongadas y las temperaturas más elevadas. Por lo que cualquier chispa se puede propagar con más facilidad.

Y los incendios también provocan que muchas personas pierdan sus casas y posesiones bajo el fuego.

Qué podemos hacer para cuidar a nuestros bosques

Hay muchas iniciativas con diferentes propuestas para el cuidado de nuestra biodiversidad.

En Argentina hay varias entidades como la Asociación Amigos de la Patagonia o Bosques Nativos Argentinos por la Biodiversidad, con las que podés contribuir a partir de pequeños aportes para la plantación de árboles, promoción de la regeneración y restauración de biodiversidad y para apoyar para que se puedan hacer investigaciones científicas.

Otra alternativa innovadora es el buscador Ecosia. Con el cual a partir de cada búsqueda que hagas desde ahí, se planta un árbol en diferentes lugares de la tierra.

Desde RED/ACCIÓN lanzamos nuestra campaña del mes “Llenemos de bosques el planeta”, donde podés conocer más formas de proteger y cuidar a los bosques.

Y vos, ¿qué otros proyectos o iniciativas conocés para la conservación de los bosques?  

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

En 1947 Lea Zajac de Novera llegó a la Argentina, escapando del nazismo. Ella es una de las 4.700 sobrevivientes que ingresaron al país. El Holocausto fue la persecución y aniquilación sistemática de los judíos europeos por parte del Estado alemán nacionalsocialista y sus colaboradores. Este plan sistemático se desarrolló entre el ascenso al poder del nazismo en 1933 y la finalización de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Durante este período, fueron asesinados 6 millones de judíos. En 1939, en el mundo 7 de cada 1.000 personas eran judías. En 2019 solo 2 de cada 1.000.

Los judíos fueron las víctimas principales de la barbarie nazi pero no fueron las únicas. Entre los 11 millones de civiles asesinados hubo también opositores políticos, testigos de Jehová, homosexuales, personas con discapacidad, eslavos, gitanos y prisioneros de guerra.

Lea nació en Polonia en diciembre de 1926. La invasión nazi fue el mismo día de comienzo de clases, el 1 de septiembre de 1939, por eso, aunque había sido admitida en la escuela secundaria, no la pudo hacer. En 1941 la confinaron junto a su familia en el gueto de Prużany, cerca de Bialystok, en terribles condiciones de hacinamiento, hambre y enfermedades, pero después de dos años fue deportada a Auschwitz. Luego de viajar tres días en vagones para ganado, la separaron, al llegar, de toda su familia, la cual fue enviada a las cámaras de gas.

Tatuada con el número 33.502 permaneció en Auschwitz-Birkenau realizando trabajos forzados. Ante el avance del Ejército Rojo, los nazis evacuaron el campo y en enero de 1945 integró una de las Marchas de la Muerte hacia el interior de Alemania bajo las terribles condiciones del invierno europeo. Sobrevivió a todo eso e ingresó clandestinamente a la Argentina en 1947, vía Uruguay. Se casó, tuvo dos hijos y cinco nietos.

Hoy en Argentina quedan entre 200 y 300 testigos de este genocidio. Como somos la última generación que podrá escuchar a los sobrevivientes, el Museo del Holocausto de Buenos Aires desarrolló en conjunto con USC Shoah Foundation una experiencia que se llama Dimensions in testimony. Para este proyecto se entrevistó a Lea durante casi 25 horas para recopilar toda su historia. Los visitantes al museo pueden encontrar allí un sistema donde aparece Lea en una pantalla y, a través de inteligencia artificial, responde todas las preguntas que se le hacen. La tecnología brinda la posibilidad de preservar la experiencia conversacional de hacer preguntas a los sobrevivientes sobre su vida y escuchar las respuestas en tiempo real. Hay menos de 20 experiencias de este tipo en el mundo. Lea es la única sobreviviente que cuenta su historia en español.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

La brecha salarial, o mejor dicho, la brecha de ingresos es un concepto que escuchamos frecuentemente al hablar de la desigualdad de género.

En la Argentina las mujeres ganan en promedio un 14% menos que los varones. Es decir por cada $1 que gana un varón en el país, una mujer gana 86 centavos.

Obviamente, este no es un fenómeno único de la Argentina. Según un informe del Foro Económico Mundial, las mujeres vamos a tener que esperar 200 años para ganar lo mismo que los varones.

Mejor calificadas pero con acceso a sectores con salarios más bajos  

Para empezar, un factor clave es el tipo de trabajo al que acceden las mujeres en comparación con los varones.

A pesar de que las mujeres que están en el mercado laboral tienen un mayor nivel de educación que los varones, tienden a tener trabajos menos calificados, de menor jerarquía, y que están en mayor proporción en el sector informal.

Casi el 30% de las mujeres trabaja en puestos no calificados, como por ejemplo el trabajo doméstico, mientras que esa proporción baja al 15% en varones.

La brecha de ingresos también depende del sector del que estemos hablando. En aquellos más masculinizados, como la industria y el comercio, la brecha llega a estar entre el 20 y el 25%. 

Sin embargo, en sectores como el de la enseñanza y la salud, la brecha es menor, porque están altamente feminizados.

Las mujeres tienen más cuentas bancarias que los varones pero ahorran la mitad y casi no piden créditos

No pueden dedicarle todo el tiempo que quisieran a su profesión

Otro de los puntos importantes tiene que ver con la cantidad de tiempo que trabajan las mujeres.

Mientras que las mujeres en promedio trabajan 30 horas a la semana en tareas remuneradas, los varones lo hacen durante 40 horas. Uno de los determinantes clave de esta diferencia es la mayor cantidad de tiempo que las mujeres dedican a las tareas dentro del hogar.

"La brecha de ingresos es un síntoma de los problemas más estructurales a los que nos enfrentamos las mujeres en el acceso al mercado de trabajo y en nuestras trayectorias laborales", dice Gala Díaz Langou, directora del Programa de Protección Social de CIPPEC. "El trabajo no remunerado es el principal determinante de esta brecha, porque obstaculiza que las mujeres tengamos más tiempo para mejorar y aumentar nuestra participación laboral".

Por último, otro de los factores que contribuyen a la brecha de ingresos tiene que ver con el hecho de que las mujeres tienen menos probabilidades de acceder a puestos jerárquicos en sus trabajos.

En la Argentina, sólo 3 de cada 10 posiciones jerárquicas en empresas son ocupadas por mujeres. Y en empresas grandes, el número baja a menos de 1 de cada 10.

Cómo organizan la economía hogareña las parejas jóvenes que conviven

¿Qué hacen Chile, Islandia y Luxemburgo para achicar la brecha? 

Un primer paso es reconocer el problema. Según una encuesta reciente, el 81% de las empresas en Argentina no reconocen que exista una brecha de ingresos. Y del 19% restante que sí reconoce que hay una diferencia, solo el 57% asegura estar realizando acciones concretas para minimizarla o eliminarla.

Desde la política pública, organizaciones como el Foro Económico Mundial destacan las medidas que tomaron varios países donde la brecha de ingresos disminuyó notablemente en los últimos años.

En Islandia, por ejemplo, se implementaron varias políticas para que las mujeres no tengan que elegir entre el trabajo y las tareas del hogar. El país cuenta con cuidado infantil universal, y 90 días de licencia tanto para madres como para padres.

Por otro lado, en Luxemburgo, cualquier empresa con más de 15 empleados tiene que designar un “delegado de la igualdad”, quien se encarga de asegurar que se cumpla la igualdad de género en la empresa. 

Es una política similar a la que existe en Chile, donde en 2009 se sancionó una ley para resguardar el derecho a la igualdad en las remuneraciones.

Sin embargo, a pesar de estos avances, hasta el día de hoy, ningún país en el mundo ha logrado cerrar completamente la brecha de ingresos.

"Para cerrar la brecha de ingresos, las mujeres tenemos que poder ofertar más horas al mercado de trabajo e insertarnos en los sectores más dinámicos de la economía", dice Díaz Langou."Para que esto pueda pasar, es necesario que se desfamiliarice el trabajo de cuidados, y que el Estado tome un rol mucho mayor en brindar cuidados".

Según Díaz Langou, otros de los cambios que son necesarios es que haya mayor redistribución del trabajo no remunerado entre mujeres y varones.

"Esto implica sobre todo, que los varones tengan un rol mucho más predominante al que tienen ahora".

Si crees que estás viviendo una situación de violencia por razones de género y necesitas contención o asesoramiento, llamá al 144. Si estás en riesgo inminente de ser atacada llamá al 911.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

El café, esa bebida que tantos de nosotros disfrutamos y necesitamos a la mañana para arrancar el día. Pero, ¿sabías que por el cambio climático su producción está en peligro?

En el mundo se consumen 500.000 millones de tazas de café al año. Esta industria da empleo a millones de productores en los países que se encuentran dentro del llamado cinturón del café, que incluye a regiones de América Latina, África y Asia.

El impacto del cambio climático

Pero a medida que el cambio climático avanza, las zonas que naturalmente eran propicias para el cultivo de café se están reduciendo.

Hay más de cien especies de café en la naturaleza, pero las dos que más consumimos, las que se cultivan en granjas, son dos: robusta, que se usa para café de máquina y café instantáneo, y arábica, que es la variedad más consumida para hacer café de especialidad.

Ambas especies necesitan características específicas para poder crecer, pero la arábica es particularmente sensible. Para crecer, la planta necesita estar en un ambiente de 18 y 21 grados, recibir cierta cantidad de lluvia y estar en altura, por lo general entre los mil y 2 mil metros sobre el nivel del mar. Por estos factores, uno de los lugares ideales para la producción de café es Colombia.

Por la presión de los consumidores, planean producir carne vacuna sustentable en Argentina

Pero ahí mismo ya se empezó a sentir el cambio climático: desde 1980 a hoy, la temperatura promedio en la región aumentó 1,2 grados centígrados, lo que obliga a que los cultivos tengan que desplazarse mayor altura, ya que los que quedan abajo reducen notablemente su calidad.

Ante este escenario, la posibilidad de aplicar ingeniería genética para volver a los cultivos más resistentes es muy tentadora. Pero la industria cafetera todavía no lo ve como una solución.

"La industria del café históricamente siempre fue bastante reticente a la ingeniería genética y a meter mucho la mano humana en los cultivos y en las producciones", dice Nicolás Artusi, periodista especialista en café. "Pero hay otros países con economías más desarrolladas que en vistas de lo que puede llegar a pasar con el café están iniciando sus propios cultivos de café, un poco desafiando a la naturaleza. Sur de China, por ejemplo, Australia, Nueva Zelanda".

Un estudio calcula que para 2050 los cultivos se habrán reducido a la mitad, y que el 60% de las variedades salvajes de café se habrán extinguido. Esto implicaría un golpe fuerte para una industria que genera 363 mil millones de dólares a nivel mundial.

Y en Colombia, entre los años 2009 y 2012 tuvieron algunas de sus peores producciones en mucho tiempo.

A estos problemas se le suman las escasas regulaciones que hay para el precio de venta de granos de café, cuyo mínimo se mueve muchas veces por debajo de lo que necesitan los productores para no ir a pérdida.

¿Qué puede hacerse para prevenir esto?

A nivel agrícola, se están plantando cierto tipo de árboles que ayudan a dar sombra para que el suelo no se recaliente; también, se planta el café a mayor altura para compensar por la suba de temperatura. Pero todas estas innovaciones requieren dinero que muchos productores no tienen. 

Por eso, es indispensable la ayuda a los caficultores. Para que puedan tener mejores herramientas para combatir esta situación.

"Digamos que las grandes empresas multinacionales de café están muy comprometidas con esto", dice Artusi. "En primer lugar, cuidando a los caficultores. Hay muchas que están invirtiendo en educación, que están abriendo universidades del café, que están alentando a que los caficultores se conviertan en ingenieros agrónomos, que conozcan mucho más el suelo, los métodos de producción, las cosechas".

Pero si no se toman medidas urgentes ante el cambio climático, quizás el café se convierta en una bebida de lujo a la que muy pocos podrán acceder.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Un nuevo proyecto de ley en Chubut que busca autorizar la minería a cielo abierto vuelve a sacar a la luz un tema que genera opiniones divididas.

Por un lado, están quienes creen que el desarrollo minero genera un impacto ambiental irreversible, mientras que por el otro quienes afirman que es una oportunidad muy importante para el desarrollo económico.

¿Hay maneras de reconciliar estas dos posturas?

La situación minera en Argentina y en la región

Algunos de los principales yacimientos en Argentina se encuentran en Catamarca, Jujuy, San Juan y Santa Cruz, cada uno con producción de diferentes minerales. El proyecto minero que se propone en Chubut se llama Navidad y es un gran yacimiento de plata y plomo.

Además, el norte argentino forma parte del llamado “Triángulo del Litio”. Junto con el norte de Chile y el sur de Bolivia poseen cerca del 80% de las reservas mundiales de litio, un metal que se usa, por ejemplo, en las baterías de celulares y computadoras.

Y a nivel regional, América Latina y el Caribe también tienen las reservas más grandes de todo el mundo de Níquel, Cobre y Plata, por lo que su explotación está en crecimiento.

Minería bajo la lupa: ¿nos oponemos a la actividad o necesitamos aceptarla en algunos casos?

Impacto económico de la minería

Debido a esto, representantes de la industria minera argumentan que el rubro es clave para el desarrollo económico del país y la región.

"Actualmente la industria minera en el país es el sexto complejo exportador en cuanto lo que es el ingreso de divisas del país", dice Luciano Berenstein, presidente ejecutivo de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros. "Además, emplea entre directos e indirectos 82 mil puestos de trabajo, y tiene los salarios más altos del país junto al mercado petrolero. Y a su vez es importante porque tiene un compre local de entre el 75% y el 80%, esto es a PYMES argentinas y a insumos argentinos".

La comunidad indígena que se convirtió en el primer pueblo solar del país

Impacto ambiental y social de la actividad minera

Sin embargo, una de las principales preocupaciones tiene que ver con el impacto ambiental de la actividad minera, en particular de la megaminería.

"La megaminería es un tipo específico de minería, es un concepto que se usa para explicar no solo la gran escala del emprendimiento, sino justamente lo que se usa para aprovechar depósitos de menor concentración de mineral", explica Pia Marchegiani, directora de política ambiental de FARN. "Involucra grandes usos de energía para lograr estos procesos, agua y también está todo el tema de cómo se manejan los residuos químicos que quedan de estos procesos para separar la roca de los minerales".

Otra de las críticas hacia la actividad minera tiene que ver con su impacto en comunidades indígenas. En Argentina y el resto del mundo uno de los principales conflictos de los desarrollos mineros suelen ser alrededor de estas comunidades.

En Jujuy, por ejemplo, donde se concentra el 36% del total de litio de Argentina, comunidades indígenas vienen denunciando la extracción de litio en sus territorios, diciendo que viola los derechos y agota los recursos hídricos. 

Esto es debido a que la minería de litio requiere dos millones de litros de agua por cada tonelada de mineral extraído. La falta de agua afecta a las comunidades que viven en la misma zona de los proyectos y dependen de la misma para sus actividades diarias, como la agricultura.

Pero esta no es una problemática única en la Argentina. América Latina es uno de los lugares con mayor cantidad de conflictos mineros registrados en los últimos años.

Por eso, el convenio número 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblo Indígenas y Tribales, destaca que los gobiernos deben consultar a los pueblos interesados mediante procedimientos apropiados siempre que esta situación pueda afectarlos directamente. (OIT)

En respuesta a estas preocupaciones, desde el sector minero argumentan que existen controles ambientales necesarios para evitar un impacto negativo.

"La minería es una de las actividades productivas más controladas del país", dice Berenstein. "De hecho, cuenta con una ley de protección ambiental específica para el sector y a su vez cuenta con el requerimiento de presentación de informes de impacto ambiental que se presentan en cada una de las provincias para poder empezar a producir y que se actualizan cada dos años que contienen toda la información productiva ambiental".

Sin embargo, grupos ambientales creen que estas medidas no son suficientes. 

"Estos son procesos que tienen alto impacto ambiental, escaso o nulo encadenamiento productivo", argumenta Marchegiani. "O sea que lo que se extrae sale directamente como exportación sin generar eslabones en la cadena de suministros, sin valor agregado y con discusión tanto de quiénes son los que se benefician y con consecuencias en el modelo de sociedad y de desarrollo de actividades alternativas".

¿Es posible una minería sustentable?

En 2018 Argentina se unió al programa “Hacia una minería sustentable”, creado por la Asociación Minera de Canadá. Este consta de algunos principios fundamentales como la inclusión de comunidades, el impulso de prácticas ambientales y el compromiso con la salud de los empleados.

Aunque el concepto sigue causando ciertas preocupaciones.

Pia Marchegiani, directora de política ambiental de FARN:

"Siempre hay alguna norma que se pasa por alto, y estos distintos elementos hacen que sustentable o sostenible sea muy difícil", dice Marchegiani. "No se puede lograr, tanto desde el objetivo, las técnicas, los resultados y beneficios".

¿Y vos qué pensás? ¿Hacia dónde tendría que ir esta actividad considerando todo esto?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Si sos de usar las redes sociales, probablemente en las últimas semanas hayas escuchado de una nueva aplicación que está dando mucho que hablar: Clubhouse. 

La plataforma está generando interés en todo el mundo, desde Estados Unidos, donde fue creada por dos emprendedores californianos y lanzada en abril de 2020, hasta China, Brasil y Turquía.

Y hay muchas razones por las cuales Clubhouse puede convertirse en la próxima red social.

Actualmente, Clubhouse tiene más de 10 millones de usuarios activos alrededor del mundo. Aunque el número es chico en comparación a los 800 millones de usuarios de TikTok y los mil millones de Instagram, estuvo creciendo exponencialmente en los últimos meses.

Y aunque la aplicación es gratis y todavía no genera ningún tipo de ingreso para sus creadores, ya está valorada en más de mil millones de dólares. 

¿Cómo funciona?

A diferencia de otras redes sociales como Instagram, Twitter o TikTok, Clubhouse no tiene texto, imágenes ni videos. Es una aplicación puramente de audio. Además, todo sucede en vivo y nada queda grabado ni disponible para escuchar después.

La aplicación en sí es bastante simple: Cualquier usuario puede crear una sala virtual o unirse a una en la que estén hablando otras personas. Los temas son superdiversos, y pueden ir desde temas de negocios y política, hasta música, literatura, y vida cotidiana.

Y aunque muchas personas solo usan la aplicación para hablar con sus amigos, la plataforma está atrayendo a cada vez más personalidades.

Desde Elon Musk, el fundador de Tesla y SpaceX, a Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, los raperos Drake y Kanye West y la presentadora de televisión Oprah Winfrey.

Mirá el video: TikTok, la red social que también es una herramienta de activismo adolescente

Una plataforma que promueve la libertad de expresión

Otro de los atractivos de la aplicación es que, en varios países donde otras redes sociales están prohibidas o controladas, como YouTube en Siria o Facebook en China , Clubhouse se convirtió en una plataforma para hablar de temas que de otra manera estarían censurados, particularmente entre activistas.

En Turquía, por ejemplo, en febrero un movimiento de estudiantes que estaban denunciando corrupción en unas elecciones universitarias, usaron Clubhouse no solo para compartir sus denuncias, sino también para transmitir en vivo protestas, y pedir carpas, comida, y otro tipo de ayuda. Algunas de estas salas contaban con 5.000 participantes en vivo.

Algo similar pasó en China, donde miles de usuarios organizaron y participaron de conversaciones sobre temas como la persecución de musulmanes en China, y la situación de Taiwán y Hong Kong. Pero el espacio de debate no duró mucho. A principios de febrero, la aplicación fue bloqueada por el gobierno chino. 

Sin embargo, aunque muchos destacan el espacio para tener conversaciones abiertas, la falta de moderación significa que en la aplicación también han habido discusiones con discurso de odio, acoso, y teorías de conspiración.

Mientras tanto, a pesar de la creciente popularidad de la aplicación, por ahora Clubhouse está solo disponible para celulares iPhone, y solo se puede acceder por invitación, si un usuario que ya se sumó a la red te envía una de las dos invitaciones que la red habilita a enviar.

Y vos, ¿usarías o usás Clubhouse? ¿Qué te parece la plataforma?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

A partir de la vacunación de millones de personas en todo el mundo, poco a poco la vida parece estar volviendo a la normalidad en algunos de los lugares con más vacunados.

Ante esta situación, muchos gobiernos están empezando a considerar la implementación del llamado pasaporte de vacunación.

¿En qué consiste el pasaporte de vacunación?

Un pasaporte de vacunación es un documento que prueba que una persona fue vacunada, en este caso para prevenir el COVID-19.

Ya muchos países, como Estados Unidos y Reino Unido, requieren documentos que demuestren resultados de test negativos para poder ingresar a ellos.

Un pasaporte que ratifique la inmunidad de las personas podría ser fundamental para la recuperación del turismo a nivel global.

Y países como Suecia y Dinamarca están evaluando empezar a aplicarlos en los próximos meses.

Las respuestas a tus preguntas sobre las vacunas

¿Existen antecedentes similares?

Probar que una persona haya sido vacunada para entrar a un país no es un concepto nuevo.

Por ejemplo, viajando desde Argentina hacia muchos otros países del mundo, especialmente de África como Sudáfrica y Tanzania, es necesario haber recibido la vacuna contra la fiebre amarilla. 

Una vez vacunadas, a las personas se les otorga un certificado internacional de vacunación o profilaxis. 

Una de las diferencias de ese certificado con el pasaporte del que se está hablando ahora es el componente digital. 

Varias empresas de tecnología están trabajando para desarrollar aplicaciones que sean accesibles y universales, es decir, con reconocimiento en la mayoría del mundo. Esto facilitaría los procesos y ayudaría a evitar la falsificación de documentación.

Israel es uno de los países con mayor porcentaje de personas vacunadas según su población. Allá están aplicando lo que llaman el “pase verde”, un certificado digital que las personas pueden descargar una vez que hayan sido vacunadas con las dos dosis. 

Ese certificado permite que las personas puedan asistir a gimnasios, hoteles y a eventos deportivos o musicales y también funciona como incentivo para que las personas se vacunen.

Los gobiernos no son los únicos que sugieren los pasaportes de vacunación. Algunas aerolíneas, como Etihad Airways y Emirates, planean empezar a utilizar un pase de viaje digital desarrollado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, para facilitar los viajes.

Las enfermedades por las que 3,5 millones de argentinos recorren demasiados consultorios

¿Cuáles son algunas de las preocupaciones?

Algunas de las preocupaciones en cuanto a este desarrollo son acerca de la privacidad de las personas y los datos que se comparten.

Por eso, algunos especialistas creen que uno de los mayores desafíos es la elaboración de pasaportes que se hagan de manera abierta y que no estén bajo el control exclusivo de algún gobierno o empresa. 

También existe la preocupación de que estos pasaportes se vuelvan discriminatorios para gran parte del mundo, ya que los países con menos vacunas quedarían rezagados. Por lo que tanto los pasaportes como las vacunaciones tendrían que ser distribuidas de forma justa y equitativa para que la medida resulte efectiva.

Mientras tanto, el gobierno argentino adquirió 20 millones de carnets físicos de vacunación, un documento único e intransferible que aseguran que ayudará a lograr un registro ordenado de quién fue vacunado.

¿Y vos qué pensás? ¿Los pasaportes de vacunación te parecen una buena medida para empezar a volver a la normalidad?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

¿Te imaginás tener todo lo que necesitás para vivir a 15 minutos caminando o en bici?

Esto es lo que propone el modelo de la ciudad de los 15 minutos, una idea que están contemplando cada vez más ciudades alrededor del mundo, y que muchos ven también como una respuesta necesaria ante la crisis ambiental.

¿De qué se trata? 

Es una propuesta del urbanista colombiano Carlos Moreno, que tiene como objetivo ofrecer a los residentes una ciudad serena, con más proximidad, menos estresante y menos horas de transporte.

Básicamente, este modelo de ciudad propone que se pueda vivir, trabajar, hacer las compras, aprender y descansar, dentro de un radio máximo de 15 minutos a pie o en bicicleta.

¿Cuáles son los beneficios?

En lo ambiental, se promueve la movilidad a pie o en bicicleta y se desalienta el uso del vehículo particular, contribuyendo así a reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mientras tanto, en lo económico, se fomenta una distribución más equitativa y pareja dentro de las ciudades. La ciudad pasa de estar concentrada en un “centro” donde están todos los recursos, a ser una ciudad con multicentralidades, revitalizando los barrios y favoreciendo a los comercios locales.

Por último, en lo social, fomenta un mayor sentido de comunidad, garantiza una vida urbana más dinámica, inclusiva y, en consecuencia, más segura. 

Todos estos factores, además, promueven un estilo de vida más seguro y sano, especialmente ante el contexto de pandemia.

“Lo que ha dejado a luz esta pandemia es que las zonas en donde estas ciudades o barrios funcionan con estas características de cercanía, de diversidad, han sido las más vivibles, con más recursos en su entorno, las más seguras”, dice Carolina Huffmann, arquitecta y fundadora de Urbanismo Vivo.

París, un ejemplo modelo

Una de las ciudades que está liderando en este modelo urbanístico es París, donde la alcaldesa Anne Hidalgo tiene como una de sus prioridades transformar la capital francesa en “la ciudad del cuarto de hora”.

Según Hidalgo, crear este tipo de ciudad es posible, empezando por cambiar la manera en la que están diseñadas las ciudades, pasando de un modelo que prioriza autos, a uno que prioriza peatones, bicicletas y transporte público.

Hasta ahora, las políticas de Hidalgo han demostrado claros resultados. Solo en 2019, el tráfico de autos en París se redujo un 8%, y el objetivo es reducirlo aún más.

¿Es posible implementar un modelo así en América Latina?

“Las ciudades de América Latina tienen una expansión de superficie en territorio muy amplia, normalmente con densidades muy bajas”, explica Huffman. “Entonces, sí hay barrios que funcionan como estas ciudades de 15 minutos muy bien. Pero pensar en que toda la ciudad puede funcionar como ciudades de 15 minutos es muy ambicioso. La idea es ir en esa dirección, desde el planeamiento urbano, pero pensarlo quizás a largo plazo”.

¿Y vos qué pensas? ¿Te gustaría vivir en una ciudad de 15 minutos?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Con la pandemia nos acostumbramos a escuchar muchas palabras técnicas como cuarentena, aislamiento y distanciamiento. Ahora, a partir del desarrollo de varias vacunas, se está hablando más que nunca acerca de otro término: la inmunidad de rebaño.

¿Qué es la inmunidad de rebaño?

Se refiere a la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que se consigue cuando una población se vuelve inmune. 

La inmunidad de rebaño, o colectiva, logra que los individuos infectados sean incapaces de propagar un brote debido a la falta de contacto con personas susceptibles a ser contagiadas.

Y esto se alcanza de dos maneras: como resultado de vacunaciones masivas, o porque muchas personas se contagian de la enfermedad y desarrollan inmunidad personal.

Inmunidad a través de vacunas vs. "contagio controlado"

Al principio de la pandemia, cuando todavía no se habían desarrollado vacunas, algunos países como Reino Unido y Suecia optaron por el llamado “contagio controlado” que propone permitir el aumento de casos positivos para acelerar la generación de anticuerpos en la población y crear una barrera inmunológica.

Sin embargo, la OMS apoya la postura de lograr la inmunidad colectiva a través de la vacunación, para evitar la multiplicación de casos y su potencial impacto en el número de muertes.

“Con una vacuna podemos inmunizar a la población y alcanzar la inmunidad colectiva de una forma segura”, dice la Doctora Soumya Swaminathan, Científica Jefa de la OMS. “Mediante la infección natural, en algún momento también podríamos lograrla, pero ello comportaría un gran costo humano. Así que, naturalmente, la mejor elección es hacerlo mediante una vacuna”.

¿Qué porcentaje de la población debe estar vacunado para lograr la inmunidad de rebaño?

El porcentaje de personas que deben ser inmunes para conseguir la inmunidad colectiva varía según cada población y cada enfermedad. 

Por ejemplo, la inmunidad colectiva contra el sarampión se logró al vacunar a casi el 95% de la población y la poliomielitis a casi el 80%.

En esos casos, aun cuando queda un porcentaje de la población sin vacunar, hay suficiente protección en la población como para prevenir la transmisión entre personas. 

Todavía no se sabe con certeza qué porcentaje de la población mundial debería ser vacunada para lograr la inmunidad colectiva contra el COVID-19. Desde la OMS creen que recién se podría lograrla si entre 60 y 70% de la población tiene inmunidad.

Aunque hay especialistas como el Dr. Anthony Fauci, el experto en enfermedades infecciosas más destacado de Estados Unidos, que creen que son necesarios porcentajes incluso más altos.

¿Cuándo llegaremos a lograr la inmunidad colectiva?

La OMS asegura que el inicio de la vacunación a nivel global ayudará a controlar la mortalidad, aunque advierten que lograr la inmunidad de rebaño va a llevar tiempo y que no creen logar alcanzarla en el 2021.

Hasta lograrlo, recomiendan seguir con las medidas que han demostrado ser eficaces para combatir el virus, como el distanciamiento, el uso de barbijo y el lavado de manos de forma frecuente.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Todos los meses, el INDEC da a conocer el valor de la canasta básica, un dato clave para medir la línea de indigencia y de pobreza en Argentina.

¿Cómo se mide la canasta básica?

Para empezar, hay que diferenciar la Canasta Básica Alimentaria de la Total.

La Alimentaria establece el ingreso que un hogar tipo, compuesto por dos adultos y dos menores, debe tener para satisfacer un conjunto de necesidades alimentarias.

Dentro de esas necesidades están la energética, de cierta cantidad de calorías diarias, y la del equilibrio nutricional para una dieta saludable.

Algunos alimentos de esta canasta son por ejemplo los lácteos, las carnes, huevos, cereales, frutas y verduras.

Se toma su valor como referencia para poder establecer la línea de indigencia, que marca los hogares que no cuentan con ingresos suficientes para cubrir la canasta.

Según el informe de diciembre del INDEC, la Canasta Básica Alimentaria alcanzó los 22.681 pesos en el último mes del 2020, un aumento de casi el 45% con respecto al año anterior. Aunque el aumento viene siendo una tendencia desde hace varios años. 

Por el otro lado, la Canasta Básica Total amplía la canasta básica alimentaria al considerar también bienes y servicios no alimentarios, como vestimenta, transporte, educación, salud y vivienda.

En este caso, el valor de la Canasta Básica Total se usa como referencia para establecer la línea de pobreza.

Esta en diciembre de 2020 llegó a los 54.208 pesos para una familia de 4 miembros, lo que es un aumento de así el 39% del año anterior y una continuación del aumento de años previos.

¿Cómo se compara con la inflación?

Si comparamos el aumento de la canasta con el de la inflación del 2020, podemos ver que la inflación fue casi 10% menor. 

Para entender qué quiere decir esto hablamos con Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina.

"Implica que la inflación tuvo un carácter regresivo. Es decir, que afectó más a los hogares de menos recursos en relación con los hogares de mayores recursos", explica Rajnerman. "El año pasado, como la suba de precios estuvo traccionada por alimentos y bebidas, subió más la canasta básica, tanto la alimentaria como la total, que la inflación. En los hogares de menos recursos, la suba de precios pegó mucho más, el carácter regresivo de la inflación fue muy importante".

¿Cómo se mide la pobreza?

Más allá de que estos datos suelen ser un reflejo de lo que sucede en la sociedad, la metodología para medir la pobreza no es igual en todos los países.

Por ejemplo, en Chile la Canasta Básica Alimentaria estipula 2.000 calorías per cápita, mientras que en Argentina se calcula alrededor de 2.200 calorías.

Por el otro lado, la Unión Europea considera que una persona está en riesgo de ser pobre cuando lo que gana es menor que el 60% de la mediana de ingresos de la población. A esta forma de medir la pobreza se la llama pobreza relativa.

Por último, el Banco Mundial considera en situación de pobreza extrema a quienes viven con menos de 1,90 dólares por día. Y por los efectos de la pandemia, calcula que por primera vez en 20 años la pobreza extrema aumentará.

¿Qué medidas se pueden tomar para que los sectores de menos recursos no pierdan contra los aumentos de la Canasta Básica?

"En el mediano plazo lo que hay que hacer para cuidar a los sectores de menores recursos es cuidar al dólar", dice Rajnerman. "El dólar es el principal factor que explica el precio de los alimentos y de las bebidas. Controlar el tipo de cambio, que no siga subiendo de manera disparada como lo hizo en 2018 y 2019. Y cuidar también los precios de los alimentos de manera acordada con las empresas, no a través de imposiciones que duren más allá de un par de semanas, es la clave para controlar este tipo de precios y hacer la inflación un poco más progresiva".

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Ante el desarrollo en tiempo récord de varias vacunas seguras y efectivas para prevenir el COVID-19, todos los países del mundo están luchando por el acceso a ellas.

Pero esta situación es un claro reflejo de la desigualdad mundial, donde los países más ricos adquieren rápidamente una gran cantidad de vacunas para su población, mientras que los países más pobres no pueden acceder a ellas.

Una de las iniciativas que buscan lidiar con esta desigualdad es el Fondo de Acceso Global para Vacunas, más conocido como COVAX.

¿De dónde surge la iniciativa?

Para la lucha mundial contra el coronavirus, en abril de 2020 se lanzó el acelerador de acceso a herramientas contra el COVID-19, ACT por sus siglas en inglés. 

Fue creado por diferentes gobiernos, organizaciones de la salud, asociaciones de la sociedad civil, empresas y filántropos a nivel mundial.

Consta de 4 pilares de trabajo: el terapéutico, el diagnóstico, el de la conexión de los sistemas de salud y el de las vacunas. A partir de esto, se busca acelerar el desarrollo, la producción de pruebas y el acceso equitativo a tratamientos y vacunas en todo el mundo.

Para las vacunas particularmente, se creó el COVAX. Para este pilar, también hay un trabajo en conjunto con diferentes productores de vacunas y se busca que todos los países que son parte puedan tener un acceso justo y equitativo a las diferentes vacunas.

¿Cómo funciona?

La idea es que a partir de financiación privada y estatal se logre juntar fondos para tener un portfolio de vacunas diversificado y gestionado activamente como para poder inmunizar en su etapa inicial al 20% de las personas más vulnerables en todos los países que formen parte de la iniciativa. 

Los países que contribuyen económicamente al fondo reciben su parte correspondiente de las vacunas y los países más pobres las reciben de forma gratuita.

Argentina es uno de los países que aportan económicamente y recibirá alrededor de 9 millones de vacunas como parte del acuerdo.

Accedé a nuestra guía de preguntas y respuestas sobre las vacunas del COVID-19 en Argentina

¿Qué países participan?

Ya son 190 los países miembros. China se unió en octubre y, después de la asunción de Joe Biden, el gobierno de Estados Unidos aseguró que se va a sumar a la iniciativa. El único país productor de vacunas que aún no es parte es Rusia.

Serán 92 los países que recibirán la vacuna de forma gratuita, por ejemplo Bolivia y Haití en América, Nigeria y Etiopía en África e India y Vietnam en Asia.

¿Cuántas dosis se aseguraron?

A través del acuerdo de diferentes miembros del programa, COVAX ya se aseguró 370 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca de Reino Unido y con opción de hasta 900 millones más, 500 millones de la de Johnson y Johnson de Estados Unidos y 200 millones de la de Sanofi/GSK de Francia y Reino Unido.

Y recientemente también se llegó a un acuerdo con Pfizer para la entrega de 40 millones de vacunas. Esto también permite que países como Canadá, que le compró a Pfizer 5 veces más dosis de las necesarias para su población, puedan donarlas a la iniciativa.

En 2020 el COVAX llegó a recaudar casi 2.200 millones de dólares, aunque serían necesarios unos 4.600 millones más en 2021 para poder cubrir la investigación, el desarrollo, la compra y distribución de más vacunas.

¿Cuándo empieza la distribución?

Desde la OMS esperan poder empezar a distribuir las vacunas en el primer trimestre de este año. Buscan poder administrar 2 mil millones de dosis para fin de año, suficientes como para vacunar a casi 1 de cada 5 personas en el mundo.

Más allá del operativo logístico de cada país, los países más pobres también tendrán ayudas. Por ejemplo, con el apoyo de la Alianza Mundial de Vacunas, UNICEF está adquiriendo 70.000 refrigeradores de cadena de frío para los países de bajos ingresos para ayudar al despliegue de las vacunas.

Desde la OMS hacen un llamado a la cooperación global dejando de lado los intereses económicos para finalmente vencer esta pandemia.

“Recuerden, terminar con esta pandemia es una de las carreras más importantes de la humanidad", dice Tedros Adhanom, Director General de la OMS. "Y nos guste o no, vamos a ganar o perder esta carrera todos juntos.”

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

¿Qué es una criptomoneda?

A diferencia de las divisas físicas, las criptomonedas existen solo como activos monetarios digitales. Una criptomoneda es un activo monetario no regulado y que no está avalado por un Estado, está descentralizado. Tampoco necesita intermediarios, las transacciones son de contacto directo de persona a persona. 

La tecnología con la que están hechas las criptomonedas es conocida como blockchain, que significa literalmente cadena de bloques. Mientras que a las personas que generan los bloques de esa cadena se les llama mineros y están en todo el mundo.

Uno de los mayores miedos en torno a este tipo de desarrollos es la posibilidad de hackeos que hagan que la gente pierda sus inversiones, pero este sistema hace que eso sea muy improbable.

¿Cuál es su uso?

En el último tiempo, empresas de tarjetas de crédito han empezado a reconocer a las criptomonedas y monedas digitales, por lo que la convivencia entre ellas está cada vez más instalada. 

En gran parte, las criptomonedas son utilizadas como una forma de inversión. Aunque grandes empresas de tecnología como Microsoft y Wikipedia ya aceptan pagos con Bitcoin. También ciertos locales de comida ya están permitiendo su uso para pagar.

"En toda la historia monetaria nunca se ha visto un activo con escala global como puede ser este", dice Ignacio Carballo, director del Ecosistema de Programas Fintech & Digital Banking de la Escuela de Negocios de la UCA. "Al menos en términos potenciales, nos encontramos frente a un escenario inédito".

¿Cuál es el origen del Bitcoin?

El Bitcoin fue creado por una entidad bajo el seudónimo Satoshi Nakamoto en 2008, concentra el 70% del mercado de las criptomonedas y es la de mayor valor en el mercado.

A finales de 2017, llegó a cotizar alrededor de 20 mil dólares para luego perder un 45% de su valor en seis días. Pero a principios de enero de 2021, llegó a estar a más de 40 mil dólares.

¿Por qué su cotización está en alza?

"El COVID trajo una inclusión digital sin precedentes en todo el mundo. Esa inclusión digital sin precedentes se vio entrelazada por otros factores", dice Carballo. "Entre estos factores también una puja institucional, geopolítica entre China y los Estados Unidos. Esa puja geopolítica trajo una batalla para ver cuál es la primera economía que lanza una moneda digital desde una banco central. Entonces, todo eso de nuevo vuelve a institucionalizar este fenómeno y trae más adeptos, empuja el precio hacia arriba del Bitcoin".

La pandemia impacta en la inclusión financiera de Ciudad Oculta

¿Cómo se determina su valor?

Las criptomonedas se pueden comprar a través de diferentes plataformas y no hay un mínimo de compra más allá del establecido por los brokers.

El precio del bitcoin se determina por la oferta y la demanda. Hay un número limitado de bitcoins en circulación y los nuevos bitcoins son creados a una velocidad predecible y decreciente. Si la demanda total por bitcoin crece más rápido que la cantidad de bitcoins en circulación, el precio sube.

Pero el bitcoin no es la única moneda que mostró un crecimiento en su precio. Otras criptomonedas como ether y polkadot también lo hicieron.

Más allá del reciente crecimiento de su precio, las fluctuaciones en su valor han sido frecuentes desde su creación.

"Hay gente que nunca compró oro, bonos o acciones y sin embargo compra bitcoins

¿Cuál es su futuro?

"Hay muchas oportunidades, muchas de ellas teóricas y potenciales. Enormes, en términos de eficiencia, de inclusión social y financiera", dice Carballo. "Pero también trae riesgos, riesgos que, de nuevo, recuerden esto, ni yo ni ustedes del otro lado de la pantalla conocemos ni podemos llegar a estimar porque esto no pasó nunca en la historia".

¿Y vos compraste o pensaste en comprar criptomonedas? ¿Qué pensás sobre estas monedas digitales?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Cada año mueren en Argentina alrededor de 44 mil personas por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco, lo que representan alrededor del 13% de las defunciones y lo convierte en uno de los cuatro mayores factores de riesgo en el país.

Y para peor, durante la cuarentena 4 de cada 10 fumadores argentinos aseguraron haber aumentado su consumo de tabaco.

El rol de la publicidad

La publicidad es uno de los factores clave que promueven el mayor consumo de tabaco. La industria tabacalera gasta millones de dólares cada año en el marketing de sus productos.

Por ejemplo, en Estados Unidos se calcula que las tabacaleras gastan 25 millones de dólares por día en publicidad. Y mucha de esa publicidad está orientada hacia niños, niñas y adolescentes.

Mientras tanto, varios estudios han demostrado que la legislación que establece la prohibición completa de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco reduce el consumo en toda la población, más allá del nivel de ingreso y del nivel educativo.

Qué medidas se tomaron en Argentina

En 2011 se sancionó la ley 26.687 para la regulación de la publicidad, promoción y consumo de los productos elaborados con tabaco. 

Algunas de las medidas que dicta la ley son la inclusión de mensajes sanitarios que deben ocupar el 20% de la superficie de cualquier publicidad o promoción y de imágenes que deben ocupar el 50% de la superficie principal de los paquetes 

Sin embargo, esta ley exhibe ciertas limitaciones que las tabacaleras utilizan para aprovecharse de otros recursos marketineros.

"Exhiben paquetes de cigarrillos en los kioscos, difunden sus nuevos productos por mail y diseñan los paquetes de cigarrillos de forma llamativa con diferentes logos y colores", explica Marita Pizarro Codirectora de la Fundación Interamericana del Corazón. "Incluso hacen referencia a contenidos especiales como diferentes sabores dulces, frescos, que naturalizan de alguna manera el producto".

Uruguay, un país modelo

Sin embargo, este no es un problema solo en Argentina. Por eso, alrededor del mundo se están implementando diferentes estrategias que ayudan a reducir el consumo.

Uruguay es uno de los países precursores en cuanto a la regulación de las distintas formas del marketing del tabaco.

"Uruguay desde el año 2005 inició un proceso regulatorio del empaquetado que tuvo su punto máximo en el 2009, cuando implementó la estrategia de presentación única por marca", dice Eduardo Bianco, médico uruguayo miembro de la Sociedad Interamericana de cardiología. "Llevó las advertencias sanitarias gráficas desde el 50% al 80% incluyendo imágenes fuertes sobre el daño causado por el tabaco".

Uruguay estuvo en juicio con la tabacalera Philip Morris por varias de estas implementaciones. Entre algunos de sus argumentos, Philip Morris aseguraba que estas medidas eran arbitrarias porque no estaban fundadas en evidencia y que no les permitían tener ganancias con el uso de sus activos. Finalmente, Uruguay ganó el juicio.

Empaquetado neutro y otras maneras de frenar las estrategias de seducción de las empresas de cigarrillos

Qué es el empaquetado neutro

En marzo de este año se presentó un proyecto de ley en Argentina para modificar la ley 26.687 para que se incluya la implementación de un nuevo tipo de empaquetado y el aumento de las advertencias sanitarias un 75% del paquete.

Al empaquetado que se quiere impulsar se lo conoce como empaquetado neutro y tiene ciertas características particulares.

Para empezar, no tiene logos, colores diferentes o información promocional. Tiene las superficies del paquete de colores estándar, sigue teniendo las advertencias sanitarias gráficas y el nombre de la marca y del producto están en una fuente y color estandarizados.

En la actualidad, el empaquetado neutro es ley en 11 países: Uruguay, Irlanda, Noruega, Australia, Francia, Canadá, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Suecia, Israel y Finlandia.

En Australia un estudio demostró que aunque el consumo de tabaco ya tendía a bajar, a partir de la implementación del nuevo empaquetado, se logró que esa tendencia se acelere.

Sumado al desarrollo de un nuevo paquete, otra de las estrategias que se quiere impulsar en Argentina es la de prohibir la exhibición del producto en sus puntos de venta.

Neuquén, Santa Fe, San Luis, Santa Cruz y La Pampa cuentan con una prohibición completa de publicidad pero no incluyen la prohibición de la exhibición. Mientras que Córdoba y Tierra del Fuego la han prohibido completamente.

Un estudio realizado por la FIC en la Ciudad de Buenos Aires concluyó que permitir la exhibición de productos debilita el impacto de toda normativa vigente en relación al control de la publicidad del tabaco.

¿Y vos qué pensás? ¿Creés que debería haber más regulación en la publicidad y promoción de los productos de tabaco?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

En los últimos días, a casi todos nos llegó a nuestros celulares una notificación que anuncia un cambio en los términos y condiciones de WhatsApp. Seguramente, cuando te apareció este cartel no le prestaste mucha atención a lo que decía y aceptaste para poder seguir usando la aplicación.

¿En qué consisten estos cambios?

Para entenderlo mejor, WhatsApp es propiedad de Facebook, que a su vez tiene muchas otras plataformas como Instagram y Giphy.

A nivel global, WhatsApp tiene más de dos mil millones usuarios. Particularmente, en Latinoamérica tiene muy altos niveles de popularidad.

El nuevo documento de la política de privacidad de WhatsApp dice que la empresa puede recolectar y compartir información de los usuarios con otras empresas de Facebook. Y que esa información es utilizada para varias operaciones. 

¿Qué tipo de información es la que WhatsApp comparte?

Por ejemplo, actividades del usuario como cuánto tiempo usas la app, tus grupos y contactos, tu foto de perfil, tu estado y, si le das tu permiso, tu ubicación.

También recopila información relacionada al dispositivo que uses, la red móvil a la que estás conectado y tu dirección de IP.

¿Facebook lee y usa la información de mis mensajes de Whatsapp?

No. Los términos y condiciones dicen que los mensajes son conservados en los dispositivos de cada uno de los usuarios y que una vez entregados se eliminan de los servidores de su la empresa.

¿Cómo me pueden impactar los cambios?

Para entender mejor el alcance de estas políticas, hablamos con el experto en seguridad informática Sebastián Bortnik, autor del libro "Guía para la Crianza en un Mundo Digital".

"Cuanto más sepan de nosotros, más pueden usar esa información para alterar la información que nos muestran, para decidir qué anuncios nos muestran", dice Bortnik. "En algunos casos lamentablemente situaciones problemáticas como lo que fue el escándalo de Cambridge Analytica, puede ser utilizada con fines políticos". 

¿Y si no estoy de acuerdo con esto?

Los usuarios tienen hasta el 8 de febrero para aceptar estos nuevos términos y condiciones y los que no lo hagan no podrán acceder más a la aplicación.

¿Qué otras opciones existen?

A partir de esta situación, aplicaciones como Telegram están intentando atraer usuarios. También figuras como Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX han destacado el uso de otras aplicaciones como Signal, que se jactan de ser una de las apps que más cuidan nuestra privacidad.

Una gran diferencia es que Signal, por ejemplo, reduce al mínimo la cantidad de datos recolectados, solo archiva el último día en que te conectaste y tu número de teléfono.

"Hay que entender que el problema no es esta política sino que es mucho más grande", dice Bortnik. "Es todo el concepto de privacidad que hay detrás de estas apps y cómo nos comportamos los usuarios. Entonces, ¿estamos peor en términos de privacidad que ayer? Sí, estamos peor, pero no es que de blanco a negro".

¿Y vos qué pensás acerca de cómo las plataformas usan nuestros datos? ¿Cambiarías la aplicación que estás usando?

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

 Ante la pandemia del coronavirus, varios países alrededor del mundo han implementado como medida de contención el toque de queda sanitario. 

¿De qué se trata esta medida?

Es una estrategia propuesta por la Organización Mundial de la Salud para frenar el aumento de contagios que implica la restricción de movilidad de los ciudadanos después de una hora determinada.

Para evitar las grandes aglomeraciones de gente en diferentes lugares, esta medida impone una prohibición para reunirse y salir del domicilio en una determinada franja horaria nocturna. 

En varios de los países donde se aplicó, fueron las fuerzas de seguridad las encargadas de controlar que se cumpla y de aplicar multas en caso de que no sea cumplida.

¿En qué países se aplicó esta medida?

Principalmente en países europeos como Francia y Bélgica, donde hubo un gran rebrote de contagios. Cada país lo aplicó con medidas diferentes en cuanto a los horarios y su reglamentación a nivel nacional.

A nivel regional, Chile aplicó un toque de queda nocturno a nivel nacional que llegó a ser desde las 22 hasta las 5 de la mañana.

¿Es efectivo el toque de queda?

Desde la OMS, aseguran que este tipo de medidas ayudan a que se reduzcan las oportunidades de que las personas se reúnan en espacios cerrados y que ayudan a reducir la transmisión del virus.

Según Maria Van Kerkhove, responsable del área de Enfermedades emergentes y Zoonosis de la OMS, "las medidas establecidas en algunos países de Europa que reducen la oportunidad de que las personas se reúnan en espacios cerrados puede ayudar a reducir la transmisión del virus". 

Sin embargo, otros especialistas creen que esta estrategia también impacta en la economía y que el problema va más allá de las reuniones nocturnas de los jóvenes ya que muchos eventos masivos son diurnos.

"Creo que hay estrategias para la Costa, para la Ciudad de Buenos Aires, para las provincias que pueden ser con reducciones de algunas actividades", dice Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE). "No creo que un toque de queda sanitario no impacte en la economía, sobre todo las que se están reactivando durante el verano”.

En España se aplicó un toque de queda a principios de noviembre que fue obligatorio para todo el país por 2 semanas y que luego cada región podía levantarlo según su situación epidemiológica. Desde esa fecha los contagios se redujeron, pero ante un inminente rebrote están volviendo a considerarlo.

¿En qué provincias argentinas se implementó la medida?

En Argentina, el 4 de enero La Pampa y Chaco fueron dos de las provincias que impusieron el toque de queda sanitario. 

En La Pampa la restricción establece la prohibición de la circulación de personas entre la 1 y las 6:30 de la mañana con excepción de trabajadores esenciales. Se suspenden los encuentros sociales grandes y se determina que todas las actividades finalicen a las 12 de la noche.

En Chaco se prohíbe la circulación desde las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana y se permite la permanencia en espacios públicos hasta las 22. 

¿Es lo mismo toque de queda que estado de sitio?

No. El estado de sitio implica la suspensión de garantías constitucionales que se dicta en circunstancias de extrema gravedad para el orden público, la seguridad común y la paz interior. Es un concepto un concepto equivalente al de estado de guerra. Mientras que el toque de queda es una medida que en circunstancias excepcionales prohíbe la circulación en la calles durante ciertas horas.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

La aprobación del trigo transgénico HB4 viene generando opiniones divididas, desde los que defienden el desarrollo tecnológico hasta la preocupación de productores, consumidores y ambientalistas locales y de la región. Argentina es el primer país del mundo en aprobar este tipo de trigo.

Empecemos por lo primero, ¿qué es un transgénico?

Según la OMS, son organismos modificados genéticamente a partir de la introducción de uno o varios genes de otras especies que no pertenecen a su genoma original para otorgarle ciertas características.

En el caso del trigo transgénico HB4, se aislaron algunos genes del girasol, una especie muy adaptable a la falta de agua. Esos genes se pasaron a una planta experimental y, después de estudiar los resultados, se transformaron plantas de interés agronómico como soja y trigo, con el gen seleccionado. El resultado fue un trigo con una tolerancia mayor a la sequía.

El crecimiento de la población mundial trae consigo dos grandes problemas: la necesidad de producir comida para alimentar a todo el mundo y la falta de tierra para cultivar, según reporta la ONU.

Estados Unidos, Brasil y Argentina son los tres países del mundo que tienen mayor superficie destinada a cultivos modificados genéticamente. Según el Servicio Internacional de Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA), desde la creación de los transgénicos aumentó notablemente la producción mundial de alimentos y con un menor uso de la tierra.

¿Qué dicen algunos productores?

Barbechando es una organización de productores y profesionales vinculados a la actividad agroindustrial que busca incidir en leyes y políticas públicas para el sector.

"El trigo HB4 es muy importante porque se puede aplicar en superficies en donde hoy sería inviable. Esto estabiliza la producción de trigo, generando más previsibilidad y bajando el costo. Por lo tanto, van a bajar los alimentos. Van a haber más alimentos y más baratos", dice Germán Paats, presidente de Barbechando.

Si pensamos en los consumidores, ¿son seguros los cultivos transgénicos?

Según un análisis y recopilación de varios estudios de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos (NAP), desde el punto de vista del consumo directo en ninguno de los países donde están aprobados se han mostrado efectos negativos en humanos.

Raquel Chan es la investigadora del CONICET que fue responsable del descubrimiento del trigo. "Argentina tiene un sistema regulatorio modelo y aceptado a nivel internacional en el cual para cualquier cultivo genéticamente modificado implica demostrar que no existirá daño ambiental, sino beneficios, que que no existirá daño a la salud humana o animal y que no existirá daño a la economía nacional", explica Chan.

Entonces, si los alimentos transgénicos son seguros para las personas que los consumen y nos permiten aumentar la producción, ¿cuál es el problema?

El uso de agroquímicos

Una de las situaciones que más preocupan a diferentes organizaciones es el incremento en el uso de agroquímicos.

La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) es una organización nacional de familias productoras y campesinas que se encuentra en 15 provincias.

"No es el trigo transgénico solo, sino que viene con un paquete tecnológico de herbicidas y de plaguicidas que ha quedado demostrado que son tóxicos y que es veneno para nuestros cuerpos, nuestro territorio y nuestras familias. Se está implementando ese paquete tecnológico con un tipo de glifosato que es peor aún que el glifosato que ya la OMS tuvo que afirmar que es probablemente cancerígeno con todo lo que eso implica", considera Rosalía Pellegrini, de la UTT.

El glifosato es el herbicida más usado alrededor del mundo. El herbicida al cual es resistente el trigo transgénico es el glufosinato de amonio.

El mal uso de los herbicidas puede provocar que a largo plazo muchas especies de malezas logren resistencia, por lo que con el tiempo es necesario usar cada vez más herbicidas, según la Environmental Sciences Europe.

Las fumigaciones con agroquímicos

La periodista especialista en alimentación Soledad Barruti destacó en un artículo para RED/ACCIÓN que una sus mayores preocupaciones es que con este nuevo desarrollo se fumigará la tierra a lo largo de todo el año. Ahora se fumiga en primavera y verano, con el trigo se completaría el ciclo fumigando también en invierno.

Con el tiempo, la exposición al glifosato ha demostrado en algunos casos tener efectos controversiales tanto en la salud de animales como en personas. Por eso, países como Austria y Alemania ya anunciaron su próxima prohibición. 

Sin embargo, desde el CONICET afirman que este nuevo desarrollo podría ayudar a reducir el uso de herbicidas.

"No sembrar solo soja, que es el monocultivo que se siembra en verano, sino alternarlo con trigo en invierno implica una reducción drástica del uso de herbicidas. Porque al tener un cultivo constante en el terreno a sembrar, las malezas no pueden crecer y con mucha menor cantidad de químicos se puede mantener un terreno libre de malezas ya que hay un cultivo creciendo", afirma Raquel Chan, investigadora del CONICET.

Desde el lado de los productores que están en contra, creen que lo que hay que cambiar es el modelo de producción.

"Es aumentar que nuestro territorio esté en función del monocultivo y del agronegocio. Eso implica desmontes y eso implica sobretodo que la tierra deje de estar en función de un proyecto de producción de alimentos sanos para el pueblo. El pueblo nacional o está para la producción de alimentos sanos, la agroecología y otros modos más sustentables para pensar la agricultura. O está para el monocultivo, ya vimos lo que pasó con la soja", opina Rosalía Pellegrini, de la UTT.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

Las tomas ilegales acapararon las noticias en los últimos meses. Pero reflejan un problema que es mucho más grande y estructural: el del déficit habitacional. ¿A qué nos referimos con esto?

Hay dos tipos diferentes de déficit habitacional.

Primero, tenemos el cuantitativo. Es decir, la cantidad de viviendas que hacen falta para que todas las personas tengan un lugar digno donde vivir. Por ejemplo, se considera que hay un déficit de este tipo cuando más de una familia comparten una misma vivienda. Según el INDEC, esta situación alcanza a casi 1 de cada 10 hogares.

Después está el déficit cualitativo. Este tiene que ver con la calidad de la vivienda, de los materiales con los que está construida y otras limitaciones. También incluye las condiciones deficientes de acceso a servicios básicos como agua, cloacas y gas.

En este último punto es donde se refleja de forma más profunda el déficit. Según el censo de 2010, 1 de cada 4 personas no tiene conexiones adecuadas a redes cloacales y agua potable.

Desde 2010, las reiteradas crisis económicas continuaron con el impacto en la situación habitacional. Según una encuesta de 2019 en 31 aglomerados urbanos, más de la mitad de las personas no acceden a alguno de los servicios básicos (EPH 2019)

Las causas para que se dé este tipo de situaciones son varias.

Pero en gran parte se puede atribuir a una falta de coordinación correcta entre el Estado y el mercado.

"El déficit habitacional responde a una lógica de cuando dejamos operar la lógica del mercado por sí sola y la lógica del Estado no está tan presente. En Argentina además tenemos el problema de que el suelo urbano está dolarizado, entonces eso siempre con cada devaluación se encarece más en pesos el suelo", considera Fernando Bercovich, sociólogo y experto en ciudades y urbanismo.

Los problemas económicos también se reflejan en el aumento de la cantidad de inquilinos y en el aumento de los alquileres.

Desde el censo del 2001, el porcentaje de inquilinos está en aumento y hoy en día alrededor del 45% de los ingresos totales de los hogares se usan para pagar el alquiler, según datos de la Encuesta Nacional de Inquilinos.

En respuesta a este problema, en 2012, el gobierno creó el Plan Procrear, un programa que otorga créditos para la construcción de viviendas. Hace unas semanas se relanzó el programa y esta vez se otorgarían 300 mil créditos para mejoras y se construirán 44 mil viviendas nuevas.

Mientras tanto, ¿qué pasa en otros países?

Un ejemplo de modelo que sirvió para este problema en países como Noruega, Suecia y Dinamarca es el Andel.

Este se basa en la cesión voluntaria de tierra, ya sea de un privado o del Estado, por un largo periodo de tiempo para la construcción de una cooperativa de inquilinos. Los inquilinos asumen el costo de la construcción a partir de un aporte inicial y el acceso a un crédito, después solo tienen que pagar un muy bajo alquiler para mantenimiento. Pero quien pagó la construcción nunca es propietario. Cuando desea abandonar la vivienda renuncia al derecho de uso, se le reembolsa su aporte inicial y un nuevo inquilino puede abonar la misma cantidad para participar de la cooperativa (cooperativas Andel)

En la Argentina desde hace mucho tiempo hay organizaciones que luchan para que más gente pueda acceder a una vivienda digna. En particular, las más de 4 millones de personas que viven en barrios populares a lo largo del país. Por ejemplo, impulsando a que se cumpla la ley 27.453 que busca mejorar la integración socio urbana de estos barrios a partir de la regularización de los terrenos y las mejoras de la infraestructura, entre otras cuestiones.

"Creemos que es indispensable que se ponga en marcha la ley 27.453 para la integración socio-urbana de los barrios populares. La vivienda no es solo la casa sino también el entorno que la rodea. La participación de vecinos y vecinas es indispensable para que estos proyectos salgan bien. Creemos que es sumamente necesario que el Estado tome un rol proactivo hacia el acceso al suelo. Que se generen políticas que permitan el acceso al urbano de manera justa, accesible y asequible para todos y todas", opinó Gabriela Arrastua, directora del Centro de Investigación e Innovación Social de Techo.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.